Un regalo inesperado

El Colegio Highlands San Salvador recibe detalle del Papa Francisco

Un detalle lleno de cariño del Papa Francisco fue entregado el pasado viernes 4 de marzo a la comunidad educativa del Colegio Highlands San Salvador por parte del Nuncio Apostólico, Mons. León Kalenga.

Antes de dar inicio a la celebración eucarística, el Nuncio dio a conocer que regresaba a la Institución para cumplir una promesa que hizo al Papa en su última visita a Roma:

“El año pasado, le mostré al Santo Padre el sobre con las cartas que ustedes le enviaron y pasé 10 minutos leyendo con él. Él, muy tocado en el corazón, puso su firma ‘Francisco’ sobre la foto del Colegio en donde ustedes, los maestros y los padres le decían: ‘querido Papa Francisco, te estamos esperando’.

Una de las cartas decía: ‘Mr. Papa: si el Nuncio regresa a El Salvador sin la respuesta de que usted nos visite, ¡que se quede en Roma!’”, comentó, provocando la risa de los niños. “Entonces, me dijo: ‘va a regresar, ¿verdad?, ¿o era un plan para quedarse en Roma?’. Le dije que debía regresar pero que no tenía la respuesta.

La visita del Santo Padre va a ser otro regalito que tenemos que trabajar con oración. Por lo pronto sabemos que en 2018 va a venir a Panamá. Por ahora, vamos a entregar la firma del Papa al director. Él va a hacer copias para cada uno de ustedes y una grande”.

Durante la homilía, el Nuncio habló de la necesidad que tiene el mundo del testimonio de los cristianos como de los alumnos que se forman en el Highlands. “La paz visita hoy esta escuela, que es el centro de los valores católicos. (…) Que todo el esfuerzo que hace el Colegio para que ustedes puedan crecer en santidad, con las virtudes y valores, sirva para formar así a los responsables de la sociedad del mañana y que el futuro del país exige. Deseo que sean cobijados en el corazón de la ciudad, en una escuela como ésta, católica y papal, donde nuestros niños y niñas puedan aprender los valores eternos”.

Luego se refirió a la Cuaresma, particularmente a hacer sacrificios como -no tomar Coca Cola-, también a considerar la importancia de hablar varios idiomas y de usar la creatividad para obtener fondos (por pura generosidad) y apoyar a escuelas de niños de escasos recursos.

Al finalizar la santa misa, el Nuncio convivió con sacerdotes legionarios que estaban presentes, incluido el director territorial de México y Centroamérica, el P. Ricardo Sada, L.C., quien estaba de visita en el país, posteriormente con los alumnos de Preescolar, que le cantaron una canción de San Francisco de Asís.

La ceremonia concluyó tras escuchar un par de canciones en inglés compuestas por los alumnos de bachillerato que contenían valores cristianos y una representación del Cónclave a cargo de los alumnos de 5° grado, a quienes invitó en su papel de “colegio cardenalicio” a atestiguar la entrega del autógrafo papal.

Por último, Mons. Kalenga dirigió un mensaje a todos los presentes, donde dijo: “El Highlands, como colegio católico, debe ser siempre el mejor”, y entregó al director del Colegio el sobre de las cartas enviadas a Roma con el autógrafo del Papa Francisco.