Búsqueda      Idioma 
     

Alerta sobre el «síndrome de Jonás».
2014-07-21 (Artículo)
La Sección de Señoras de Madrid se prepara para el proceso de reflexión sobre la identidad del Regnum Christi (Artículo)
Falleció el P. Cyril, quien fuera responsable de la Escuela de la Fe en Nigeria (Artículo)
Salud en Movimiento (Artículo)
La identidad sacerdotal (Artículo)

El cariño de Dios por mí
| APOSTOLADO | TESTIMONIOS
¡Gracias a mi familia, y gracias sobre todo a Dios, hoy puedo decir que soy una mujer muy feliz!

Sra. Leticia Rodarte con dos de sus hijos
Leticia (a la derecha) con dos de sus hijos
Nací en una familia católica donde nunca faltaba la oración en familia, sobre todo en los momentos importantes; Navidad, Semana Santa... momentos de alegría, tiempos de tristezas, preocupaciones etc. Desde muy pequeña mis padres me inculcaron el amor a Dios y con su palabra y su ejemplo de amor dentro de su matrimonio.

Desde pequeña tuve ese primer encuentro con Dios que ha marcado siempre mi vida. Recuerdo mi primer retiro, en el que experimenté el amor infinito de Dios que me miró, sonrió, pronunció mi nombre, me tomó de la mano. Tuve la dicha de pertenecer al Movimiento Regnum Christi desde jovencita; siempre he logrado mantener a Dios muy presente en mi vida.

Recuerdo aún el día de mi boda: cuando me desperté, encontré un sobre junto a mi almohada, con una carta que iniciaba: «Amaras a Dios sobre todas las cosas... y luego a tu marido». Después el texto insistía en la importancia y la grandeza del sacramento del matrimonio. Es así como empecé una nueva aventura en mi vida.

Después de casarme empezaron a llegar los hijos. Dios nos bendijo con 4 hijos 2 mujeres y 2 varones. Recuerdo que en cada nacimiento, agradecía profundamente a Dios
Sra. Leticia Rodarte e hijos
Leticia, al centro, con sus hijos
por habérmelo encomendado, y al mismo tiempo iba ofreciendo a cada uno de ellos, poniéndolos a su disposición «Señor, gracias por el don tan hermoso de ser madre, por entregarme unos hijos tan hermosos. Son tuyos, Señor. Si has de disponer de cualquiera de ellos, te los entrego con todo mi corazón. Si has de infundir en ellos la gracia de la vocación, te pido desde lo más profundo de mi corazón que nunca duden de tu amor»

Y fue así como, día a día, se los encomendaba y se los ofrecía a Dios a través de María, siempre en el tercer misterio de mi Rosario (¿por qué el tercero? No lo sé). A lo largo de todos estos años en medio de alegrías y dificultades, fueron creciendo mis hijos. Mi matrimonio atravesó por momentos difíciles, como suele haber en todos los matrimonios. Perseveramos unidos en el amor, hasta que algo cambió bruscamente mi vida.

Después de 20 años, el día de san José, día del padre, mi marido sufrió un accidente y perdió la vida. Una muerte repentina y trágica, en un día muy señalado. Mis hijos no daban crédito a lo que había sucedido: «¿Por qué el día del padre, mamá?» «Porque siempre fue un buen padre y Dios nuestro Señor quería darle su regalo también ese día», era mi respuesta. Esta experiencia nos hizo crecer como familia, nos unió de una manera impresionante en la fe, y nos hizo ver la importancia de estar siempre preparados y disfrutar de todo aquello que nos da Dios.

Un año después, el mayor de los hijos varones me comunicó su deseo de tener una experiencia en el seminario de los Legionarios de Cristo. Después de un verano en el seminario, decidió quedarse para madurar su vocación sacerdotal. Fue ahí cuando recordé todos esos años en que ofrecí mis hijos al Señor, me di cuenta de la verdadera eficacia de la oración, y de que alguien intercedía por nosotros allá en el cielo. Desde el primer momento apoyé la decisión de mi hijo.

Las bendiciones no se han hecho esperar en mi familia, cada vez más paz, cada vez más cerca de Dios y un gozo mayor con el resto de mis hijos. ¡Gracias a mi familia, gracias a los Legionarios y gracias sobre todo a Dios, hoy puedo decir que soy una mujer muy feliz!

UL>

      Leticia Rodarte
      Saltillo, Coah. (México)


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2004-06-08


 

 


Enlaces relacionados

Red Misión
Familia Unida
CIFFA
Instituto Juan Pablo II para la familia
Virgen Peregrina de la Familia

 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarEl cariño de Dios por mí a tus favoritos?
  -    No