Búsqueda      Idioma 
     

La calidad en el amor
Mt 26,14-27,66 (Artículo)
La Cena de los misterios
Jn 13,1-15 (Artículo)
“Mi decisión de colaborar es una respuesta al llamado de Dios” (Artículo)
El Dios de los vivos.
2014-04-10 (Artículo)
Un seminarista del Regnum Christi en Costa de Marfil (Artículo)

Conviviendo con nuestros sacerdotes
EL SALVADOR | APOSTOLADO | NOTICIAS
Un grupo de chicas organizó una comida para agradecer a los sacerdotes diocesanos su generosidad al seguir su vocación.

Sacerdotes diocesanos convivieron con chicas de Ancora, en la casa del Club del ECYD.
Sacerdotes diocesanos convivieron con chicas de Ancora, en la casa del Club del ECYD.

El Salvador, 20 de mayo de 2010. El pasado 27 de abril, el equipo de Áncora de El Salvador, realizó una comida con algunos sacerdotes diocesanos en la casa del Club del ECYD.

El objetivo de la comida fue agradecer a los sacerdotes los años entregados a Dios y a la Iglesia y transmitirles cómo los miembros de Áncora valoran cada vocación en la Iglesia. Las niñas prepararon algunas preguntas que los sacerdotes respondieron con mucho interés. Uno de los sacerdotes dijo que estaba muy impresionado con las niñas y que accedió a la invitación por curiosidad, ya que normalmente las personas buscan a los sacerdotes porque necesitan algo y cuando recibió la invitación a una comida para agradecerle por su sacerdocio, se sorprendió.

Al finalizar, una de las niñas invitó a todos a pasar a la capilla para que pedir por cada sacerdote. Una de ellas hizo una oración espontánea por todas las vocaciones y para concluir, todos rezaron la oración por el Papa.

Uno de los sacerdotes mandó posteriormente el siguiente mensaje:

«Perdón por mi atrevimiento al escribirle, pero no puedo quedarme sin felicitarle por el apostolado que están realizando. Me sentí inyectado de amor y de esperanza en este mundo secularizado. Sigan adelante, inviten a los padres y transmítanle lo que nos transmitieron a nosotros. En nuestros corazones despierta el deseo de ser cada vez mejor y ser siempre lo que ustedes esperan de nosotros: sus ejemplos, sus modelos. Gracias, muchas gracias. Gracias por sus oraciones, por su cariño, por tenernos en cuenta. Me sentí como escogido, elegido entre tantos sacerdotes del país, como si tuviera que compartir mi vocación sacerdotal y ahora mi vocación misionera. Un día, primero Dios, nos veremos de nuevo y, si me lo permiten, estaré en contacto con ustedes a través de este medio. Dios las bendiga. P. Manuel»


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2010-05-20


 

 


Enlaces relacionados

Red Misión
Amigos NET

 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarConviviendo con nuestros sacerdotes a tus favoritos?
  -    No