“Ofrecen un gran bien a todo el Movimiento”

Entrevista al P. Sylvester Heereman, L.C. que participará como invitado especial en la asamblea general de los laicos consagrados del Regnum Christi en  diciembre.

  1. Háblenos un poco de usted. ¿De dónde es? ¿Hace cuánto tiempo se incorporó al Regnum Christi? ¿A qué se dedica actualmente?

Soy alemán y entré a la Legión de Cristo en 1994. Actualmente soy consejero general de la legión y miembro del comité directivo general del Regnum Christi.

  1. ¿Cuándo conoció a los laicos consagrados?

El primer consagrado que conocí fue Héctor Bracho, en una peregrinación a Roma en 1993. Héctor acompañaba el grupo en algunas de las visitas.

  1. ¿Cuál fue su primera impresión al conocerlos?

Héctor como persona me intrigó: alegre, entusiasta, abierto, consagrado a Cristo. Para mí era algo totalmente desconocido: un laico consagrado… como entonces tampoco conocía el Regnum Christi era todavía más curioso. Me intrigó y me pareció una vocación muy exigente.

  1. ¿Qué piensa que aportan los laicos consagrados al Regnum Christi?

Para mí los laicos consagrados aportan en primer lugar un fuerte sentido de riqueza y profundidad de la vocación laical y secular. Creo que con ello ofrecen un gran bien a todo el Movimiento. Luego, evidentemente, está la profesionalidad con la que ejercen sus funciones en la misión y que siempre me ha impresionado mucho. Finalmente está la hermandad – en modo particular hacen presente a Cristo hermano.

  1. ¿Ha trabajado con algún laico consagrado? ¿Cuál ha sido su experiencia?

Me ha tocado trabajar con varios laicos consagrados, tanto cuando era director territorial, como desde que estoy en Roma en el gobierno general. Me ha encantado el sentido de profesionalidad y la capacidad de ser concretos y realistas.

  1. ¿Ha notado algún cambio en los laicos consagrados en los últimos años? ¿En qué aspectos cree que se han renovado?

La renovación es un don que viene de lo alto y no se puede medir. Me parece que han profundizado en el sentido de su identidad y misión laical.

  1. ¿Cuáles son las tres cosas que más valora de los laicos consagrados?

Los ya dichos: profundo sentido de la vocación laical y secular; hermandad; profesionalidad en la misión.

  1. ¿Si tuviera que explicarle a una persona que no es del Regnum Christi lo que es un laico consagrado, qué le diría?

Que son miembros laicos de mi familia espiritual que viven los consejos evangélicos para consagrarse enteramente al Señor y a la misión de llevar el Reino de Cristo a los corazones y a la sociedad.

  1. ¿Cuál cree que es el principal reto que afrontan los laicos consagrados en estos momentos?

Renovar incansablemente la búsqueda de Cristo a quien se han consagrado. Vivir con esperanza, confianza y paciencia el proceso de renovación y reestructuración del Movimiento. Asumir con realismo y arrojo la promoción de su vocación.

  1. ¿Cómo ve el futuro de los laicos consagrados? ¿Si estuviéramos en el 2027, qué diría de ellos?

Espero poder decir que son una rama viva y fuerte del Regnum Christi, plenamente insertada en la misión común.

  1. ¿Cómo cree que se va a vivir la asamblea general extraordinaria de los laicos consagrados de diciembre?

Con pasión, apertura y caridad.

  1. ¿Qué le recomendaría a los laicos consagrados que participarán en la asamblea general?

Que sean muy sinceros consigo mismos para poder distinguir los espíritus que se mueven en su corazón. Que busquen pensar y sentir desde la vida nueva y hacia el Reino.