Búsqueda      Idioma 
     

«Hoy es el momento de la cosecha, tras una larga siembra» (Artículo)
Cuando en Navidad te dedicas a amar (Artículo)
El evento más grande de la historia y tú has sido invitado (Artículo)
¡Donde nace La Alegría! (Artículo)
"Vuestra vocación es al amor, y al amor más grande" (Artículo)

El reto de no dejar de sembrar
EL SALVADOR | ARTÍCULOS DE OPINIÓN
«Muchas veces tenemos que experimentar el fracaso, la frustración, el desánimo, antes de llegar al triunfo».

Fracaso
"No importa cuánto te demores, acepta el reto y llega hasta el final".

Por el P. Dennis Doren, L.C.

La vida es un desafío diario, un reto que no se acaba; cuando un proyecto lo vamos terminando, ya va apareciendo otro. Es emocionante vivir con esa ilusión, emprender nuevos proyectos en la vida y, revisando tu Check List, puedas ver que vas cumpliendo. No te detengas, no te desanimes cuando las cosas no salgan como tú esperabas o lo habías planeado, no siempre salen las cosas a la primera. Muchas veces tenemos que experimentar varias veces el fracaso, la frustración, el desánimo, antes de llegar al triunfo; lo importante, es llegar al final. No importa cuánto te demores, acepta el reto y llega hasta el final. “He luchado bien en el combate, he corrido hasta la meta. He perseverado en la fe. Ahora sólo espero la corona merecida, con la que el Señor, justo juez, me premiará en aquel  día, y no solamente a mí sino a todos aquellos que esperan con amor su glorioso advenimiento” (2Tim, 4,6-8).

“Pocos son los hombres que construyen ciudades, la gran mayoría las habita”.

“Pocos son los hombres que proyectan la construcción de un puente, la gran mayoría lo utiliza”.

“Pocos son los hombres que levantan rascacielos y fábricas, la gran mayoría trabaja en ellos”.

Igual que esos pocos privilegiados, la felicidad llegará a ti cuando TE ATREVAS a explorar..., cuando TE ATREVAS a echar los cimientos de grandes estructuras para satisfacer las necesidades de tus semejantes.

Desarrolla dentro de ti la magnífica visión de ayudar a tus semejantes a que se ayuden a sí mismos, motiva a los hombres a que desarrollen y utilicen todo su potencial, y así les estarás ayudando a levantar los cimientos más sólidos y a hacer estructuras gigantescas de sus vidas. Cuando te hayas atrevido a desarrollar este desafío de ayudar a tus semejantes, habrás descubierto el significado de una vida más rica y abundante. ¡Te reto a que lo hagas!

Acepta hoy el reto de seguir sembrando a tu alrededor, no dejes de lanzar la semilla del bien. Siembra amor, y recogerás unión; siembra unión, y recogerás paz; siembra paz, y  recogerás armonía; siembra armonía, y recogerás ilusiones; siembra ilusiones, y recogerás vida; siembra vida, y recogerás regalos; siembra regalos, y recogerás alegría; siembra alegría y recogerás fe; siembra fe, y recogerás esperanza; siembra esperanza, y recogerás confianza; siembra confianza, y recogerás unidad; siembra unidad, y recogerás carácter; siembra carácter, y recogerás hábitos; siembra hábitos, y recogerás destinos; siembra destinos, y recogerás felicidad; siembra felicidad, y recogerás éxito. Y con ese éxito, crecerá tu sueño; con ese sueño, crecerá tu realidad; con esa realidad, crecerá tu verdad,  y esa verdad, te llevará a Dios.

Solo así llegarás a poseer esa satisfacción personal que anhelas obtener. Tu vida es una constante siembra, no dejes para mañana lo que hoy debes comenzar.


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2013-09-02


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarEl reto de no dejar de sembrar a tus favoritos?
  -    No