Búsqueda      Idioma 
     

«Hoy es el momento de la cosecha, tras una larga siembra» (Artículo)
Cuando en Navidad te dedicas a amar (Artículo)
El evento más grande de la historia y tú has sido invitado (Artículo)
¡Donde nace La Alegría! (Artículo)
"Vuestra vocación es al amor, y al amor más grande" (Artículo)

¿Podré tener tiempo para estar triste y tener miedo?
ARGENTINA | APOSTOLADO | TESTIMONIOS
Testimonio de la familia Padilla, duramente probada por la enfermedad.

Familia Padilla.
Familia Padilla con su director espiritual.

Buenos Aires, Argentina, 14 de agosto de 2006. Presentamos a continuación la carta que un padre de familia y miembro del Movimiento Regnum Christi que se encuentra en Argentina y que escribió recientemente a su director espiritual, como muestra de gratitud y de amistad.

****

Al ser intervenido quirúrgicamente para solucionar un problema de salud, quiero dejar testimonio escrito de lo que la Legión de Cristo y el Movimiento Regnum Christi ha representado para mi familia en los últimos 5 años.

Esto lo hago con el fin de compartir esta gran experiencia con los miembros de la Legión de Cristo, religiosos, señoritas consagradas, miembros del Movimiento Regnum Christi, familiares, amigos, compañeros y a quien le pudiera interesar.

Mi esposa Cristina y yo tuvimos la gracia de conocer al movimiento en Zacatecas, México, a través de los padres de familia del Colegio Everest donde inscribí a mi hija Almudena. Ahí compartimos muy buenos momentos con esta gran familia, que para nosotros es el Movimiento, siempre buscando enriquecer nuestra fe a través del estudio, ser apóstol a través del testimonio diario y sobre todo, contribuir en los apostolados. Nuestro director espiritual logró sensibilizarnos profundamente para hacer una convivencia proactiva y responsable, que nos enriqueció mucho.
 
En la ciudad de Aguascalientes, Cristina fue la primera en incorporarse formalmente a la vida del Movimiento. Yo continuaba participando en las actividades siendo un entusiasta colaborador y sobre todo, aprendiendo más y más para mejorar mi fe, con altas y bajas. Traemos de Zacatecas y Aguascalientes, entrañables amistades, hermosos recuerdos y vivencias, sobre todo la gracia de haber conocido al Movimiento Regnum Christi.

Llegamos a Buenos Aires (Argentina) en diciembre del 2005 y fuimos recibidos cordialmente. El pasado 16 de mayo, tuve la gracia de ingresar formalmente al Regnum Christi en una misa celebrada por el P. Álvaro Corcuera L.C. y desde ese día he buscado cumplir con dedicación mi misión como miembro del Movimiento, sobre todo, enriquecer mi fe, ser apóstol a través del testimonio diario de mis actos y hacer apostolado a través de la participación activa en diversas acciones organizadas por el Movimiento.
 
Hace 2 semanas me diagnosticaron un tumor maligno intra abdominal, que por su tamaño, ha venido afectando algunas de mis funciones físicas, además de generar malestares en los últimos 6 meses. Es por eso que seré intervenido para extirpar el tumor y es esperable un tratamiento médico de 3-6 meses para terminar con el problema.
 
Con claridad y sinceridad le puedo asegurar que nos sentimos elegidos y afortunados para vivir esta gran enseñanza, ¿Por qué?
 
1. Mi esposa y yo estamos seguros que Dios nos preparó para esta experiencia en los últimos 5 años en los que hemos caminado de la mano del Regnum Christi y ahora estoy listo para este encuentro. Para nosotros esta experiencia es una enseñanza y está siendo en beneficio de nosotros mismos.
 
2. Estoy seguro que toda mi familia y quienes están cerca de nosotros, también están siendo enriquecidos con esta experiencia.
 
3. Por eso, aunque parezca raro, estoy emocionado y al mismo tiempo tranquilo, feliz. Me siento frente a una gran ola, que seguro me va a golpear, a raspar, pero saldré adelante.
 
4. Estamos colmados por las muestras de apoyo y afecto de toda la Legión de Cristo (sacerdotes, religiosos, señoritas consagradas, miembros del Movimiento en Zacatecas, Aguascalientes y Buenos Aires), a través de su apoyo.
 
5. Mi familia y la familia de Cristina se han unido y acercado a Cristo y a la Santísima Virgen para pedir por mí y ofrecerle oraciones que serán en beneficio de todos.
 
6. Porque descubrí que tengo muchos amigos, todos muy especiales y que a través de nuestros testimonios vamos a poder hacer una mejor sociedad.
 
7. Estoy seguro que Dios nos cuida, cuidará de mi esposa e hijos, que siempre estará con nosotros.
 
8. Porque confío firmemente que esta será una experiencia de corto plazo (6 meses) que me dará fortaleza para el resto de mi vida.
 
Ante todo esto ¿Podré tener tiempo para estar triste y tener miedo? Por supuesto que NO.
 
Quiero ofrecer este dolor de todos estos días en favor de las vocaciones sacerdotales y para que nuestro mundo pueda contar con más sacerdotes, con más miembros de la Legión de Cristo haciendo el bien, ayudando a todos a ayudar y a formar una sociedad más íntegra y fundamentada en el amor a Jesucristo nuestro Señor y la Santísima Virgen.

Ahora veo varios escenarios que pudiesen suceder a partir de mi operación, todos son buenos, así que con gusto, tranquilidad y paz voy a este encuentro.

Les pido a todos un gran favor, pidan a Dios por mi esposa y mis hijos, pidan por ellos, ya que yo estoy y estaré bien.

Hasta siempre.

David P.


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2006-08-14


 

 


Enlaces relacionados

Red Misión
Familia Unida
CIFFA
Instituto Juan Pablo II para la familia
Virgen Peregrina de la Familia

 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregar¿Podré tener tiempo para estar triste y tener miedo? a tus favoritos?
  -    No