Búsqueda      Idioma 
     

No dejes que los resentimientos ensucien tu corazón (Artículo)
Misericordia, más que sacrificios.
2014-10-06 (Artículo)
P. Manuel Álvarez Vorrath, LC, nuevo director territorial en el territorio de Italia (Artículo)
¿Por qué no soy feliz? (Artículo)
Persigue tus sueños, no dejes de luchar (Artículo)

¿Quién inventó el cristianismo?
ESPAÑA | APOSTOLADO | NOTICIAS
Crónica de un debate en la Universidad Francisco de Vitoria.

Cuatro profesores universitarios e intelectuales españoles discutieron sobre la pretensión divina de Jesús de Nazaret.
Cuatro profesores universitarios e intelectuales españoles discutieron sobre la pretensión divina de Jesús de Nazaret.

Madrid, 05 de mayo de 2009. La Universidad Francisco de Vitoria, de Madrid, acogió el pasado 23 de abril un debate sobre la credibilidad del cristianismo organizado por el Instituto John Henry Newman. Bajo el título “¿Quién inventó el cristianismo: Jesús de Nazaret o Pablo de Tarso?”. Asistieron al debate unas 450 personas.

Cuatro profesores universitarios e intelectuales españoles discutieron sobre la pretensión divina de Jesús de Nazaret. La Universidad Francisco de Vitoria ha querido así, aceptar el modelo de los primeros cristianos que asumían la pregunta socrática como tarea fatigosa y necesaria para abrazar la verdad íntegra, y ha invitado a hablar y reflexionar a la comunidad universitaria. Para ello se ha adentrado en la historia y ha retomado la disputatio medieval. Cuatro personas, dos grupos, y una hora y media para discutir y dar argumentos a aquellos que escuchaban. Los participantes fueron Gonzalo Puente Ojea, escritor e intelectual, y Ramón Teja Casuso, profesor de Historia Antigua de la Universidad de Cantabria, frente a Salvador Antuñano, profesor de la Universidad Francisco de Vitoria, y el sacerdote Florencio Sánchez, L.C., director del Instituto John Henry Newman.

“De la predicación y de las acciones de Jesús surgieron múltiples grupos de seguidores, cada uno de los cuales tuvo una imagen diversa del maestro y transmitieron de forma diferente sus palabras y sus experiencias vitales. Así pues hay que esperar hasta finales del siglo II para que pueda hablarse de un cristianismo unitario, que llamamos eclesiástico y otros prefieren denominar paulino”, afirmó en su primera participación Ramón Teja, a lo que su compañero de equipo, Gonzalo Puente Ojea matizó con algo más de vehemencia que “el conjunto de esta teología y soteriología desconocida en el judaísmo en el que nació, vivió y murió Jesús, fue asumido paulatinamente y canonizado por la católica Ecclesia romana como la Verdad universal, total, única y definitiva que, una vez recibida, obliga en conciencia a todos los humanos bajo pena de condenación eterna. En suma, una monumental falsificación histórica”.

La propuesta opuesta defendió que “no puede probarse históricamente que Jesús de Nazaret fue el Mesías y el Hijo de Dios, puesto que reconocer eso requiere una certeza que se llama fe y que no viene de los razonamientos históricos ni de ningún tipo. Pero sí puede probarse que la hipótesis más razonable es que el cristianismo fue puesto en marcha por Jesús de Nazaret y que sólo si fue así se da cuenta cabal de un movimiento histórico y de unos textos incontestables en cuanto a sus fechas. Lo cual nos pone ante la decisión más grave posible para la libertad humana, aceptar o rechazar la pretensión de Jesús de Nazaret de ser Dios hecho hombre para cada uno de nosotros”, así lo expresó el sacerdote Florencio Sánchez, L.C., añadiendo una serie de datos históricos que apoyaban su tesis, para concluir con una pregunta al auditorio: “¿Por qué los cristianos, cuatro años después de la muerte de Jesús, prefirieron la propia muerte antes que negar a su Señor y Salvador? Nadie muere por algo que sabe es un invento de su grupo”. El profesor Salvador Antuñano alegó que “todas las palabras y gestos de Jesús suponen de alguna forma su conciencia de divinidad. Jesús no sólo se presentaba como el Mesías esperado, sino que se colocaba a sí mismo en un plano de superioridad a la Ley, al sábado, al templo, y sugería que mantenía una relación con Dios del todo especial y paritaria. Ante una pretensión así, solo cabe aceptarla y adorarlo o considerarlo como un loco o un idólatra y blasfemo. Y blasfemia es precisamente la acusación fundamental de su proceso y condena”.

Una vez planteadas las ideas iniciales comenzó el “cara a cara” y las réplicas. Se habló con mucha libertad ofreciendo a los asistentes la posibilidad de sacar sus propias conclusiones.

Más información en www.elsentidobuscaalhombre.com

El Instituto Newman es un departamento de la Universidad Francisco de Vitoria que pretende poner en contacto la fe con la razón, la ciencia con la religión. Lo hace desde el convencimiento de que en el fondo de cualquier disciplina existen unas preguntas epistemológicas, antropológicas, éticas y de sentido de la vida que el universitario, y el hombre en general, debe hacerse y responder. El Instituto Newman cuenta con un programa de actividades que ponen en juego estas cuestiones del ser humano en iniciativas como seminarios, conferencias, debates y publicaciones. Su ámbito de actuación es la universidad, pero el auditorio está abierto a todo el público que desee participar.


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2009-05-05


 

 


Enlaces relacionados

Red Misión
Red de Universidades Anahuac

 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregar¿Quién inventó el cristianismo? a tus favoritos?
  -    No