Búsqueda      Idioma 
     

Detenernos con María ante las cruces del hombre de hoy (Artículo)
Suelta tu carga (Artículo)
Hay mucha generosidad y eso no se puede olvidar (Artículo)
«Juventud de Asia, ¡despierta!» (Artículo)
Superar las pruebas con fe y confianza..
2014-09-08 (Artículo)


Vida espiritual

El Movimiento Regnum Christi ofrece a sus miembros unas pautas para una espiritualidad basada en el Evangelio como un ideal de vida cristiana. El camino espiritual que siguen los miembros del Regnum Christi consiste principalmente en conocer, amar, imitar y anunciar a Cristo. Este es el camino y estos son los objetivos.

A continuación, ofrecemos algunos recursos que pueden ayudar a nutrir la vida espiritual de los miembros del Movimiento y de cualquier cristiano.


Meditación del día

Como una caricia
| VIDA ESPIRITUAL
Cuando nos falta la humildad para reconocernos viñadores en la viña del Señor, nuestra existencia pierde su sentido.

Icono Meditaciones RC
Meditación del día
San Mateo 21, 33-43. 45-56

Había un propietario que plantó una viña, la rodeó con una cerca, cavó en ella un lagar, construyó la casa del guarda, la arrendó a unos labradores y se marchó de viaje. Llegado el tiempo de la vendimia, envió sus criados a los labradores, para percibir los frutos que le correspondían. Pero los labradores, agarrando a los criados, apalearon a uno, mataron a otro y a otro lo apedrearon. Envió de nuevo otros criados, más que la primera vez, e hicieron con ellos lo mismo. Por último les mandó a su hijo, diciéndose: “Tendrán respeto a mi hijo”. Pero los labradores, al ver al hijo, se dijeron: “Éste es el heredero; venid, lo matamos y nos quedamos con su herencia.” Y, agarrándolo, lo empujaron fuera de la viña y lo mataron. Y ahora, cuando vuelva el dueño de la viña, ¿qué hará con aquellos labradores?

Meditación

Desde la creación hasta nuestros días poco ha cambiado en el corazón del hombre. El Génesis nos narra la historia de José y de sus hermanos, una vida amenazada por la asechanza del orgullo y de la envidia. Los hermanos de José encarnan el deseo que anida en el corazón del hombre de tomar para sí las riquezas del prójimo: el buen nombre, la predilección, la buena reputación, el éxito, el reconocimiento.

Cristo dirige a sus oyentes una parábola cuyo protagonista tiene también muchos bienes conseguidos a fuerza de trabajo honrado: es el dueño de una viña que ha plantado y que protege con una cerca. El propietario alquiló la viña a unos labradores y se ausenta. No vende la viña, no se desentiende, sino que tiene la delicadeza de dejar trabajar a sus anchas a los viñadores.

Así ha obrado Dios, el dueño de nuestra existencia, de todo lo que tenemos y somos en nuestra alma. Ha cultivado la tierra seca y baldía de nuestra alma. Ha plantado una viña de virtudes el día de nuestro bautismo. La ha cercado con los dones del Espíritu Santo. Ha cavado el lagar de la penitencia para transformar nuestra miseria y debilidad en el vino nuevo de creaturas redimidas. Permanece realmente en la Eucaristía haciendo del sagrario la torre edificada desde la que vela nuestras jornadas. Y todos estos dones, nos los cede para que los administremos, para que demos fruto y lo demos en abundancia.

Llegada la hora de recoger los frutos, con frecuencia nos creemos dueños de la viña, propietarios legítimos de un capital que no hemos invertido. Y Dios no solo no puede recoger su fruto, sino que además queremos a toda costa quedarnos con la herencia, desposeer a Dios de su título de propiedad.

Cuando nos falta la humildad para reconocernos viñadores en la viña del Señor y pretendemos usurparle su puesto, ofendemos a Dios y dañamos también a los demás con los palos de nuestras pretensiones, de nuestras críticas, de nuestras envidias.

Oración

Señor, enséñame a superar esta afición de querer sobresalir, que me lleva muchas veces a no respetar a los demás. Que en medio de esta ansia de orgullo aprenda yo a pisar con garbo. Quiero, Señor, pasar por esta vida con la delicadeza de una caricia.

Propósito

Me esforzaré por ofrecer a quienes estén a mi lado una palabra positiva valorando con sinceridad sus cualidades y logros.


La meditación del día es un servicio que ofrece el Regnum Christi de manera gratuita a sus sucriptores por correo electrónico. Si le interesa recibir la meditación del día u otros servicios, puede suscribirse en el siguiente enlace.

Si le interesa mandar una suscripción de regalo a otra persona, puede llenar la siguiente forma.

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2005-02-25


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarComo una caricia a tus favoritos?
  -    No