SOLEMNIDAD
SAGRADO
CORAZÓN

Una reconciliación con el Corazón de Jesús, contigo y con los demás a través de los sentidos

Día 1 | Desde los oídos al corazón (Mc 7, 31-37; Lc 11, 28; Mt 7, 24-27; Mt 17, 5; Ap 3, 20 )

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Ayúdanos a reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ que nos amemos unos a otros como tú nos has amado.

V/ Por el miedo a escuchar a mis hermanos en su camino de Emaús, esto es, en sus dudas, necesidades y dificultades frente a la cruz. R/ Perdónanos Señor.

V/ Por no prestar oído a la Verdad que sale a mi encuentro cada día y me habla al corazón.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por mi sordera ante el Espíritu de Dios que me quiere renovar, encerrándome y aislándome de ti y de tu Espíritu de Amor.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por mi falta de escucha atenta, por la indiferencia ante las heridas de mis hermanos, por la impaciencia ante sus límites.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por no descubrir tu voz cuando a mis hermanos les arde el corazón y quieren compartir experiencias que no conozco, que no entiendo o que no tengo tiempo de escuchar. R/ Perdónanos Señor.

V/ Oremos: Sagrado Corazón de Jesús, tú nos amas profundamente y conoces hasta el último rincón de nuestro interior: transforma nuestro corazón para tener tus mismos sentimientos, tu mismo modo de escuchar, de saborear, de ver, de hablar, de tocar, de caminar, de pensar y de recordar. Purifícanos por dentro en las llamas vivas de tu Amor para así poder reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.
R/ Amén.

Día 2 | Desde la lengua al corazón (Mt 9, 31-33)

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Ayúdanos a reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ que nos amemos unos a otros como tú nos has amado.

V/ Por no saber gustar las luces de Dios dejando que pasen a mi corazón.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por no reservar a mi corazón el tiempo y el espacio necesarios para gustar de la presencia de Dios en mi vida, permitiendo al activismo vaciarme y agotarme.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por las veces que no he logrado saborear la presencia del Señor en mi hermano, disfrutando de su originalidad y de sus dones.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por rechazar los sabores amargos de mis hermanos que sufren, que se enojan, que se quejan, sin darme cuenta de que necesitan de mi cariño y de mi dulzura.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Oremos: Sagrado Corazón de Jesús, tú nos amas profundamente y conoces hasta el último rincón de nuestro interior: transforma nuestro corazón para tener tus mismos sentimientos, tu mismo modo de escuchar, de saborear, de ver, de hablar, de tocar, de caminar, de pensar y de recordar. Purifícanos por dentro en las llamas vivas de tu Amor para así poder reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.
R/ Amén.

Día 3 | Desde los ojos al corazón (Mt 6, 21-23; Mt 5, 29; Mt 7, 3-5)

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Ayúdanos a reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ que nos amemos unos a otros como tú nos has amado.

V/ Por no saber mirar con asombro a mi hermano para descubrir el don de tu imagen y semejanza presente en él.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por mirarme demasiado a mí mismo, mi dolor y mis problemas, sin darme cuenta de la necesidad que mis hermanos tienen de mí.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por ver con mejores ojos a aquellos que destacan por sus cualidades humanas sin mirar desde tu Corazón a los que descarto porque pienso que ‘no me sirven’, y porque no veo el don infinito e irrepetible que son.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por no ver en la caída de mi hermano una oportunidad para orar por él, salir a su encuentro y ayudarlo como el buen samaritano. R/ Perdónanos Señor.

V/ Por mi ceguera de corazón que ve la riqueza de los demás como una amenaza.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Oremos: Sagrado Corazón de Jesús, tú nos amas profundamente y conoces hasta el último rincón de nuestro interior: transforma nuestro corazón para tener tus mismos sentimientos, tu mismo modo de escuchar, de saborear, de ver, de hablar, de tocar, de caminar, de pensar y de recordar. Purifícanos por dentro en las llamas vivas de tu Amor para así poder reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.
R/ Amén.

Día 4 | Desde los labios al corazón (Mc 7,6; Mt 21, 15-16; Lc 4, 22)

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Ayúdanos a reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ que nos amemos unos a otros como tú nos has amado.

V/ Por las veces que mis labios no han servido para alabar a Dios y cantar su misericordia en mi vida.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por no expresar el aprecio, la gratitud y el amor que tengo a mis hermanos.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por cada palabra que ha salido de mi boca y, consciente o inconscientemente, ha herido, calumniado, decepcionado o escandalizado.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por las veces que he usado mis palabras para herir los sentimientos de los otros, ahondando sus heridas o abusando emocionalmente de ellos, consciente o inconscientemente.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Oremos: Sagrado Corazón de Jesús, tú nos amas profundamente y conoces hasta el último rincón de nuestro interior: transforma nuestro corazón para tener tus mismos sentimientos, tu mismo modo de escuchar, de saborear, de ver, de hablar, de tocar, de caminar, de pensar y de recordar. Purifícanos por dentro en las llamas vivas de tu Amor para así poder reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.
R/ Amén.

Día 5 | Desde las manos al corazón (Mc 12, 3; Mt 4, 31; Lc 4, 40; Mt 9, 25)

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Ayúdanos a reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ que nos amemos unos a otros como tú nos has amado.

V/ Por las veces que no he dejado que la mano de Dios me tocara el corazón.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por las veces que no he extendido mis manos a mis hermanos en necesidad, dejando que la indiferencia, la pereza o la frialdad de corazón me encierren en mí mismo.
R/ Perdónanos Señor.
V/ Por las veces en que, a lo largo de nuestra historia, algunos miembros han abusado de otros. R/ Perdónanos Señor.

