Búsqueda      Idioma 
     

"El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo" (Artículo)
En Cristo Rey vemos la realización plena de nuestra vida (Artículo)
"Pedagogía en casa" (Artículo)
Adoración eucarística en el Torneo de la Amistad - Monterrey 2014 (Artículo)
La persona no es valiosa por lo que posee.
2014-11-24 (Artículo)

Eduardo Anaya: Desde México hemos venido a adorarle
MÉXICO | APOSTOLADO | TESTIMONIOS
El ver a miles de jóvenes en la Jornada Mundial postrados ante el Santísimo Sacramento es algo realmente conmovedor.

Jóvenes del Regnum Christi en la Jornada Mundial de la Juventud, Colonia 2005.

México, 06 de septiembre de 2005. A pocas semanas de la Jornada Mundial de la Juventud, aún resuena en el corazón de muchos jóvenes el eco de la palabra del Papa Benedicto XVI. Tal es el caso de Eduardo Anaya, un joven del Movimiento Regnum Christi de Veracruz (México) quien nos comparte su testimonio.

«Hemos estado en Colonia junto con miles de jóvenes. Nuestro querido Papa Juan Pablo II, que en paz descanse, había escogido el pasaje de la adoración de los magos de Oriente como reflexión de esta peregrinación internacional.

31 jóvenes de Querétaro seguimos la estrella que nos llevó a adorar a Jesús como lo hicieron hace 2000 años los Magos de Oriente. Nuestras playeras expresaban el lema: “Desde México, HEMOS VENIDO A ADORARLE”.

Muchos de los jóvenes mexicanos, cubanos, chilenos, argentinos, canadienses y de otras partes de América tuvimos eventos de bienvenida por hombres y mujeres de la comunidad protestante de Alemania. Al grupo de Querétaro nos tocó algo maravilloso, no solo nos recibieron en su iglesia con pastelillos, refrescos, botana y música, sino que además nos acogieron en sus casas. Hemos sido recibidos por familias protestantes en Alemania, siendo peregrinos católicos. Esta es una muestra de los resultados de la gran labor ecuménica y de oración en la unidad que la Iglesia sigue promoviendo.

La bienvenida fue increíble. Cientos de miles de jóvenes de todo el mundo en las orillas del Río Rhin esperábamos el momento en que el Papa se acercara para desembarcar. Cientos se metieron al agua helada para estar más cerca del Papa mientras daba su discurso de bienvenida. Al bajar, otros miles de jóvenes hacían valla desde la ribera del Rhin hasta la catedral de Colonia, en un recorrido por varias de las calles del centro de la ciudad. Decenas de personas en los árboles, en los balcones y en las azoteas –como Mateo– esperaban el momento en que el Papa pasara camino a la catedral. Allí estaba yo, en un punto, cargando en hombros a Jimena, mi amiga, para que pudiera ver y tomar la foto de esos dos o tres segundos tan emotivos.

El encuentro en el Campo Maria (Marienfeld) fue maravilloso, había personas de diversas diócesis, movimientos, parroquias y grupos de todo el mundo. La vigilia de adoración eucarística fue algo de lo más intenso de nuestra peregrinación porque el ver a miles de jóvenes postrados ante el Santísimo Sacramento es algo realmente conmovedor.
Eduardo Anaya, joven del Regnum Christi.
Eduardo Anaya, presente en la Jornada Mundial de la Juventud.
Cada quien en medio de la multitud sintió una especial caricia de Dios; de una o de otra forma Dios tocó el corazón de cada uno de los que asistimos a Marienfeld.

El domingo fue la misa de clausura y éramos mas de un millón de jóvenes que habíamos pasado la noche a la intemperie. Contra todos los pronósticos meteorológicos no llovió y pudimos ver algunas estrellas por la noche. Amanecimos el domingo y muy temprano empezaron a desfilar diferentes artistas y hubo testimonios de jóvenes. Llego el Papa y participamos en la celebración de la misa.
 
El Ángel que se apareció en sueños a los Magos de Oriente les dijo: “Vuelvan por otro camino”. Asimismo, el Papa Benedicto XVI nos ha dicho a los jóvenes: “Vuelvan por otro camino”. Esto significa que al volver no podemos seguir siendo los mismos en nuestras familias, en nuestros trabajos o estudios. Tenemos que ser sal y luz del mundo para los demás. El hombre, después de encontrarse con Cristo, no puede más que luchar por seguir al Maestro. Debemos comprometernos con un cambio y dar grandes pasos para irnos identificando más con Jesús. Bien nos dijo el Papa Juan Pablo II en el 2000, durante el Jubileo: “Si sois lo que tenéis que ser, prenderéis fuego al mundo entero”.

El Papa Benedicto XVI nos dijo que la unidad como cristianos debe manifestarse en acciones concretas. “No debemos pasar de largo ante los que sufren. Si pensamos y vivimos en función de la comunión con Cristo, entonces se nos abren los ojos. Entonces no nos adaptaremos mas a seguir viviendo solamente para nosotros mismos, sino que veremos donde y como somos necesarios. Viviendo y actuando así nos daremos cuenta bien pronto que es mucho mas bello ser útiles y estar a disposición de los demás que preocuparse solo de las comodidades que se nos ofrecen. Yo se que ustedes como jóvenes, aspiran a cosas grandes, que quieren comprometerse por un mundo mejor. Demuéstrenselo a los hombres, demuéstrenselo al mundo, que espera exactamente este testimonio de los discípulos de Jesucristo y que, sobre todo mediante su amor, podrá descubrir la estrella que como creyentes seguimos”.

Ahora, el papa Benedicto XVI y los obispos nos dejaron una tarea: Buscar una Estrella. Una estrella que es la Virgen Maria, la oración, los sacramentos, la caridad fraterna… Como hombres fallamos, y podemos salirnos de la ruta del plan de Dios, pero con la ayuda de la Virgen Maria, y con el ejemplo de los santos podemos vivir para Dios en medio del mundo. Hay que ser fuertes y humildes para reconocer cuándo nos alejamos del camino y poder así regresar a la Verdad, para poder llegar un día a la casa del Padre y adorarlo eternamente».

Eduardo Anaya


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2005-09-12


 


Artículos relacionados

- Paul Ponce, el malabarista de Dios

 


Enlaces relacionados

Red Misión
Amigos NET

 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarEduardo Anaya: Desde México hemos venido a adorarle a tus favoritos?
  -    No