En defensa de la vida

8º. Congreso de Pastoral Familiar sobre Bioética en Tijuana

El Arzobispo de Tijuana, Mons. Francisco Moreno Barrón invitó al Mtro. Marco Antonio Gracia Triñaque del Centro Pastoral FIDEI y de la Cátedra de Bioética de la Universidad Anáhuac, a impartir del 21 al 24 de noviembre en el auditorio de la Arquidiócesis de Tijuana, la semana de estudio y actualización de su presbiterio a 200 sacerdotes y a 550 laicos, en el marco del 8° Congreso de Pastoral Familiar sobre el tema de Bioética.

Durante el congreso, Marco Antonio abordó los siguientes temas:

  1. La Bioética, orígenes y alcances.
  2. Modelos y principios en la Bioética.
  3. El inicio de la vida humana, el estatuto humano del embrión.
  4. Las implicaciones del aborto en la actualidad.
  5. Ideología, sexo y vida. Cuestiones bioéticas actuales.
  6. La cara oculta de la ideología de género.
  7. La cuestión homosexual.
  8. Las implicaciones del Lobby Gay.

Dada la relevancia del congreso en la ciudad de Tijuana, diversos medios de comunicación, entre ellos, Iglesia Tijuana (órgano informativo de la Arquidiócesis) y Presencia, entrevistaron al Mtro. Marco Antonio sobre los contenidos del Congreso, quien exhortó a los tijuanenses a una decidida defensa por la vida humana.

Por su cuenta, iglesiatijuana.org publicó la exhortación que Monseñor Francisco Moreno hizo a los más de 500 laicos que estaban participando en el congreso sobre Bioética, para que abrieran su corazón y profundizaran en los diferentes temas que se estaban abordando.

“Quiero pedirles que abran su mente y su corazón. Le pido al Espíritu Santo que los ilumine para que puedan comprender no sólo los conceptos que les van a exponer, sino que puedan comprender con el corazón las implicaciones profundas que tienen estos temas de bioética en su vida personal, en su familia, en la vida de nuestras parroquias, de nuestra Arquidiócesis y de nuestra sociedad”, comentó Mons. Moreno Barrón.

Aclaró que este año se logró juntar la semana de estudio y actualización y el Congreso de la Pastoral Familiar en un solo evento. “Este año hemos querido hacer coincidir estos dos acontecimientos, vincular el estudio y la reflexión sobre la familia con este tema tan importante de Bioética. Me alegra que nos acompañe un experto en esta materia, el Mtro. Marco Antonio. Están en muy buenas manos”, compartió el Arzobispo.

También los invitó a vivir intensamente este congreso y pidió a Nuestro Señor que los ayudara a “encontrar los caminos para compartir la hermosura de la vida, la hermosura de nuestra condición de hijos tuyos amados por ti con toda la gente que nos rodea.”

Mons. Moreno agradeció al Pbro. Antonio Ochoa Maldonado, jefe eclesial de la Pastoral Familiar y al Pbro. Miguel Ángel Sánchez Zapata, encargado de los Movimientos y Asociaciones, por la organización de este congreso, e hizo mención, tanto a los sacerdotes como a los laicos, la importancia de que fuese un laico el que los estuviese formando sobre temas de Bioética.

Fue una jornada intensa en la que se vivió un ambiente de participación constante por parte de los sacerdotes, quienes mostraron mucho interés en los temas de aborto y homosexualidad, mientras que los laicos abordaron temas personales con el conferencista durante los recesos.

A continuación presentamos testimonios de algunos participantes durante el congreso:

“Muy buenas conferencias, de hecho sirvieron para tomar la decisión de formar una comunidad a favor de la vida. Ya hablamos con nuestro párroco y estamos organizando nuestro programa de actividades. Qué importante es asistir a estas conferencias, pero lo más importante es ponerlas en práctica a favor de un cambio para el bien de la familia y de la sociedad. Gracias a Marco Antonio Gracia”. Magui Molina.

“Estoy muy agradecida por los temas que impartió el conferencista, estuvieron muy interesantes y esto me motiva a continuar con mi formación y poder compartir con los demás lo que aprendí”. Karina Lucero.

“Gracias al conferencista por compartir con nosotros sus conocimientos, fue un despertar hacia lo que se está viviendo hoy como sociedad. Dios bendiga su hermosa misión”. Andrea Castillo.

“Una experiencia única y una enseñanza para ponerla en práctica en nuestra familia y en nuestra comunidad”. Delia Vera de Flores.