Búsqueda      Idioma 
     

La calidad en el amor
Mt 26,14-27,66 (Artículo)
La Cena de los misterios
Jn 13,1-15 (Artículo)
“Mi decisión de colaborar es una respuesta al llamado de Dios” (Artículo)
El Dios de los vivos.
2014-04-10 (Artículo)
Un seminarista del Regnum Christi en Costa de Marfil (Artículo)

Cristo, nuestra Pascua, es garantía de victoria
MÉXICO | APOSTOLADO | NOTICIAS
El Card. Norberto Rivera presidió la misa de clausura de las misiones de Semana Santa 2009 de Juventud y Familia Misionera.

«Ustedes como misioneros han constatado esta realidad y otras muchas miserias y deficiencias que vive nuestro pueblo».
«Ustedes como misioneros han constatado esta realidad y otras muchas miserias y deficiencias que vive nuestro pueblo».

México, 15 de abril de 2009. «Muchachos, muchachas, Cristo ha vencido a la muerte, Cristo ha resucitado». Con estas palabras y ante unas once mil personas que se encontraban en la explanada principal de la Universidad Anáhuac México Norte, el Card. Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, inició la homilía de la misa de clausura de las misiones de evangelización 2009, coordinadas por Juventud y Familia Misionera. En su página web se puede encontrar una sección especial con fotos, vídeoclips y reseñas del acontecer diario durante el período de Semana Santa en México.

En todo México, unas 25 mil personas participaron en la “megamisión” de Juventud y Familia Misionera, donde visitaron comunidades ofreciendo apoyo a los párrocos, atención espiritual a familias, dando pláticas formativas a niños, adolescentes, jóvenes, matrimonios y personas de la tercera edad. También hubo atención médica gracias a las unidades móviles de telemedicina, que forman parte de los programas sociales que brinda la Red de Universidades Anáhuac.

El audio de la homilía del Card. Norberto se puede escuchar en este enlace. A continuación ofrecemos algunos extractos de la misma:

*****

«Nosotros creemos en ti, Jesús de Nazareth. Caminamos con yerros y tropiezos. Tú sabes por qué, Jesús. Nos asfixia la corrupción, nos lacera la violencia desatada con una brutalidad inimaginable. Han secuestrado nuestro derecho a vivir una vida tranquila. El narcotráfico que arruina la vida de millones de jóvenes que buscan en los estupefacientes una efímera felicidad. Las familias se van desintegrando. Impera la cultura de la muerte».

«La conciencia endurecida de los ricos no se conmueve muchas veces ante la miseria de tantos que no tienen lo mínimo para vivir. Miles de ancianos esperan la muerte no como esperanza de la vida que nos has conquistado, sino como remedio de la dura soledad a la que han sido abandonados».

«Esta sociedad se ha pervertido al punto de llamar mal al bien y bien al mal. Ustedes como misioneros han constatado esta realidad y otras muchas miserias y deficiencias que vive nuestro pueblo. En esta Pascua de resurrección, tan
«Ha vencido tu cruz. Ha vencido tu perdón generoso. Ha vencido la inmensidad de tu amor».
«Ha vencido tu cruz. Ha vencido tu perdón generoso. Ha vencido la inmensidad de tu amor».
especial para ustedes, quiero hacer presentes las palabras de Jesús que tan repetidamente proclamó Su Santidad Juan Pablo II desde el inicio de su pontificado: “No tengan miedo”».

«Ante la proximidad de los acontecimientos que habrían de debilitar y dispersar hasta a los seguidores más fieles, como la captura, la condena, la crucifixión, la muerte, el silencio trágico del sepulcro sellado, el Señor  vuelve a reanimar a los suyos diciéndoles: “No tengan miedo, tengan valor. Yo he vencido al mundo”».

«No tengan miedo. No tengan miedo, mi pequeño rebaño. Pero, pese a que caminamos en medio de estas tinieblas, la fe nos alienta y nos hace correr como Pedro y Juan a ver con nuestros propios ojos que el sepulcro está vacío. Que no ha vencido la maldad, ni el odio de los homicidas. Ha vencido tu cruz. Ha vencido tu perdón generoso. Ha vencido la inmensidad de tu amor. Y el saberte vivo nos llena de esperanza. Nos compromete a mover la piedra de nuestro propio sepulcro, a luchar por un mundo mejor, pues, las sombras que preceden al alba son las más oscuras, pero sabemos por la fe que presagian la luz más hermosa cuyo sol refulgente eres tú, Señor del alma, manso cordero sacrificado que vences toda violencia y muerte con tu inquebrantable amor».

«Queridos hermanos y hermanas, Cristo ha resucitado y nos invita a salir de nuestro sepulcro. Nos ofrece la vida eterna. No la rechacemos. Abracémonos a sus pies heridos, contemplemos su costado traspasado y dejémonos vencer por el amor. No temamos abrazarnos a su cruz que hoy se levanta luminosa y ha dejado de ser el signo de la ignominia para convertirse en el símbolo de la victoria. No temamos más al odio, a la violencia o a la muerte. Cristo nuestra Pascua es garantía de victoria para todo aquel que sea capaz de amar a sus hermanos, hasta dar la vida por ellos. Ustedes, en estos días, han experimentado como tantas y tantas personas con una sola palabra que ustedes les han dirigido ellos han decidido cambiar su vida; ellos han querido levantarse
«Queridos hermanos y hermanas, Cristo ha resucitado y nos invita a salir de nuestro sepulcro. Nos ofrece la vida eterna. No la rechacemos».
«Queridos hermanos y hermanas, Cristo ha resucitado y nos invita a salir de nuestro sepulcro. Nos ofrece la vida eterna. No la rechacemos».
de aquel pecado que los aplastaba y quieren vivir una vida nueva. La resurrección de Jesús es nuestra esperanza y alegría, pero también debe ser nuestra fuerza para empeñarnos en luchar por construir un México más honesto, más justo y en paz. Les bendigo y abrazo a todos ustedes. Les agradezco de corazón esa misión que han ido a realizar; esa misión que ciertamente continuará porque muy bien saben ustedes que no son ustedes los que han dado esos frutos, es la muerte del Señor que ahora vive, que ha resucitado. ¡Felices pascuas a todos!».


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2009-04-15


 

 


Enlaces relacionados

Red Misión
Juventud y Familia Misionera

 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarCristo, nuestra Pascua, es garantía de victoria a tus favoritos?
  -    No