Encuentro de Delegados con miembros del Regnum Christi

El miércoles dos de mayo, en el auditorio de Rectoría de la Universidad Anáhuac México, campus norte, se llevó a cabo un encuentro de delegados con miembros del Movimiento Regnum Christi.

El objetivo fue exponer los resultados tanto del Capítulo General, como de las asambleas generales extraordinarias de los Laicos Consagrados y Consagradas, así como de la propia Asamblea General Extraordinaria del Regnum Christi que se llevó a cabo en Roma del 9 al 18 de abril.

El panel estuvo conformado por siete ponentes, el P. Ricardo Sada, L.C., Silvia Bermúdez, Bernardo Pérez, Félix Gómez Rueda, Mauricio Arellano, el P. Hernán Jiménez, L.C. y José Antonio Lebrija. Asistieron alrededor de 100 personas entre ellos laicos, sacerdotes, consagradas, laicos consagrados del Regnum Christi y aproximadamente 200 personas que se conectaron vía internet.

La primera intervención estuvo a cargo del P. Ricardo Sada, L.C. donde explicó que, tanto el Capítulo General Extraordinario como la Asamblea General del Regnum Christi, se han dividido en dos sesiones: en la primera se tuvieron consensos importantes como el carisma común entre las ramas que forman el Movimiento. En la segunda sesión que se llevará a cabo en Roma en noviembre de este año, se tendrán que revisar los temas pendientes y tener una conclusión.

Pidió que durante este periodo, previo a la segunda sesión de la Asamblea “seamos un terreno fértil, bien preparado, para que el Espíritu Santo pueda sembrar su semilla y pueda recoger su fruto”. Este terreno debe cuidar la escucha, que significa tratar de entender lo que está aportando el otro, no para convencerlo, sino para ver su aportación; otra actitud muy importante es la caridad.

Finalmente el P. Ricardo comentó que se requiere también mucho estudio, pero sobre todo escuchar, “con actitud de escucha”, lo que le da la seguridad de que Dios Nuestro Señor acabará sacando su fruto.

Dijo que hay dos cosas que le dan paz: la misericordia de Dios y la calidad de la gente. Animó a todos los presentes a tener una actitud de escucha, de caridad, de profundización durante estos meses, para llegar a noviembre mucho mejor preparados como parte de este proceso y confiar en que “estamos en manos de la misericordia de Dios”.

Posteriormente Mauricio Arellano comentó las conclusiones de la Convención Internacional de Laicos, quienes reafirmaron su carisma, mismo que comparten con las demás ramas del Movimiento y con los Legionarios de Cristo. Identificaron puntos centrales de su carisma: son cristocéntricos, viven la caridad, son contemplativos y evangelizadores; profesan su amor a Cristo, a la Virgen María, a la Iglesia y al Papa, a las almas y al Movimiento. Su misión es la de formar líderes cristianos al servicio de la Iglesia para extender el Reino de Cristo.

Sus cinco principales pilares son la vida espiritual, la formación, el apostolado, el acompañamiento personal y la vida de quipo.

Respecto a las resoluciones obtenidas en la Asamblea General Extraordinaria de los laicos consagrados, Félix Gómez Rueda, expuso que buscan constituirse como una sociedad de vida apostólica que desea incorporarse a una Federación en donde estén las tres ramas consagradas, pues ésta, aunque no responde a la realidad del Regnum Christi y es insuficiente por ahora, es el mejor instrumento para articularse como parte del Movimiento.

Una vez revisada su identidad y después de una profunda reflexión, los laicos consagrados votaron a favor de incorporarse a una Federación, proponiendo que las obras estén dentro.

