Sella para siempre su alianza con Cristo

El martes 27 de diciembre, en la capilla del centro de formación de Monterrey, se celebró la emisión de los votos definitivos de Andrea Gómez Villarreal, consagrada del Regnum Christi.

La misa fue presidid a por el P. Paul Lara, LC, director territorial de Monterrey y concelebrada por los padres legionarios de Cristo, Walter Bartnicki, Demetrio Navarrete, Jorge Garcia y James McKenna.

Durante la homilía, el P. Paul dijo: “Cristo habla en el Evangelio sobre la gran alegría que hay en el cielo cuando un pecador se arrepiente y se convierte. Imagínense la gran alegría que debe de haber el día de hoy por lo que estamos a punto de ver, la consagración perpetua de Andrea”.

Agregó: “Hoy es un día para maravillarnos, maravillarnos del amor y la grandeza de Dios, del amor y generosidad de Andrea, del amor y generosidad de sus papás y hermanos, del apoyo y testimonio de sus hermanas consagradas.

Andrea recibe un abrazo cariñoso de su mamá.

Todos hemos sido elegidos para ser santos, Andrea no sólo ha sido elegida para ser santa, sino para ser santa consagrada, pues cautivó el corazón de Jesús”.

Más adelante añadió: “Siempre llama la atención oír diferentes maneras como Dios conquista las almas. Es maravilloso ver el amor y la acción de Dios en Andrea quien impresionó su corazón al grado de querer dejar todo para seguirlo.

Recordó también que “hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios. Pero a veces nos desfiguramos un poco y no nos parecemos tanto. Andrea está llamada a ser ese reflejo ante él y los demás. Y qué impresionante pensar en todo lo que Dios hace precisamente para purificarla”.

Finalmente, el P. Paul dijo: “Cuanto nos ama Dios que en el buen sentido no nos deja en paz, se hace presente en nuestras vidas y no deja de tocar la puerta de nuestro corazón, nuestra alma y conciencia para iluminarnos el camino, para ser imágenes más puras de nuestro creador”.

Andrea acompañada de su familia.

Gloria Rodríguez, directora general de las consagradas del Regnum Christi recibió sus votos definitivos y le entregó el anillo, símbolo de su entrega total y perpetua al amor de Cristo y de su Iglesia.

Acompañaron a Andrea en ese día sus papás, Francisco Javier Gómez Ramírez y Diana Villarreal del Bosque, sus hermanos Javier Gómez Villarreal y Marco Antonio Gómez Villarreal, quien acolitó durante la celebración. También estuvieron presentes familiares, amigos y todas las consagradas del territorio de Monterrey.

Andrea Gómez Villarreal, nació el 22 de junio de 1989 en Saltillo, Coahuila. Fue miembro del Movimiento y colaboradora en Aguascalientes. Emitió sus votos temporales  el día 16 de agosto de 2008 e hizo su formación en Monterrey. Actualmente trabaja como instructora de formación en la academia Le Chatelard en Suiza.

Con información de “enmovimiento