Búsqueda      Idioma 
     

Alerta sobre el «síndrome de Jonás».
2014-07-21 (Artículo)
Falleció el P. Cyril, quien fuera responsable de la Escuela de la Fe en Nigeria (Artículo)
La Sección de Señoras de Madrid se prepara para el proceso de reflexión sobre la identidad del Regnum Christi (Artículo)
"Ahora te toca a ti; depende de ti" (Artículo)
Salud en Movimiento (Artículo)

Un alto en el camino para encontrarse con Dios y consigo mismo
ITALIA | APOSTOLADO | NOTICIAS
Legionarios de Cristo participan en ejercicios espirituales de mes en Roma.

Legionarios de Cristo durante sus ejercicios de mes en el centro de estudios superiores de Roma.
Legionarios de Cristo durante sus ejercicios de mes en el centro de estudios superiores de Roma.

Roma, 13 de agosto de 2012. Desde el 15 de julio y hasta el 15 de agosto de 2012 un grupo de más de 50 legionarios de Cristo está participando en los ejercicios espirituales de mes en el centro de estudios superiores de Roma. La mayoría son religiosos que han terminado el primer año de teología. También hay cuatro sacerdotes y dos diáconos.

El director de esta tanda de ejercicios de mes es el padre Donal Corry, L.C., profesor de teología en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum y quien desde 2003 colabora como oficial en la sección de habla inglesa de la Secretaría de Estado de la Santa Sede. «Desde 1973 he predicado ejercicios espirituales todos los años. Aunque de mes sólo lo había hecho en 1990, a consagradas, y en 1991, a legionarios. Las temáticas son de todos conocidas, pero ahora las distribuimos en cuatro semanas, de modo que al final del mes de ejercicios espirituales salen más de cien meditaciones. Como se puede comprender exigen preparación, pero es una ventaja tener
P. Donal Corry, L.C., predicador de los ejercicios espirituales de mes.
P. Donal Corry, L.C., predicador de los ejercicios espirituales de mes.
algo ya listo de antemano», comenta el padre Donal.

En la Legión de Cristo, durante las vacaciones de verano que siguen al primer año de los estudios de teología, se tienen ejercicios espirituales de mes. Cuando se le pregunta al director de ejercicios si en su opinión le parece que éste es el mejor momento para hacer esta experiencia, nos contesta: «Requieren cierta madurez para hacerlos bien. Recuerdo cuando los hice como novicio, ahora lo pienso y creo que pude haberlos aprovechado mejor si hubiera tenido más experiencia de vida religiosa. Desde mi punto de vista me parece que es un buen momento ahora: todos han hecho prácticas apostólicas y cada religioso tiene ya cierta madurez humana, un conocimiento de sí mismo más serio y una experiencia de vida espiritual mayor… Diría que son dos los factores importantes en todo esto: experiencia de vida de oración y maduración».

Aunque san Ignacio de Loyola ideó los ejercicios para que duraran aproximadamente un mes, a algunas personas les resulta difícil visualizar una tanda de ejercicios tan larga, precisamente en un tiempo en que hay tantas cosas que hacer. A este respecto el padre Donal comenta: «Como comentaba, yo los hice como novicio en 1963 ¡y los aguanté! El director de aquellos ejercicios espirituales no era legionario. Los inicié y traté de aprovechar pese a que mi español en aquel entonces tampoco era
Stephen Howe, L.C. (de Australia) en un momento de oración en la capilla.
Stephen Howe, L.C. (de Australia) en un momento de oración en la capilla.
bueno. Por su duración ciertamente no son fáciles pero depende mucho de lo que el ejercitante invierte. Se saca un fruto espiritual si el ejercitante aprovecha su oración. Desde luego hay casos y casos: unos que entran en la dinámica fácilmente y otros que les cuesta un poco más al principio».

El 16 de diciembre de 1979 el beato Juan Pablo II recordaba en el Ángelus la carta Encíclica Mens Nostra de Pío XI sobre los ejercicios espirituales destacándolos como «un conjunto de meditaciones y oraciones en atmósfera de recogimiento y de silencio, y sobre todo un particular impulso interior ―suscitado por el Espíritu Santo― para abrir amplios espacios en el alma a la acción de la gracia». Años más tarde, en la Exhortación apostólica post sinodal Pastores Dabo Vobis, se refería a ellos como una ocasión «para un crecimiento espiritual y pastoral, para una oración más prolongada y tranquila, para una vuelta a las raíces de la identidad sacerdotal; para encontrar nuevas motivaciones para la fidelidad y la acción pastoral» (cf. n. 80). «Ante todo hay que decir que los ejercicios espirituales suponen una renovación de cara a Dios y a la propia vocación. Muchas veces esto se plasma en una mayor perfección de vida religiosa. En la medida en que uno se deja llevar a esa vivencia más perfecta se es más de Dios y eso, de por sí, ya supone una renovación del propio “sí” a Jesús y, así, un gran fruto en la propia vida», menciona el padre Donal al hablar de los frutos que a él le ha tocado ver en la vida de legionarios que hacen los ejercicios espirituales de mes.

Y a todo esto, ¿cuál es más específicamente el papel del director de los ejercicios espirituales de mes?, preguntamos al padre Corry. «El director habla al grupo –contesta el padre Donal–. Suele haber homogeneidad, ciertamente, y en esa medida el predicador trata de adaptar lo que dice u ofrece al grupo al que se dirige. No se puede negar que el papel fundamental del predicador es proponer el material para meditar como medios para alcanzar el fin específico de cada meditación. En cierta manera viene a ser como una lectio divina».



FECHA DE PUBLICACIÓN: 2012-08-13


 

 


Enlaces relacionados

Red Misión
Red de Universidades Anahuac

 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarUn alto en el camino para encontrarse con Dios y consigo mismo a tus favoritos?
  -    No