Búsqueda      Idioma 
     

Hacer memoria de Dios.
2014-08-15 (Artículo)
«Por encima de todo, tu voluntad, Señor» (Artículo)
«El camino para ser creativos es a través de la oración» (Artículo)

¡Cuánta fuerza hay en la juventud!
CHILE | MIEMBROS | NOTICIAS
Impresiones de Florencia Vicuña, consagrada del Regnum Christi que desempeña su labor pastoral en Chile.

Florencia Vicuña, consagrada del Regnum Christi.
Florencia Vicuña, consagrada del Regnum Christi.

Fuente: LeCristo del territorio de Chile – Argentina, mayo de 2013.

Es maravilloso volver a Chile y encontrarme con tantos jóvenes alegres e inquietos por hacer mucho por los demás, especialmente los más necesitados.

Existe una cantidad de proyectos encaminados a salir al encuentro de tantas personas que requieren de nuestro amor y dedicación, para vivir con paz y alegría. Muchos de ellos fundados y dirigidos por gente joven. ¡Cuánta fuerza hay en la juventud!

El Papa Francisco decía hace unas semanas: «¿Habéis pensado en los talentos que Dios os ha dado? ¿Habéis pensado en cómo podéis ponerlos al servicio de los demás? ¡No enterréis los talentos! Apostad por ideales grandes, esos ideales que ensanchan el corazón, los ideales de servicio que harán fecundos vuestros talentos. La vida no se nos da para que la conservemos celosamente para nosotros mismos, sino que se nos da para que la donemos. Queridos jóvenes, ¡tened un ánimo grande! ¡No tengáis miedo de soñar cosas grandes!» (Audiencia general, 24 de abril de 2013).

Y qué razón tiene. La verdadera satisfacción se encuentra en el servicio, pero en un servicio fruto del amor, del amor a Dios y a quienes nos entregamos. Amor en la mente para pensar bien, amor en el corazón para querer el bien y amor en la voluntad para hacer el bien a quienes encontramos día a día. Y nuestra querida Madre Teresa de Calcuta nos recuerda también: «El servicio más grande que pueden hacer a alguien es conducirlo para que conozca a Jesús, para que lo escuche y lo siga; porque sólo Jesús puede satisfacer la sed de felicidad del corazón humano, para la que hemos sido creados».

Y esta es mi oración y mi esfuerzo de cada día, para que en lo que digamos y hagamos, siempre dejemos el gusto bueno del amor de Dios. Ese amor que atrae y nos lleva a querer estar con Él, confiar en Él y vivir más según su corazón. El amor nos conserva jóvenes, porque nos da la fuerza y la energía para seguir dándonos, para no cansarnos en nuestra misión en esta vida. Alimentémonos de Dios, en la oración, en la Eucaristía y en su Palabra, para que el servicio que demos a nuestro prójimo esté lleno de ese Amor que no pasa y que da la verdadera plenitud, la verdadera felicidad del alma.






FECHA DE PUBLICACIÓN: 2013-05-22


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregar¡Cuánta fuerza hay en la juventud! a tus favoritos?
  -    No