Búsqueda      Idioma 
     

No asesinemos al prójimo con chismes y habladurías.
2014-09-01 (Artículo)
Es triste encontrarse cristianos aguados (Artículo)
Hay mucha generosidad y eso no se puede olvidar (Artículo)
Detenernos con María ante las cruces del hombre de hoy (Artículo)
«Juventud de Asia, ¡despierta!» (Artículo)

Mons. Víctor Hugo Palma: No nos cansemos de hacer el bien
GUATEMALA | APOSTOLADO | TESTIMONIOS
Carta de agradecimiento del obispo de Escuintla, Guatemala, a los misioneros que participaron en las misiones médicas.

Guatemala, misiones médicas 2004
Dr. Mike Brezinsky atendiendo a una de las numerosas pacientes. Las misiones médicas alivian las necesidades físicas de personas de escasos recursos, especialmente en aquellos países más necesitados.

Guatemala, 28 de abril de 2006. Presentamos a continuación la trascripción de la carta que Mons. Víctor Hugo Palma, obispo de Escuintla, dirigió a los misioneros que participaron en las misiones médicas, durante la pasada Semana Santa en Guatemala.

****

«Por la presente quiero evidenciar nuestro más profundo agradecimiento a todos aquellos que han contribuido a la realización de la maravillosa IV Jornada de misiones médicas odontológicas y evangelización en esta tierra de tantas necesidades; en esta ocasión, la actividad realizada y dedicada al inolvidable Papa Juan Pablo II, y que han tenido lugar del 5 al 16 de los corrientes.

En efecto: al celebrar hoy la Solemnidad del Santo Hermano Pedro de Bethancour, cuya canonización fuera el regalo más espléndido conocido por Guatemala en la III Visita Pastoral del amado Juan Pablo II, puedo decir que a través de las Jornadas recién realizadas se ha cumplido con la indicación del Señor en el Evangelio: Anda y haz tú lo mismo (Lc 10, 35). La presencia de sacerdotes, médicos, personal asistente y de los evangelizadores ha emulado eficazmente el paso de la misericordia en la tierra: sus gestos han sido un resplandor de la luz del amor cristiano, del que el mundo necesita hoy tanto (cf. SS Benedicto XVI, carta encíclica Deus caritas est, 28).

Dios les bendiga por su misericordia hacia los necesitados física y espiritualmente, y que él les anime siempre en la no fácil tarea de la solidaridad, a la que animaba el apóstol Pablo pidiendo: No nos cansemos de hacer el bien (2 Tes 5, 1ss).

Esperamos que la presencia del Señor a través de su bondad fraterna vuelva a ser un signo del amor divino en la tierra en ocasiones futuras: de nuevo, para todos y cada uno de los organizadores y realizadores de las Jornadas 2006. ¡MUCHAS GRACIAS!

Cordialmente en n. S.,

+ Víctor Hugo Palma Paul
Obispo de Escuintla».


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2006-04-28


 

 


Enlaces relacionados

Fundación Altius
Red Misión

 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarMons. Víctor Hugo Palma: No nos cansemos de hacer el bien a tus favoritos?
  -    No