Búsqueda      Idioma 
     

¿Por qué no soy feliz? (Artículo)
¿Qué hacen los hipócritas?
2014-10-17 (Artículo)
Es bueno estar aquí (Artículo)
Aquí bulle mucha fuerza espiritual escondida, que puja por emerger (Artículo)
Quiero ser tu amigo de verdad (Artículo)

Esos días que se esperan con ansiedad
ESPAÑA | ACTUALIDAD | ARTÍCULOS DE OPINIÓN
«Cuando un alma a la que tú has ayudado a caminar en su proceso vocacional llega, cuando un amigo con el que has compartido muchos momentos, da el paso y se deja imponer las manos consagrantes, ese momento es muy especial».

Ordenación diaconal en Roma, 2012.
«Te espera una aventura junto a Él que ni te puedes imaginar. Habrá momentos terribles, duros; habrá días intensos, fuertes de gracia».

Por el P. Leopoldo Cuchillo, L.C.

En la vida de un sacerdote, los minutos, las horas y los meses se viven con mucha intensidad, con mucho dolor, con mucha alegría, con mucha ansiedad y con mucha paz… y con frecuencia, todo ello a la vez. No me pregunten cómo es posible eso, pues no lo sé, pero es así. Hay momentos muy duros, como cuando tienes que celebrar el funeral de un padre, de una madre o de alguno de tus hermanos. Es muy doloroso; y a la vez hay un gozo sereno profundo del que dice “para esto soy lo que soy, para este momento he vivido todo lo pasado, para este sacrificio, aunque no estoy preparado, me he estado preparando”. Esta mezcla de sentimientos, de vivencias, de contrastes espirituales para mí es  algo difícil de describir. Sin embargo es algo cotidiano en mi vida sacerdotal.

Pero hay momentos, noticias, eventos en los que parece que esa mezcla se vuelve diáfana, simple y no caben los contrastes. Hoy vivo un momento de esos. Cuando un alma a la que tú has ayudado a caminar en su proceso vocacional llega; cuando un compañero de trabajo que ha seguido su ruta de formación se postra ante el altar; cuando un amigo con el que has compartido muchos momentos, da el paso y se deja imponer las manos consagrantes, ese momento es muy especial. Hoy, como digo es uno de esos días. Mi compañero y amigo el ya Padre Juan Fernando Jaramillo se ha ordenado diácono en Roma.

Estoy a miles de kilómetros, enfangado en trabajos de fin de curso, y preparación de viajes de cambio de destinos, organizando salidas a campamentos y ayudando a los que pasarán a Roma próximamente. Todo eso que los legionarios vivimos al final de curso. Pero estoy allí; me siento allí con él, a su lado, en este momento importante, mejor dicho, en el momento de su vida. Para él ha sonado con más fuerza la cuenta atrás y en unos meses culminará la subida de esas gradas que le van a introducir en el Corazón de Cristo mismo. El día que escribí esto fue el último día del mes del Sagrado Corazón y mi hermano y amigo ha dado el paso de una vida toda ella junto a ese Cristo. No se acaba el mes, comienza su vida.

Pienso en su familia, en su madre, en su padre que seguro asistirá desde lo alto a esta fiesta, en todos a los que él ha ayudado en su camino y se han visto enriquecidos con su apoyo y su amistad. Todos están allí.

Querido, ya, Padre Juan: seguro que estos días has mirado mucho para atrás, y has ido redescubriendo la mano del Amigo, presente, escondida, silenciosa o escandalosamente bulliciosa, tantas veces. Pues prepárate. Te espera una aventura junto a Él que ni te puedes imaginar. Habrá momentos terribles, duros; habrá días intensos, fuertes de gracia. Habrá silencios de sábado santo, Dios escondido por semanas; habrá Dios apabullantemente presente, frutos clamorosos de domingo de resurrección; y cómo no, habrá fracasos de viernes santo. Pero todos esos días, todo ese triduo en el que te has metido, serán con Él. Y eso es lo más importante.

Por ello desde aquí, con el gozo y  la emoción de ver a mi hermano hecho sacerdote, le escribo y le digo… Que Cristo sea lo único que te sostenga toda tu vida. Gracias por la generosidad, la entrega y el apoyo que siempre mostraste. Unidos ya más por el sacerdocio que compartimos, tu amigo y hermano siempre, P. Leopoldo Cuchillo.

[El P. Leopoldo Cuchillo, L.C. actualmente es formador en el centro de noviciado y de humanidades y ciencias de la Legión de Cristo en Salamanca, España]


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2012-07-09


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarEsos días que se esperan con ansiedad a tus favoritos?
  -    No