Búsqueda      Idioma 
     

Señor mío y Dios mío
Jn 20,19-31 (Artículo)
La calidad en el amor
Mt 26,14-27,66 (Artículo)
La Cena de los misterios
Jn 13,1-15 (Artículo)
“Mi decisión de colaborar es una respuesta al llamado de Dios” (Artículo)
El Dios de los vivos.
2014-04-10 (Artículo)

Karla Wheelock conquista el Everest y todos sus sueños
| APOSTOLADO | TESTIMONIOS
Convertida en la primera mujer mexicana en subir al Everest por la ruta norte, la himalayista, ex-alumna del Alpes de Saltillo, comparte sus experiencias con los asistentes al Torneo de la Amistad

Karla Wheelock
Karla Wheelock
México tiene el nombre de una mujer inscrito en el techo del mundo, el monte Everest.
El 27 de mayo de 1999, la saltillense Karla Wheelock, se convirtió en la segunda mexicana en subir la montaña más alta del planeta, de 8 mil 848 metros, y la primera en hacerlo por el lado norte. "Estoy en la cima del Everest, te hablo para que compartas conmigo este momento", fueron las palabras que la alpinista dijo a las 02:15 horas de ese día a su madre, María del Carmen Aguayo, vía teléfono satelital.

Un "campamento base" en la carrera hacia las alturas de Karla, ex alumna del Instituto Alpes de Saltillo, fue su participación en las ediciones 82, 83 y 84 del APCI, antiguo nombre que llevaban los Torneos de la Amistad.

- Karla, ¿en qué años participaste en el Torneo de la Amistad y a qué colegio representabas?
Participé en tres Torneos de la Amistad, que antes se llamaban APCI, en 1982, 1983 y 1984. Representaba al mejor de los colegios, al Instituto Alpes de Saltillo. También participé como entrenadora de basquet, en 1986, de un equipo de niñas de sexto de primaria, en 1987, como parte del staff de apoyo, y en 1999 participé en los juegos de la Amistad de Atlanta como oradora.

- ¿Y en qué competiste?
Me tocó competir en basquetbol, softbol, relevos 4x100 m., 200 y 400 metros, salto de longitud y salto de altura.

- ¿Ganaste alguna medalla?
Sí, fui primer lugar en 4x100 m., segundo en 200 y 400 metros, primero en basquetbol (en la Ciudad de México), segundo en basquetbol (en el CECVAC de Monterrey), y primero en softbol.

- ¿Qué tienen de diferente estos torneos a otros eventos deportivos?
La ventaja de este torneo, comparado con otros, es el ambiente en el que se desarrollan, pues existe
Karla Wheelook
Constancia, tenacidad, fortaleza , y una meta clara, para llegar a las alturas
la sana competitividad y algo que para mí es muy importante, que es el vivir el deporte de la mano de los valores, como formación y educación.

Tengo gratos recuerdos de estos torneos. En cierta ocasión, participando en relevos de 4x100, una de mis compañeras se tropezó y casi se cae, eso sin hablar de la ventaja que dio a los demás, pero era tal su compromiso y su decisión, que miró a la meta y corrió tan fuerte como pudo. Quedamos en primer lugar. Nunca olvidaré cómo festejamos ese logro, recuerdo nuestros primeros lugares en basquetbol, softbol y atletismo.

Pero lo que más recuerdo es que conocí a muchas niñas que como yo gustaban del deporte y les gustaba ganar, que sabían ser compañeras de equipo y, afortunadamente, que hasta la fecha conservo, y de quienes he aprendido mucho. Recuerdo un ambiente sano y de familia en el que el deporte se convertía en un medio para acercarnos a los demás y para descubrir en nosotros mismos nuevos talentos y fortalezas.

También recuerdo haber perdido, y cómo el compañerismo hacía que la derrota no doliera tanto y se convirtiera en un aprendizaje más.

- ¿Alguna anécdota que recuerdes?
Recuerdo que una de nuestras porras era el corrido de Rosita Álvarez y como las norteñas de Saltillo y Monterrey nos uníamos y apoyábamos.

