“Seguir contagiando la luz de Cristo”

Más de 20 mil jóvenes y familias misioneras recorrieron los 32 estados de México llevando un mensaje de esperanza y paz.

  • Se clausuró la Megamisión 2017 con una magna misa de Resurrección en la Universidad Anáhuac México campus norte.

Fueron más de 1,600 comunidades atendidas por los más de 20 mil misioneros en todo México. Del sábado 8 al sábado 16 de abril Juventud y Familia Misionera visitó comunidades rurales, zonas urbanas, reclusorios y hospitales para ser misioneros de la misericordia y la paz como lo pidió el Papa Francisco.

Este año, llevaban una encomienda muy especial de Mons. Franco Coppola, nuncio apostólico en México quien presidió la misa de envío en la Basílica de Guadalupe; pidió a los misioneros: “Lleven todo el amor y la alegría de Cristo a las personas que visitarán…son el ejemplo de la Iglesia misionera”.

Durante la Semana Santa se visitaron a personas enfermas, marginadas, con necesidad de ser escuchadas y de recibir un mensaje de esperanza. La Megamisión 2017 concluyó con una magna misa en la Universidad Anáhuac México, campus norte. Miles de jóvenes y familias llenaron la explanada de la Universidad en un ambiente de enorme entusiasmo por celebrar la Resurrección de Cristo y el haber vivido tan de cerca en las comunidades visitadas, la misericordia y presencia de Dios.

El P. Eduardo Robles-Gil, L.C., director general del Regnum Christi y superior general de la Legión de Cristo, presidió esta ceremonia en compañía de más de 130 sacerdotes legionarios, consagradas y laicos consagrados del Regnum Christi.

La homilía fue pronunciada por el P. Hernán Jiménez, L.C. quien compartió con todos los asistentes que este día el P. Eduardo Robles-Gil, L.C. y el P. Ricardo Sada, L.C director territorial de México, cumplen 45 años de haberse incorporado al Regnum Christi. Agradeció a los misioneros su alegría, pues es en esa alegría en donde está la presencia de Cristo que anima a los más necesitados y alimenta su fe. “Vayan por todo el mundo y prediquen el evangelio, como lo ha pedido Cristo, y no naveguen en  el río de la comodidad, la mediocridad y de todo aquello que los aleje del Cielo.” Fue la invitación que hizo el P. Hernán rumbo a los 25 años de Juventud y Familia Misionera que se celebrarán en el 2018.

En la misa se presentaron cinco jóvenes que han decidido tener una experiencia de discernimiento vocacional. También un grupo de jóvenes, luego de estas misiones, decidieron dar un año de su vida como colaboradores a tiempo completo al servicio de Dios y de la Iglesia.

Las experiencias que se viven en familia y de forma personal, influyen de manera muy positiva en los misioneros y jóvenes que desean ayudar; Bernardo Rangel nos comparte su testimonio: “Como Laico Consagrado del Regnum Christi, las Megamisiones son para mí una oportunidad de vivir y predicar el mensaje de Jesús en comunidades rurales. Este año tuve la oportunidad de ir a misiones con jóvenes universitarios a Hidalgo y de ir a las brigadas misioneras de ASUA (Acción Social de la Universidad Anáhuac) en Oaxaca. Éstas últimas consisten en la realización de un proyecto social con jóvenes que no se sienten todavía preparados para ir a misiones tradicionales. De esta manera, incorporamos la oportunidad de vivir los días Santos en un ambiente de acción social, con un componente misionero evangelizador y con otro componente espiritual en jóvenes que quizá, no habían tenido la oportunidad de vivir la semana santa en un clima de recogimiento, fervor y evangelización”.

A la misa asistieron también misioneros de Venezuela, Indonesia y Colombia, seminaristas de la legión de Cristo y miles de familiares que vienen a recoger a sus hijos misioneros de la Red de Colegios Semper Altius y de otros colegios y universidades de todo el país.

Al final de la celebración el P. Eduardo Robles-Gil agradeció las oraciones de todos los presentes por sus 45 años de incorporación al Regnum Christi. Retomó las palabras del Papa Francisco para que como misioneros, se comprometan con las causas que transforman la sociedad en una comunidad más justa y cristiana. Les dijo que  están muy presentes en las oraciones de todos los sacerdotes, consagradas y laicos consagrados. Les pidió tener una vida muy cercana a Dios, recordando las promesas del bautismo, invitando a otras personas a estar cerca de Dios.

En el Noviciado de Monterrey, el P. Paul Lara, L.C. director territorial de Monterrey, celebró la misa del domingo de Pascua en compañía de los novicios, humanistas y apostólicos de Monterrey.  Participaron en la celebración algunas familias y jóvenes del Regnum Christi.

En Guadalajara el P. Óscar Pérez, L.C., celebró la misa de cierre de la Megamisión, pidiendo a los jóvenes que se entreguen a Cristo, que le den la respuesta generosa que cambia para bien sus vidas y las de las personas que los rodean.

Juventud y Familia Misionera nació en respuesta a la Nueva Evangelización del Papa Juan Pablo II. El próximo año, celebrarán 25 años de misionar por todo el mundo llevando esperanza a los más necesitados.

Estas misiones se realizan en 20 países, uniéndose al trabajo de las diócesis y movimientos católicos que dedican su tiempo de descanso para visitar enfermos, marginados y personas que dan y reciben lo mejor de sí mismas, esperanza y misericordia. Las familias misioneras de todo el mundo darán seguimiento a sus comunidades y seguirán colaborando en sus parroquias y diócesis.

Fotografías y testimonios: www.demisiones.com

Megamisiones 2017

Flickr Album Gallery Powered By: Weblizar