Búsqueda      Idioma 
     

Amor y fidelidad, porque Dios es el único Señor.
2014-08-22 (Artículo)
«Por encima de todo, tu voluntad, Señor» (Artículo)
«El camino para ser creativos es a través de la oración» (Artículo)
Es triste encontrarse cristianos aguados (Artículo)

Seis días realmente increíbles
INTERNACIONAL | APOSTOLADO | TESTIMONIOS
Entrevista al P. George Elsbett, L.C., sobre la Jornada Mundial de la Juventud 2005 en Colonia.

Jóvenes de la Jornada Mundial de la Juventud, en Colonia 2005.

Alemania, 27 de agosto de 2005. Cerca de 50 sacerdotes y religiosos legionarios de Cristo, junto con miles de miembros del Movimiento Regnum Christi se encontraban entre el millón de personas que participaron en la Jornada Mundial de la Juventud con el Papa Benedicto XVI.

Los miembros del Regnum Christi colaboraron de diversas modos: el café de Vocation.com localizado cerca de la catedral de Colonia ofreció conciertos musicales donde los artistas invitaron a los jóvenes para que también participaran en la adoración eucarística que se tenía en la capilla del mismo café de Vocation.com, así como para que accedieran al sacramento de la confesión tanto en el café como en los diversos lugares de Colonia. Miembros del Regnum Christi también echaron una mano en otras partes. Por ejemplo, en dos ocasiones se les pidió una ayuda de emergencia para repartir comida entre la masa de peregrinos.

El P. George Elsbett, L.C., que nació en Londres, pero vivió en Alemania, Canadá y Estados Unidos y que ahora se encuentra desempeñando su labor apostólica en Viena (Austria) estuvo presente con los padres y religiosos legionarios de Cristo en la Jornada Mundial. Nos hizo el favor de responder a las siguientes preguntas.

P: ¿Cómo
Póster del café vocacional en Colonia 2005
definiría su experiencia en la reciente Jornada Mundial de la Juventud?

P. George Elsbett: Como los seis días más increíbles de mi vida. Escuchar el grito “¡Benedicto!” de más de un millón de jóvenes, y verlos arrodillarse durante el momento de la consagración durante la misa. Ellos caminaban, cantaban, rezaban. Una fila interminable de jóvenes provenientes de todas partes del mundo. Entre otros, había 1,500 jóvenes católicos de Siria que es un país de mayoría musulmana. Varios kilómetros de la autopista se usaron como estacionamiento para autobuses.

P: ¿Cree que hubo un impacto entre las personas de Colonia que fungieron como anfitriones, durante la Jornada Mundial de la Juventud?

P. George Elsbett: Claro que sí. El primer día, martes, la policía llegó mostrándose muy estricta, cuando unos 300,000 jóvenes ya estaban en la ciudad. Pero ese mismo día por la tarde, los mismos policías estaban sentados en una esquina tomando una cerveza, saludándonos de manera jovial y viendo que realmente no tendrían mucho trabajo fuera de los eventos masivos. Tanto la policía como los periodistas quedaron muy sorprendidos. No podían comprender cómo era que una tal multitud de jóvenes pudiera comportarse tan bien.

Percibimos lo mismo en el Hotel Senats donde tuvimos el café de
Joven de Juventud Misionera presente en la Jornada Mundial de la Juventud, en Colonia 2005.
Vocation.com visitado por más de 17,000 jóvenes durante estos días. Recibimos también la visita de sacerdotes y religiosos que dieron su testimonio vocacional y distribuyeron materiales de información sobre sus comunidades religiosas o seminarios diocesanos. Se pudo administrar en muchas ocasiones el sacramento de la confesión a quienes así lo pedían, hubo adoración eucarística, misas, pláticas con testimonios, música… Fuimos testigos de muchas conversiones, muchas conversiones en el Hotel Senats.

P: ¿Qué tan ocupado estuvo en cuanto a su ministerio sacerdotal durante la Jornada Mundial?

P. George Elsbett: El sábado, después de la vigilia con el Santo Padre, la tienda utilizada en el campo Marienfeld para la adoración –que podía recibir a miles de jóvenes– estuvo completamente abarrotada. Comencé a administrar el sacramento de la confesión a partir de las 11.00 p.m. y terminé al otro día, el domingo, a las 4.00 p.m., y no fui el único que necesitaba qudarse para un turno extra, sólo con una corta pausa para el desayuno y el rezo de las laudes. Fue asombrosamente increíble. También los cerca de 2,000 miembros del Regnum Christi se empeñaron para promover el sacramento de la confesión entre los jóvenes presentes. Dios bendiga a la señorita que vino a repartir
Jóvenes en adoración en el café Vocation.com, en Colonia, durante la Jornada Mundial de la Juventud 2005.
Cristo Eucaristía alimenta las virtudes, consuela a los afligidos, invita a su imitación a todos los que se acercan a él.
vasos de café a los sacerdotes que estábamos confesando, a eso de las 3.00 de la mañana.

De hecho, ya el jueves había cometido el “error” de ir a rezar mi Hora Eucarística en la catedral a la media noche, después de estar trabajando en el café de Vocation.com. Aun a medianoche la catedral estaba llena de jóvenes y me pidieron escuchar confesiones. El sólo hecho de recordar todo esto me conmueve hasta las lágrimas. No es algo que me sucede con frecuencia trabajando en Europa central.

P: Parece que el clima forma parte de las aventuras propias de cada Jornada Mundial de la Juventud, o es un calor extremo o hace realmente mucho frío. ¿Fue así este año?

P. George Elsbett: El pronóstico del tiempo para el sábado era de tormentas y granizo. Toda Bavaria se sumergía bajo las lluvias torreenciales, también la región de Colonia estaba lluviosa. Pero sobre el área de la Jornada Mundial apenas sentimos algunas gotas y a ratos se fueron incluso las nubes. Al menos durante el día contamos con una temperatura agradable. Los medios de comunicación estuvieron hablando de un “ángel del clima” que cuidaba al Papa. Dos días después del evento, yo me fui de
El Papa Benedicto XVI se dirige a los jóvenes afuera de la catedral de Colonia, durante la Jornada Mundial de la Juventud 2005.
La Escritura no se lee en un clima académico, sino orando y diciendo al Señor:
capellán a un campamento de verano en Salzburgo, Austria. De camino, a unas pocas horas de distancia de Colonia, no pude cruzar el puente de la autopista cerca de Augusta debido a la cantidad de agua ocasionada por la lluvia de esos días.

P: ¿Algunas palabras conclusivas?

P. George Elsbett: Habría muchas historias hermosas, como la de los 60 jóvenes brasileños de un grupo que normalmente envía de tres a cuatro personas a la Jornada Mundial. Ellos nos explicaron: “Queríamos mostrar que no es ni por la persona de Juan Pablo II ni por Benedicto XVI, sino que venimos por el Papa y por Jesús. Es lo que queremos mostrarle al Santo Padre, es por esto que hemos venido”.

Espero que todos ustedes tengan la oportunidad de leer los discursos del Papa (pueden verlos en vatican.va o zenit.org). Fueron constantemente interrumpidos por los aplausos y los cantos de los jóvenes y son textos para una muy buena meditación.


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2005-08-28


Jornada Mundial de la Juventud en Colonia, 2005 - Galeria
 

 
- Jornada Mundial de la Juventud en Colonia, 2005


Enlaces relacionados

Red Misión
Amigos NET

 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarSeis días realmente increíbles a tus favoritos?
  -    No