Búsqueda      Idioma 
     

La calidad en el amor
Mt 26,14-27,66 (Artículo)
La Cena de los misterios
Jn 13,1-15 (Artículo)
“Mi decisión de colaborar es una respuesta al llamado de Dios” (Artículo)
El Dios de los vivos.
2014-04-10 (Artículo)
Un seminarista del Regnum Christi en Costa de Marfil (Artículo)

Ver las cosas delante de Cristo Eucaristía
MÉXICO | MIEMBROS | NOTICIAS
Entrevista a Rodrigo Treviño Vargas, consagrado del Regnum Christi.

Rodrigo Treviño durante su renovación solemne de promesas en agosto 2010.
Rodrigo Treviño durante su renovación solemne de promesas en agosto 2010.

México, 16 de diciembre de 2011. Presentamos a continuación la entrevista realizada a Rodrigo Treviño Vargas, consagrado a Dios en el Regnum Christi. Rodrigo nació en Monterrey, Nuevo León en 1988; se consagró en el 2008. Actualmente estudia la carrera de economía en la Universidad Anáhuac de México.


Rodrigo, ¿por qué decidiste consagrarte a Dios en el Regnum Christi?


Rodrigo: Decidí consagrarme porque en mi interior escuchaba la voz de Jesucristo que me decía: «Ven y sígueme». La decisión no fue fácil. Yo tenía mucho miedo de lo que Cristo podía pedirme y por lo tanto posponía las inquietudes. Quise tomar la decisión con mayor serenidad en mi periodo de colaborador del Movimiento. En ese tiempo el P. Lorenzo Gómez, L.C., me dijo que lo importante era ver las cosas frente a Cristo Eucaristía. Esa es la clave en el seguimiento de Cristo, ver las cosas delante de Cristo Eucaristía. Frente a Él todo es más claro, todo se llena de luz y desaparece la duda. Y cuando le amamos la carga es suave. Decidí por la vida consagrada porque Cristo me pedía una preparación profesional para servir mejor a la Iglesia. Siempre he tenido la ilusión de estudiar una carrera y hasta una maestría, creo que estas son herramientas que me pueden ayudar a servir mejor a la Iglesia. Pero al tomar la decisión puse primero mi opción por Cristo
Rodrigo Treviño predica una hora eucarística a los jóvenes en discernimiento vocacional, en el año 2009.
Rodrigo Treviño predica una hora eucarística a los jóvenes en discernimiento vocacional, en el año 2009.
por encima de mis gustos, eso es lo único importante.


¿En qué semestre de la carrera te encuentras ahora y cuántos te faltan para terminarla? ¿Cómo es el trato con tus compañeros en clase en la Universidad? ¿Cómo les explicas que eres consagrado, cuando te ven el anillo? ¿Cuáles son sus principales dudas y cómo les respondes para que comprendan la vocación del consagrado en el Regnum Christi?


Rodrigo: Hace unas semanas empecé mi cuarto semestre en la carrera de economía. Después de este semestre me quedan otros cuatro y estoy muy motivado con la carrera porque cada semestre es más exigente. En mi generación comenzamos la carrera 35 compañeros ahora sólo quedamos ocho que vamos al ritmo establecido, algunos cambiaron de carrera y otros se han ido atrasando. Por esta razón llevo casi todas las clases con el mismo grupo de compañeros. Esto ha hecho que surja un muy buen ambiente. Mis compañeros me tienen mucha confianza y en ocasiones les invito a actividades como retiros, visitas a la casa de las Misioneras de la Caridad y retiros de medio día en nuestro centro de formación. ¿Cómo les explico que soy consagrado? Poco a poco. Ahora ya saben perfectamente lo que soy. Cuando comencé la carrera y me presenté les dije que era consagrado, muchos simplemente asentían y seguían platicando de otra cosa porque no tenían idea de lo que significaba ser consagrado. Pero, poco a poco, conforme va pasando el tiempo de convivencia, ellos van conociendo lo que somos. La mayoría lo aprenden viéndonos, pero también nos hacen todo tipo de preguntas. Ellos nos ven como lo que somos: laicos, como ellos, pero que viven de una manera particular para Dios y para los demás.


