Búsqueda      Idioma 
     

Detenernos con María ante las cruces del hombre de hoy (Artículo)
Hay mucha generosidad y eso no se puede olvidar (Artículo)
Confiar cuando Cristo llama.
2014-09-04 (Artículo)
«Juventud de Asia, ¡despierta!» (Artículo)
Suelta tu carga (Artículo)

La sonrisa de un niño no tiene precio
MÉXICO | APOSTOLADO | NOTICIAS
Su preparación como princesa tuvo que competir con el malestar que le dejó el más reciente tratamiento de quimioterapia

Kenia Barragán, princecita por un día
Kenia Barragán Montiel hizo su sueño realidad, gracias a Soñar Despierto (Foto: Reforma.

México, 07 de enero de 2006 (Del periódico Reforma). Ser princesa por un día es el sueño de muchas niñas. El pasado mes de diciembre, una niña pudo cumplirlo con todo y baile mágico en el Castillo de Chapultepec.

Su nombre es Kenia Barragán Montiel. Nació en Guadalajara, Jalisco, tiene 4 años y padece cáncer en los huesos desde hace un año. Soñar Despierto, una asociación de beneficencia liderada por jóvenes, entre ellos muchos miembros del Regnum Christi, realizó los preparativos para que la jalisciense pudiera cumplir su anhelo de ser una princesa de cuento de hadas. El evento fue reportado en primera plana por el periódico Reforma del 6 de diciembre 2005.

El reinado de Kenia empezó con una sorpresa, al llegar a las 10:20 horas a una tienda donde fue vestida y maquillada como un personaje de la realeza. «Como Blancanieves», musitó la niña cuando le preguntaron qué vestido quería usar.

La magia de su preparación como princesa tuvo que competir con el malestar que le dejó el más reciente tratamiento de quimioterapia. Ivy Montiel, mamá de Kenia, explicó que la pequeña había sido sometida a un tratamiento de quimioterapia, por lo que su estado de ánimo se encontraba decaído.

Sin embargo, también influyó el hecho de que tan sólo hace dos semanas estuvo enferma de neumonía. La mamá conserva la esperanza de que su hija haya superado el cáncer gracias a un tratamiento de quimioterapia, si bien la enfermedad se encuentra latente.

Ella sigue luchando, pero el sueño de Kenia no terminó con el vestuario. Con corona y varita mágica fue trasladada al Auditorio Nacional, donde un carruaje, con dos príncipes y un paje, la esperaba para llevarla al Castillo de Chapultepec. Acompañada de su mamá, Kenia recorrió el bosque en su carroza hasta llegar al castillo. Una vez ahí, a puerta cerrada, la pequeña disfrutó de un show de princesas organizado exclusivamente para la pequeña de 4 años.

Soñar Despierto pretende ser un medio vivo que brinde esperanza y alegría a los niños, especialmente a los más necesitados, y así contribuir a formar un mundo más justo, equitativo y libre.

Esto se logrará por medio de la promoción de los valores humanos tanto en los niños, como en los jóvenes participantes que día con día luchan por realizar sus sueños mediante acciones concretas.


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2006-01-07


Macroposada de Soñar Despierto, México 2005

Artículo relacionado
- Galeria
 


Artículos relacionados

- Los sueños pueden cambiar el mundo

 
- Macroposada de Soñar Despierto, México 2005

Artículo relacionado


Enlaces relacionados

Fundación Altius
Red Misión

 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarLa sonrisa de un niño no tiene precio a tus favoritos?
  -    No