También me acuerdo que yo no tenía dinero para comprarme unos spikes para correr, por lo que una amiga me prestó los suyos, pero me apretaban tanto que al arrancar me resbalé y aun así gané un segundo lugar.

- ¿Qué le recomiendas a los niños que van a estar participando en este Torneo?
Que pongan su corazón y todas sus fuerzas en la disciplina que participen y que si ganan sean lo suficientemente humildes para dar gracias a Dios por ese talento que les ha dado, y que si pierden vean esa experiencia como una oportunidad para mejorar y crecer.

- Ahora que ya has logrado los retos que muchos alpinistas anhelan, como la conquista del Everest y muchas montañas altas de todos los continentes, ¿qué valor tienen los nuevos retos para ti?
Los retos siempre han tenido y tienen un valor muy importante para mí, pues en cualquier área de la vida, en el deporte, en la profesión, en la familia, se requiere de tiempo, dedicación y preparación para alcanzar las metas propuestas. El esfuerzo y la lucha están siempre presentes.

- Aunque las siguientes montañas que vas a ascender no se encuentran entre los ochomiles (picos de 8 mil metros de altitud), ¿cuáles son las principales dificultades técnicas que presentan?
Principalmente, la logística, pues estamos hablando de lugares remotos y difíciles de accesar. Las condiciones climáticas son también adversas, pues las temperaturas más bajas registradas en nuestro planeta son precisamente en la Antártica. Estamos en un lugar alejado de todo, en donde la civilización más cercana está a seis horas en avión, por lo que no se pueden cometer errores. Las grietas que existen en el camino pueden ser de entre 100 y 200 metros de profundidad. Los vientos pueden provocar serias congelaciones.
En el caso de Carstenzs, en Nueva Guinea, el solo acceso al país es ya un reto, por la situación política y de guerra en la que se encuentra.

- Ahora que eres madre, ¿hay angustias adicionales en ti por el eterno riesgo
que existe en la aventura del alpinismo?
Siempre he cuidado mucho todos los aspectos relacionados con el análisis del riesgo, y hemos procurado que el riesgo esté perfectamente calculado para aminorar los accidentes, ya que el verdadero éxito en la montaña es ir y regresar con bien. Hoy, como madre, me
estoy esforzando doblemente para cuidar todos esos detalles y principalmente reparándome física y mentalmente, pues ahora hay alguien que me necesita mucho y a quien me está costando mucho dejar para ir a esta montaña, pero que a la vez me fortalece para dar esos pasos rumbo a la cima.


- ¿Cómo calificarías al alpinismo mexicano en estos momentos? ¿Cómo está su
desarrollo en relación al de otros países, como los europeos?
Afortunadamente, el alpinismo mexicano tiene grandes exponentes, y cada vez
son más las personas que se dedican a este hermoso deporte. Estamos dando resultados importantes y poniendo literalmente el nombre de México muy muy en alto. En cuanto a su desarrollo comparado con países como Austria, Alemania, Italia, Francia etc, todavía nos falta un poco de escuela y cultura en el deporte lo que se traduce en una gran área de oportunidad para mejorar y para seguir creciendo.

- ¿Sientes que haya cada vez más mujeres interesadas en el alpinismo?
Afortunadamente veo que sí y me llena de orgullo que más y más mujeres tengan metas altas y estén dispuestas a seguir sus sueños.

- Con una ya fructífera carrera en el alpinismo, ¿cuáles son las principales enseñanzas que, como persona, has recibido de la montaña?
Que la meta es el medio, el hombre es fin y que quien verdaderamente se conquista es uno mismo al vencer los miedos y las adversidades. Que el que se propone cosas grandes logra cosas grandes. Que la cumbre es la mitad del camino y que regresar bien y a salvo es el verdadero éxito en esta disciplina, en donde está la vida de por medio; y que compartir las
enseñanzas de la montaña nos enriquece a todos.

