Búsqueda      Idioma 
     

"El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo" (Artículo)
En Cristo Rey vemos la realización plena de nuestra vida (Artículo)
"Pedagogía en casa" (Artículo)
Adoración eucarística en el Torneo de la Amistad - Monterrey 2014 (Artículo)
La persona no es valiosa por lo que posee.
2014-11-24 (Artículo)

Irse lejos para ver de cerca
ESPAÑA | ACTUALIDAD | EN LOS MEDIOS
Vacaciones con el padre Ravindra, en la India.

P. Ravindra
El Padre Ravindra, mano derecha de la Madre Teresa, con un niño, en el dispensario médico.

Por Amalia Casado
Tomado de la revista "Alfa & Omega", n° 604 / 31-VII-08.

En un corazón joven, palpita el deseo de hacer cosas grandes. Es un anhelo a veces acallado por la rutina, por el ruido del mundo capaz de silenciar al hombre interior. Es un anhelo al que quizás muchos no saben ponerle nombre, pero se delata con el clásico: «Me siento vacío», o cuando, justo al contrario, se dice: «Quiero ampliar mi perspectiva de la vida»; «crecer como persona y en mi relación con Dios»; «valorar lo que tengo, entregarme y darme a los demás»… Ésta fue la particular forma de gritar «¡Quiero cambiar el mundo!» de 21 alumnos de la Universidad Francisco de Vitoria, días antes de emprender un viaje a la India que les cambiará la vida.

A las 4:30 de la madrugada están en pie para desayunar, y trabajan de 6:30 a 6 de la tarde sin parar, salvo para comer, y caer rendidos en la cama. ¡Vaya vacaciones! Uno puede preguntarse para qué se han ido ahí, a Nueva Delhi, a ese lugar en el que nadie puede escapar de la pobreza y el dolor.

¿Qué pueden hacer 21 chicos y 5 adultos? ¿Acaso acabar con la miseria? ¿Con el sufrimiento? ¿Por qué irse tan lejos, si hay tanto que hacer aquí? Pilar Giménez es profesora de la Universidad Francisco de Vitoria. Con otras dos profesoras y dos sacerdotes Legionarios de Cristo, acompañan a estos jóvenes, los forman y los cuidan. Explica cómo se produce el viaje interior: «India te produce primero un rechazo. Los alumnos pasan primero una fase de rebeldía. Lo que ven les parece una injusticia a la que no hay derecho. Nunca han visto tanto sufrimiento, como si el mar hubiera vomitado millones de peces en una playa y hubieran quedado allí olvidados y agonizantes. No das abasto. Pero India también nos habla. Y los chicos empiezan a hacerse preguntas: ¿Por qué el sufrimiento? ¿Y nosotros qué? ¿Qué podemos hacer?».

El misterio del sufrimiento

Esta terapia de choque les propulsa fuera de la burbuja que es Occidente, donde el sufrimiento se esconde con vergüenza, con miedo, y tiene un rostro distinto, casi invisible. De alguna manera, se van lejos para ver de cerca: para verse de cerca a sí mismos. El resultado es –dice Pilar– «una revelación ante el dolor y la pobreza. Te das cuenta de que detrás de ese sufrimiento, ¡terrible!, hay personas que saben superarlo, que no se quejan, que sonríen; que responden aceptándolo y superándolo con dignidad. Descubrimos la perspectiva de que sufrir es un misterio, no un problema. Y te encuentras con el misterio del sufrimiento redentor de Cristo en la cruz que pide: Tengo sed».

Estos universitarios trabajan en tres proyectos. Los chicos, en un orfanato que dirige un sacerdote católico, el padre Ravindra, mano derecha de Madre Teresa de Calcuta durante algunos años. Están con los niños, pintan la casa. Se van a las afueras de Delhi y trabajan con indigentes, les hacen curas
Joaquín, alumno de la UVF
Joaquín, alumno de la Universidad Francisco de Vitoria, cura la herida de un hombre.
y los recogen de la calle. Las chicas trabajan en dos casas de las Misioneras de la Caridad: por la mañana, con indigentes enfermas discapacitadas mentales. Las levantan, lavan y dan el desayuno. Hacen 70 camas, limpian la casa, juegan y hacen deporte con ellas. Por la tarde, van a un orfanato. Los alumnos, además, tienen formación todos los días, a cargo de los sacerdotes.

Los alumnos afrontan una contradicción. En los centros trabajan con personas a quienes miran a los ojos y llaman por su nombre. «Pero sales a la calle –describe Pilar– y no puedes mirar y dar dinero a cada uno de los niños y mujeres que se te acercan echándose la mano a la boca y diciendo ¡Chapati! ¡Chapati! (que significa pan), porque son cientos». Lo que decidió Pilar fue devolver un pez al mar: «Ya que no puedo ayudar a los miles y millones de personas, me fijaré sólo en una». Cada día le compra la comida para toda su familia. «Poco a poco, algo que era feo, que parecía un estorbo, se ha convertido en algo precioso. Por las mañanas viene a recogerme con su hijo, y desde el mercado hasta que nos despedimos, me da las gracias sin cesar, alabando a todos sus dioses indios». Pilar, ni idea de hindú. La mujer, lo mismo con el español: «Pero cuando nos decimos adiós, me pide que le haga la señal de la cruz. Antes me buscaba ella, y ahora la busco yo. Ella lo sabe: sabe que la necesito».

Madre Teresa es uno de los testimonios más incontestables de ese amor que puede transformar el mundo más desolado, olvidado y oscuro en una fuente de luz, fecundidad y sentido. Cómo viven las Misioneras de la Caridad es hasta más elocuente y provocador para los alumnos que la mismísima pobreza. En la casa donde ayudan, una de la Misioneras es española. «Los chicos le preguntaron: ¿En qué les podemos ayudar? ¿Qué necesitan? Sister Rua contestó: Vuestras oraciones. Los chicos insistieron: ¡Vale, hermana! Rezamos. Eso por descontado. ¿Qué más? Y sister Rua también insistió: Rezad para que seamos fieles». Pilar exclama: «¡Sólo nos pidieron que rezáramos! Eso te hace pensar».

A su vuelta, una respuesta de estos jóvenes a la pregunta: Y yo, ¿qué puedo hacer?, será el VAS (Voluntariado de Acción Social), la sociedad de alumnos que van a constituir en la Universidad Francisco de Vitoria para promover la acción social, compartir con sus compañeros lo que han visto y vivido, y continuar apoyando estos proyectos.

Sister Rua cuenta que, a veces, se dice: «Si no me hubiera consagrado, estaría ahora mismo en el cine. Entonces me voy con mis leprosos a cortar rosas, y les digo: ¡Ésta es la mejor película!».


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2008-08-01


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarIrse lejos para ver de cerca a tus favoritos?
  -    No