Búsqueda      Idioma 
     

Alerta sobre el «síndrome de Jonás».
2014-07-21 (Artículo)
Falleció el P. Cyril, quien fuera responsable de la Escuela de la Fe en Nigeria (Artículo)
La Sección de Señoras de Madrid se prepara para el proceso de reflexión sobre la identidad del Regnum Christi (Artículo)
"Ahora te toca a ti; depende de ti" (Artículo)
Salud en Movimiento (Artículo)

Queremos vivir la comunión y la corresponsabilidad en la misión
ITALIA | REGNUM CHRISTI | NOTICIAS
Reunión de los gobiernos generales y la comisión de miembros de 1º y 2º grado del Regnum Christi.

Del 17 al 19 de marzo los gobiernos generales de la Legión de Cristo, de los consagrados y de las consagradas del Regnum Christi tuvieron unas reuniones en la Sede de la Dirección General acompañados por los representantes de los miembros seglares de primero y segundo grado: Kerrie Rivard (Estados Unidos), José Antonio Lebrija (México), Lucia Hauser (Alemania) e Iliano Piccolo (México).

Desde antes de la celebración del Capítulo General y de las asambleas generales de los consagrados se tenía prevista una reunión de los tres gobiernos generales que resultaran elegidos y de la comisión de los miembros de primero y segundo grado. Ahí se analizarían las observaciones y recomendaciones que se hubieran emanado de estas reuniones y las indicaciones dadas en su momento por el Delegado Pontificio para determinar el modo de llevarlas a la práctica.

«Queremos dar continuidad al trabajo que hemos estado haciendo desde hace años para profundizar en el carisma del Movimiento y la aportación específica de cada una de las vocaciones que lo conformamos. Además, necesitamos resolver algunas cuestiones sobre el modo de cumplir la misión en conjunto», dice Bernardo Pérez.

Las reuniones iniciaron cada día con media hora de adoración al Santísimo Sacramento. Las consagradas prepararon algunas oraciones, reflexiones y cantos para cada día. Seguían varias reuniones de trabajo con momentos de descanso y la comida, todos juntos, con la comunidad de la Sede de la Dirección General. La jornada concluía con la concelebración eucarística.

El P. Eduardo Robles Gil, L.C., inició los trabajos el 17 de marzo recordando que en esta nueva etapa, además de buscar una mejor organización de la misión apostólica que nos ayuden a vivir la unidad propia del carisma y que todos queremos, el acento tiene que estar puesto en la evangelización, en salir al encuentro de las personas. «La unión del Movimiento, que brota del carisma y de la espiritualidad, se concreta en la misión. Por ello, vemos que es necesario poner los medios institucionales que nos ayuden a favorecerla y lograrla».

Lucia Hauser, miembro del Movimiento de Alemania comenta: «Hemos querido hablar sobre todo de principios para iluminar los puntos desde sus raíces. Si no se da esta claridad, aunque tengamos los mejores estatutos y marcos de referencia, no servirán de nada. Cada uno tiene que preguntarse por el lugar en el que se encuentra personalmente y decidir cómo quiere afrontar la misión. Puede hacerlo desde el punto de vista de los resultados, según el cual la persona se realiza en la medida en que logra sus metas y tiene éxito, pero que no favorece la misericordia. O bien puede elegir partiendo de la conciencia de ser profundamente amado y que, conociendo los propios límites, fortalezas e imperfecciones, se pone a disposición del amor para entregarse desde la propia realidad y busca cumplir la misión para expresar su amor».

Hay tres temas que han ocupado la mayor parte del tiempo de las discusiones y trabajo por comisiones: el proceso de definición del conjunto del Movimiento Regnum Christi en general y la aportación que los miembros de primero y segundo grado tienen en el mismo; la forma de establecer unos marcos para la colaboración en la misión que nos ayuden a atender a las personas y las obras en el corto plazo mientras llegamos a una configuración definitiva del Movimiento; y la necesidad de dedicarnos con humildad y entusiasmo a la nueva evangelización porque hay mucha gente que no conoce a Cristo o lo ha olvidado.

«Esta reunión es la primera que tenemos con gobiernos elegidos por el Capítulo y las asambleas, pero se inserta en el proceso que habíamos empezado a recorrer. Estamos buscando bajar a lo concreto el deseo de corresponsabilidad y participación en la misión, involucrando también a los miembros de primero y segundo grado». Así se expresa Paula Errázuriz.

Por su parte el P. Juan Sabadell recordó en una de sus intervenciones que «las estructuras, al ser realidades humanas, no son nunca definitivas y por eso tendrán que irse ajustando con prudencia según las necesidades de tiempos y lugares para responder mejor a los retos que la historia vaya presentando a la vivencia del carisma al servicio de la Iglesia. Por ello, es importante ser conscientes de que lo que hemos acordado es algo provisional, que eventualmente tendremos que ir acomodando mediante cauces institucionales en los que, a la luz de la experiencia y en un ambiente de diálogo, sepamos interpretar los signos de los tiempos y responder a las nuevas situaciones y expectativas».

Viviana Limón añade: «Hemos tratado de identificar los principios que queremos salvaguardar, la misión que Dios nos confía, el espíritu que nos anima y qué medios institucionales debemos implementar para vivirlo y ayudarnos a caminar juntos». Otro de los participantes, el P. Jaime Rodríguez, confirma esta idea diciendo que se necesita «encontrar los modos para vivir la comunión, la participación de todos», advirtiendo al mismo tiempo de la necesidad de evitar «que las estructuras se conviertan en una burocracia que nos impidan entregarnos a la misión».

Dice Fernando Rincón «Yo creo que si aplicamos bien lo que hemos estado tratando estos días habrá un florecimiento y maduración de las personas, las secciones y las obras. Los legionarios, los consagrados y consagradas debemos ser los primeros convencidos de que los laicos son apóstoles y misioneros, y que la plenitud de su vocación consiste no en sólo recibir, sino aportar a la instauración del Reino de Cristo en la sociedad».

El 19 de marzo, solemnidad de san José, terminaron las reuniones con la concelebración eucarística en el Centro de Estudios Superiores presidida por el P. Eduardo Robles Gil. Después de misa se tuvo una cena en el mismo centro con todos los participantes en la reuniones. Los documentos producidos en estas reuniones serán promulgados una vez que se haya llegado a la redacción definitiva.

Concluye Iliano Piccolo: «Veo que vamos caminando a buen ritmo y con buenas disposiciones de todos. Todavía hay cosas por hacer. Pero regreso a casa satisfecho…».


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2014-03-24


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarQueremos vivir la comunión y la corresponsabilidad en la misión a tus favoritos?
  -    No