- ¿Cuáles son las principales semejanzas de la montaña con la vida?
En ambas tienes que tener muy claro hacia dónde te diriges. Tienes que estar dispuesta a soñar, a sudar y a sonreír ante los obstáculos. Que tu actitud es factor importante para determinar qué tan alto llegas. Que la lucha es constante, y que siempre hay una nueva montaña que escalar.

- ¿Qué importancia tiene y cómo influye en ti el consejo y el apoyo de tu familia y de tu esposo en tu carrera deportiva?
El apoyo de mi familia es simplemente mi fuerza, mi motor y el espíritu de lucha que me lleva a las cumbres. El apoyo y todo lo que he aprendido de Iván, mi esposo, son las herramientas que me llevan a lograrlo. Sin ellos, la montaña no tendría sentido. Iván elabora la estrategia y el plan de ascenso con un solo fin: que pueda lograr la meta y regresar con bien a casa.

- ¿Qué le dirías a los niños que ven en ti un ejemplo a seguir, por haber cumplido gran parte de tus sueños?
Que yo también, como ellos, pensaba que la gente que logra sus sueños era gente privilegiada, y que hoy he comprobado que ese privilegio lo tenemos todos aquellos que estemos dispuestos a luchar, a prepararnos y a no rendirnos hasta lograr llevar al límite nuestros sueños. Que si lo desean con todo su corazón y su mente, y llevan toda esa fuerza a las acciones, lograrán lo que se propongan en la vida.

- ¿Cómo es tu relación con la naturaleza?
Es como entrar en un templo, en donde encuentras paz y armonía, en donde ver el cielo y su grandeza, la montaña y su magnificencia, me hace recordar que Dios existe y que cada día nos regala cosas bellas, simplemente para que disfrutemos de ellas, y también es un compromiso de mantener limpia y conservar la flora y la fauna.

- ¿Qué significa el deporte para ti y cómo esta actividad te ha ayudado en tu desarrollo personal?
El deporte es más que un hobbie o una actividad recreativa, el deporte es formativo de la personalidad. En mi caso muy particular, fue a través del deporte como pude canalizar
muchas inquietudes, en donde aprendí a ganar y perder y a seguir luchando.
En el deporte vas puliendo tu personalidad y conforme más difíciles sean las pruebas, vas formando tu carácter, que te determina como ser humano.
Creo, y estoy convencida, que a través del deporte, una persona se forma en valores como constancia, disciplina, perseverancia, honestidad y trabajo en equipo.

- ¿Cómo fomenta el montañismo el compañerismo y la amistad?
El estar en situaciones de riesgo y peligro constante hacen que la gente se concentre en lo verdaderamente importante, que es la vida humana, asé que las amistades que se dan en la montaña comparten lo verdaderamente esencial del ser humano, y es por eso que son tan fuertes los amigos de la montaña.

Del Torneo de la Amistad al Everest

Nombre: Karla Susana Wheelock Aguayo
Familia: Iván Loredo Vidal (esposo), Valeria Loredo Wheelock (hija), María
del Carmen Aguayo (mamá) y James Wheelock (papá, finado) y Miguel Ángel y
Jaime Enrique Wheelock (hermanos).
Lugar de nacimiento.: Saltillo, Coahuila
Estudios:
- Colegio La Paz (hasta 3o. de primaria) e Instituto Alpes (de 4o. de
primaria a 3o. de secundaria)
- ITESM Saltillo (preparatoria)
- Facultad de Jurisprudencia de la UAdeC (carrera universitaria).
Logros deportivos y premios:
2000 Monte Elbrús (cima continental de Europa)
2000 Monte Kilimanjaro (cima más alta de África)
2000 Monte McKinley (cima más alta de Norteamérica)
2000 Premio Heraldo de México
1999 Premio Estatal del Deporte
1999 Monte Everest (primer ascenso femenino latinoamericano por la ruta
norte)
1999 Premio Televisa al "Deportista Modelo"
1996 Monte Cho Oyu (primer ascenso femenino latinoamericano).


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2002-11-12


 

 


Enlaces relacionados

Red Misión

 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarKarla Wheelock conquista el Everest y todos sus sueños a tus favoritos?
  -    No