V/ Por las veces en que te hemos ofendido con la impureza.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por no aplaudir las victorias y éxitos de los demás, dejando a mis hermanos sin el consuelo y el sostén de mi aprecio. R/ Perdónanos Señor.

V/ Oremos: Sagrado Corazón de Jesús, tú nos amas profundamente y conoces hasta el último rincón de nuestro interior: transforma nuestro corazón para tener tus mismos sentimientos, tu mismo modo de escuchar, de saborear, de ver, de hablar, de tocar, de caminar, de pensar y de recordar. Purifícanos por dentro en las llamas vivas de tu Amor para así poder reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.
R/ Amén.

Día 6 | Desde los pies al corazón (Jn 13, 14; Rm 10, 15)

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Ayúdanos a reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ que nos amemos unos a otros como tú nos has amado.

V/ Por mis resistencias a besar tus pies crucificados y arrepentirme sinceramente de mis pecados.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por las veces que no he abrazado la fatiga de caminar para salir al encuentro de mis hermanos por preferir un camino más corto y sencillo.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por no haber sido capaz de lavar tus pies en los pies de las personas con las que vivo y trabajo y con quienes me fatigo todos los días. R/ Perdónanos Señor.

V/ Por juzgar el polvo en los pies de mis hermanos que han caminado por los senderos duros y se han desgastado por ti.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por no correr a servir las necesidades espirituales y materiales de mis hermanos, en este mundo agonizante y necesitado.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Oremos: Sagrado Corazón de Jesús, tú nos amas profundamente y conoces hasta el último rincón de nuestro interior: transforma nuestro corazón para tener tus mismos sentimientos, tu mismo modo de escuchar, de saborear, de ver, de hablar, de tocar, de caminar, de pensar y de recordar. Purifícanos por dentro en las llamas vivas de tu Amor para así poder reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.
R/ Amén.

Día 7 | Desde la mente al corazón (Mt 22, 37; Mt 23, 12-13; Rm 12, 3)

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Ayúdanos a reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ que nos amemos unos a otros como tú nos has amado.

V/ Por dejarme engañar poniendo mi valor en lo que sé, en mis logros intelectuales, en vez de en lo que soy delante de ti.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por las mentiras que me han hecho caer en el engaño de pensar que es posible amar sin vivir en la verdad.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por las veces que he usado mis estudios, conocimientos y argumentos para aparentar y llenarme de mí mismo, dejándote al otro lado de la puerta de mi corazón.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por las veces en que, en vez de dejarme iluminar por el esplendor de la verdad, me he encerrado en el mundo ficticio de mis ideas, separado de la realidad.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por usar la verdad como un arma para atacar a mi hermano, en lugar de iluminar con la verdad en la caridad.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Oremos: Sagrado Corazón de Jesús, tú nos amas profundamente y conoces hasta el último rincón de nuestro interior: transforma nuestro corazón para tener tus mismos sentimientos, tu mismo modo de escuchar, de saborear, de ver, de hablar, de tocar, de caminar, de pensar y de recordar. Purifícanos por dentro en las llamas vivas de tu Amor para así poder reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.
R/ Amén.

Día 8 | Desde la memoria al corazón (Lc 2, 19; Lc 22, 19)

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Ayúdanos a reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ que nos amemos unos a otros como tú nos has amado.

V/ Por distraerme con la superficialidad de la vida en vez de dar vueltas en el corazón como María, las luces profundas y eternas de tu acción en mi vida.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por dejar que el desierto en mi vida me haga idealizar el pasado, amargando mi presente en una queja constante.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por guardar resentimientos hacia mi hermano por las ofensas del pasado.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por no celebrar y agradecerte de corazón todo el bien que he recibido de ti por medio de mis hermanos.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por quejarme cuando mis hermanos me hacen ver mis errores y debilidades, en lugar de escuchar tu voz que me llama a una conversión cada vez mayor en la humildad.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Oremos: Sagrado Corazón de Jesús, tú nos amas profundamente y conoces hasta el último rincón de nuestro interior: transforma nuestro corazón para tener tus mismos sentimientos, tu mismo modo de escuchar, de saborear, de ver, de hablar, de tocar, de caminar, de pensar y de recordar. Purifícanos por dentro en las llamas vivas de tu Amor para así poder reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.
R/ Amén.

Día 9 | Desde mi corazón a su Corazón ((Mt 6, 21; Jn 19, 34; Lc 8, 15; Mt 22, 37; 1 Pedro 3, 3-4) )

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ Ayúdanos a reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.

V/ Sagrado Corazón de Jesús,
R/ que nos amemos unos a otros como tú nos has amado.

V/ Por las veces que he abusado de mi autoridad.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por las veces que he abusado de mi posición como guía espiritual para buscar compensaciones, para controlar a los demás, o para que hagan lo que yo quiero.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por las desviaciones de mi corazón que son mi desconfianza, mi sospecha, mi falta de aceptación plena de unos y otros.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Por las expectativas injustas que cargo sobre los hombros de mis hermanos, haciéndoles cargar el yugo pesado de mis exigencias.
R/ Perdónanos Señor.

V/ Oremos: Sagrado Corazón de Jesús, tú nos amas profundamente y conoces hasta el último rincón de nuestro interior: transforma nuestro corazón para tener tus mismos sentimientos, tu mismo modo de escuchar, de saborear, de ver, de hablar, de tocar, de caminar, de pensar y de recordar. Purifícanos por dentro en las llamas vivas de tu Amor para así poder reconciliarnos con nosotros mismos y con los demás.
R/ Amén.

Sugerencias e iniciativas sobre la reconciliación: asmith@legionaries.org

Novena completa
Imágenes para compartir
Imágenes para compartir 2