Mons. Franco Coppola preside misa de envío Megamisión 2017

Mons. Franco Coppola, Nuncio Apostólico en México, presidió la Misa de envío de las Megamisiones 2017 en la Basílica de Guadalupe

Reiterando el compromiso adquirido hace 24 años ante San Juan Pablo II, cerca de 20 mil jóvenes y familias comenzaron la Megamisión con diferentes actividades y visitas a comunidades alejadas y de escasos recursos a lo largo de todo el país, dando testimonio de esperanza y fe durante Semana Santa.

Este sábado 08 de abril se realizó a las 11:00 am la misa de envío de la Megamisión 2017 de Juventud y Familia Misionera en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, presidiendo la celebración Mons. Franco Coppola, Nuncio Apostólico en México, misa que fue concelebrada por más de 60 sacerdotes.

En Monterrey se congregaron alrededor de 1200 misioneros y la misa fue presidida por el P. Paul Lara, L.C., director territorial de Monterrey. Por su parte, en Guadalajara asistieron 2700 misioneros y la celebración eucarística fue oficiada por el P. Jesús García Zamora, Vicario Episcopal.

Durante la homilía en la Basílica de Guadalupe, el Nuncio Apostólico manifestó su alegría de poder acompañar a los misioneros en la misa de envío: “Son el ejemplo de la Iglesia, que como lo dice el Papa Francisco, viven con el sueño de una Iglesia misionera… nuestra Iglesia debe ser cada vez más misionera. Esto significa poner en práctica la palabra de Dios que escuchamos en el Evangelio”.

Mons. Franco Coppola preside misa de envío Megamisión 2017Pidió a los misioneros llevar el cariño de Cristo a las personas que visitarán en las 1,600 comunidades, pues de esta forma escucharán a Dios a través de ellos: “Esta es la Iglesia que el Papa pide y que Cristo espera;  una Iglesia misionera”.

Finalmente oró diciendo: “Concede a estos misioneros tuyos que hoy se consagran, la gracia de ser apóstoles incansables al servicio de tu Reino, robustece su esperanza para que sepan contagiar la alegría a las comunidades a donde van”.

Posteriormente, Mons. Coppola y el P. Ricardo Sada, L.C. director territorial de México y Centroamérica, bendijeron e impusieron los crucifijos a un grupo de jóvenes y familias que representan a los más de 20 mil misioneros distribuidos por todo el país.

Al final de la misa el Nuncio Apostólico se dirigió a los misioneros: “Lleven el cariño del Señor, que es la cosa más especial y más importante que ustedes han experimentado en su vida. Hagan sentir queridos y queridas a las personas que visitarán. Lleven la mirada maternal de la Virgen de Guadalupe, que los mira como la madre que es de todos”.

Al concluir la Celebración Eucarística, se vivió un ambiente de enorme entusiasmo para iniciar con una fe viva el amor por Cristo en estas misiones de Semana Santa.

Este año el lema de las misiones es: “Haz del amor tu misión”, es una invitación a que la gente viva en un clima de reconciliación, respeto y caridad en los ambientes en los que cada persona se desarrolla.

Misa de envío en la Basílica de Guadalupe, presidida por Mons. Franco Coppola, Nuncio en México

Con información de regnumchristi.mx