Alguien podría pensar que estudiar una carrera civil como ingeniería, economía, arquitectura, etc., no es el mejor tipo de preparación para llevar a Dios a los demás. ¿No sería mejor estudiar teología para predicar el Evangelio?


Rodrigo: Estudiar teología es muy útil. Nosotros también estudiamos un poco en la licenciatura de ciencias religiosas y sería muy bueno que pudiéramos estudiar más. Pero yo creo que no todos estamos llamados a hacer todo. Cada miembro del cuerpo debe hacer lo que le corresponde. Sí, todos estamos llamados a predicar el Evangelio, pero según el estado de vida al que Dios nos llama. Una madre de familia predica el Evangelio con su ejemplo de amor y servicio a su familia, un joven predica el Evangelio siendo coherente con su fe en medio de su grupo de amigos, un niño predica el Evangelio a sus hermanos dando ejemplo de obediencia, etc. Haciendo esto predican muy bien, si hacen lo que Dios les pide, y no necesitan estudiar profundamente la teología. De la misma forma yo creo que los consagrados no todos estamos llamados a especializarnos en teología. Algunos sí, pero la mayoría no. En general todos predican muy bien el Evangelio, siempre y cuando hagan en sus vidas la voluntad de Dios. En mi caso, en este momento, Dios me pide prepararme estudiando economía. ¿Para qué me servirá? En el futuro inmediato no sé, pero por lo menos hasta ahora me ha ayudado a acercarme a mis compañeros para predicarles el Evangelio.


¿Cómo describirías tu identidad como consagrado del Regnum Christi y cómo la vives?


Rodrigo: Ser consagrado del Regnum Christi significa ser miembro del Movimiento como cualquier otro, pero que al mismo tiempo es alguien que pertenece totalmente a Dios. El consagrado es un seglar que dedica su vida a Dios y a las almas. Veo al consagrado como un ejemplo muy claro de lo que es ser el fermento en la masa. Así vivo mi vocación a la vida consagrada, la vivo en el mundo sin ser del mundo. Voy a la Universidad Anáhuac entre jóvenes de todo tipo. Ahí puedo aprovechar para evangelizar las realidades temporales a través del testimonio y de la palabra. Realmente es una experiencia muy hermosa el poder vivir el cristianismo entre otros seglares, ofreciéndoles el testimonio de que es posible para los laicos amar a Dios sobre todas las cosas.


¿Cuál ha sido tu experiencia viviendo y trabajando con religiosos y sacerdotes legionarios de Cristo? ¿Qué se puede mejorar al respecto?


Rodrigo: Estoy sumamente agradecido con ellos. Sin ellos el Movimiento no tendría la vida sacramental que tiene. Realmente es una gracia de Dios el que tengamos sacerdotes disponibles en cualquier momento para ofrecernos a Cristo Eucaristía. Hace algunos días nos hicieron falta sacerdotes en nuestro centro de formación por diferentes circunstancias, esto me hizo darme cuenta del gran don de Dios que es el vivir con ellos. No podemos acostumbrarnos a esta gracia, más bien debemos meditar en ella para agradecerla más. ¿Qué se puede mejorar? Siempre se puede mejorar en la vida espiritual y por lo tanto en la vivencia de la caridad. Todos debemos crecer en el amor que le tenemos a Dios, conocerle más para amarle más. Como consecuencia amaremos más a nuestros hermanos. Jesucristo nos lo dijo, esto es lo más importante: el amor a Dios y a nuestro prójimo. Todo lo demás brotará de esto y sin esto nada sirve. Yo creo que cualquier cosa que pueda mejorarse mejorará en la medida en que nos amemos cada día más.


¿Cómo crees que será tu vida en los próximos años?


Rodrigo: Realmente no lo sé. La disponibilidad al plan de Dios me hace tener una visión a corto plazo sobre lo que sucederá en mi vida pues no tengo lo que podríamos llamar “planes personales”, pero al mismo tiempo llena de muchísimas posibilidades. A corto plazo espero seguir formándome mucho para la misión. Algo que me motiva es el poder ofrecerme a la Iglesia como un instrumento que pueda responder a sus necesidades. Y espero responder con fidelidad a todo lo que Dios me pida.



FECHA DE PUBLICACIÓN: 2011-12-16


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarVer las cosas delante de Cristo Eucaristía a tus favoritos?
  -    No