Comunicado Asamblea General Extraordinaria de los Laicos Consagrados

http://www.regnumchristi.org/rcstatutes/es/asamblea-general-extraordinaria-de-los-laicos-consagrados/

Por su cuenta, el P. Hernán Jiménez, L.C. habló sobre las conclusiones del Capítulo General Extraordinario exponiendo antes su experiencia personal sobre la frase «Un solo corazón, una sola alma«, la cual aseguró que no es un slogan, “ese es el don que Dios nos regaló como miembros del Regnum Christi, somos, de hecho, un solo corazón y una sola alma con una misión común”.

Su segunda experiencia tanto en el Capítulo como en la Asamblea fue con la frase «Reaviva el don de Dios que hay en ti«, permitiéndole reavivar la gratitud a Dios por el don de su vocación al Regnum Christi como Legionario de Cristo.

Respecto al Capítulo dijo que hubo un consenso unánime para profundizar primero en lo básico: ¿quién es un Legionario de Cristo?, ¿qué espera Dios de él?, ¿por qué lo suscita en la Iglesia? y ¿qué papel tiene dentro del Movimiento? Concluyeron esta parte con tres puntos: el mejor servicio que puede ofrecer la Legión a los miembros y a la sociedad es que la Legión sea lo que tiene que ser según el plan de Dios; siendo lo que tiene que ser, la Legión solo se comprende así misma como parte de un Movimiento de apostolado y finalmente los legionarios sienten una responsabilidad particular de santidad y servicio en relación al Movimiento.

Resultados Capítulo General:

http://www.regnumchristi.org/rcstatutes/es/capitulo-general-lc/

Respecto a los resultados obtenidos en la Asamblea General Extraordinaria de las Consagradas, Silvia Bermúdez manifestó que las tres ramas están abiertas al diálogo, que ambas tienen un don del Espíritu Santo y que no existe nada a lo que se aferren.

Ante la sugerencia de constituirse como una sociedad apostólica organizada en torno a una misión común, que es la misma del Regnum Christi, concluyeron que la Federación con una misión común es la opción por la que ellas votaron. Aseguró que quieren seguir siendo consagradas del Regnum Christi, donde todos comparten el mismo carisma y lo custodian.

Resultados Asamblea General extraordinaria Consagradas http://www.regnumchristi.org/rcstatutes/es/asamblea-consagradas-rc/

La siguiente exposición estuvo a cargo de José Antonio Lebrija, quien describió el papel del Laico del Regnum Christi en el Movimiento. Comentó que el proceso que se ha estado viviendo es un regalo de Dios y aseguró que durante la Asamblea General Extraordinaria hubo unidad, apertura y cariño entre las ramas, así como una profunda comunión y participación.

Dijo que como laicos se ha aprendido a dialogar, así como también se les ha involucrado en todo el Movimiento, puesto que para ellos, el Regnum Christi es una familia y de ellos depende hacerlo presente en todos los hombres.

La última participación fue de Bernardo Pérez, laico consagrado del Regnum Christi. Habló sobre el documento de la reconciliación, fruto de la Asamblea General Extraordinaria. Al respecto comentó haber sentido la presencia y acción de Dios para impulsar la comunión y reconciliación entre todos.

Invitó a los presentes a examinar las actitudes que no fomentan la reconciliación y la comunión y a practicar la caridad. Hacer palpable en el día a día el lema de: “Un solo corazón, una sola alma”.

Pidió impulsar la comunión y la escucha para lograr una mayor capacidad de discernimiento entre las cuatro ramas y que con ello se realice el plan de Dios.

El encuentro concluyó con una sesión de preguntas y respuestas, en donde se resaltó el papel que los laicos no consagrados deben jugar en este proceso. Al respecto el P. Ricardo Sada, L.C. respondió que se espera un esfuerzo de la santidad personal, ser un apóstol entusiasta en la salvación de las almas, la conciencia de un compromiso serio, ilusión, caridad, una vida santa y mayor empuje en el Movimiento.

 

 

Encuentro De Delegados Con Miembros Del Regnum Christi

Flickr Album Gallery Powered By: Weblizar