Visita de Mons. Paglia y Mons. Sequeri al Instituto Juan Pablo II en México

Es motivo de gran alegría para la sección mexicana del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II para las Ciencias del Matrimonio y de la Familia,  haber recibido la visita de autoridades provenientes del Instituto de la sede central en Roma, Mons. Vincenzo Paglia, Gran Canciller y presidente del Pontificio Consejo para la Vida y Mons. Pierangelo Sequeri, presidente del Instituto en la ciudad de Roma.

La visita se realizó los días 14 y 15 de marzo del presente año, se encuadra en los festejos del 25 aniversario del Instituto en México y fue acompañada de dos conferencias tituladas: “El esplendor de la vida, el matrimonio y la familia” y “Los desafíos pastorales para la familia y la sociedad” en las instalaciones del Instituto plantel México, ubicado en la Universidad Anáhuac México campus norte.

Otra actividad de suma importancia fue el encuentro con profesores y egresados, quienes compartieron con Mons. Paglia y Mons. Sequeri su labor en las distintas áreas de especialidad como Filosofía, Pedagogía, Psicología, Bioética y Teología, además de áreas específicas como Políticas públicas, medios de comunicación, entre otras.

Mons. Pierangelo Sequeri, presidente del Instituto Juan Pablo II, acompañó a Mons. Paglia al encuentro con egresados y comentó: “Será nuestra tarea, desde la Universidad Lateranense, seguir, guiar y motivar las realidades de las secciones al anunciar el Evangelio de la Familia y preparar a hombres y mujeres de fe auténtica, motivados y profesionalmente competentes para responder al desafío pastoral de una Iglesia auténticamente abierta a las familias y a sus problemas, como hoy lo está el Papa Francisco y todo el Magisterio.

Estos son viajes teológicos, pastorales y académicos en continuidad con los 26 años de vida del Instituto en México, fundado en 1992, y que orientan hacia los desafíos de un mundo en el que hombres y mujeres quieren vivir olvidando o dejando en segundo plano la referencia a Dios y a veces a la sociedad”.

Después de su visita al Instituto Juan Pablo II, en la Universidad Anáhuac México campus norte, Mons. Paglia y Mons. Sequeri celebraron misa dominical el 18 de marzo en la Basílica de Guadalupe.

Construir una cultura de familia, es la misión y el anhelo que se sigue desde hace 26 años y se persigue en la Sección Mexicana del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II para las Ciencias del Matrimonio y de la Familia.

 

Congreso Teológico Pastoral

En el 50 aniversario de la promulgación de la Encíclica Humanae Vitae de Pablo VI, el Instituto Juan Pablo II, en colaboración con la Universidad Pontificia de México, la Conferencia del Episcopado Mexicano, la Pontificia Academia para la Vida, la Arquidiócesis de Guadalajara y de Monterrey así como la Universidad de Monterrey, realizaron el Congreso teológico-pastoral, Para que tengan vida. (Cf. Jn. 10, 10.) durante la primera semana de marzo en la Universidad Pontificia.

Se contó con la presencia de S. E. Mons. Mario Iceta Gavicagogeascoa, Obispo de la diócesis de Bilbao, España y S. E. Mons. Alberto Germán Bochatey Chaneton, Obispo auxiliar de la Arquidiócesis de la Plata, Argentina y miembro del Consejo Directivo de la Pontificia Academia para la Vida.

La primera parte del congreso se realizó en la Ciudad de México, posteriormente se trasladaron a Guadalajara, concluyendo el evento en Monterrey. Participaron más de 400 personas, quienes tuvieron la oportunidad de reflexionar sobre diversos temas de vida y familia.

El contexto, la realidad y la evolución en torno a la vida, El futuro de la familia, Cultura de la vida o de la muerte fueron algunos de los temas abordados por los conferencistas. Durante el Congreso también se generaron mesas de trabajo con temas como Pastoral de la vida; retos bioéticos y jurídicos en torno a la vida humana; el amor como respuesta de vida, dirigidas por expertos en el tema, como la Dra. Martha Tarasco, profesora de la Universidad Anáhuac México y el P. Fernando Fabó, L.C. profesor del Instituto Juan Pablo II, quienes estuvieron presentes en la Ciudad de México.

La jornada logró impactar en el público asistente los grandes retos de la sociedad actual que fueron planteados desde hace 50 años en la Encíclica Humanae vitae, del Papa Pablo VI.