Búsqueda      Idioma 
     

Detenernos con María ante las cruces del hombre de hoy (Artículo)
Suelta tu carga (Artículo)
Hay mucha generosidad y eso no se puede olvidar (Artículo)
«Juventud de Asia, ¡despierta!» (Artículo)
Superar las pruebas con fe y confianza..
2014-09-08 (Artículo)

Una oportunidad de llevar el mensaje de Cristo a los demás
INTERNACIONAL | NOTICIAS
Así fueron las misiones de Semana Santa de algunos grupos del Regnum Christi en diversas partes del mundo.


El Papa Francisco ha insistido que la Iglesia debe ser misionera, tiene que salir a las periferias. Durante las misiones de evangelización de Semana Santa de este año, un numeroso grupo de misioneros laicos en distintos países fueron acompañados por sacerdotes legionarios de Cristo, consagrados y consagradas del Regnum Christi para llevar el Evangelio a comunidades necesitadas de la presencia viva de la Iglesia. Frecuentemente se trata también de poblaciones que no pueden recibir una atención sacramental de manera regular por la escasez del clero y por las distancias.

Los misioneros visitaron casa por casa para escuchar a las personas, conocer sus problemas, rezar con ellas y compartir su fe. En varios países participaron misioneros de distintas profesiones: médicos, psicólogos, dentistas y terapeutas familiares, que ofrecían sus servicios gratuitamente a las personas y comunidades visitadas. En otras comunidades se apoyó a la construcción y mejora de algunas viviendas y capillas de la parroquia. En muchos lugares se repartieron despensas y medicamentos. También se procuró dar atención espiritual a personas marginadas: inmigrantes, huérfanos y ancianos que viven en asilos, cuando no solos en sus casas.

Norteamérica

En Nueva York se organizaron misiones en los alrededores de la parroquia de St. Patrick’s Old Cathedral. Los misioneros venían de Nueva York, New Jersey, Connecticut y Pennsylvania. También participaron 18 alumnos de Oaklawn Academy y 20 religiosos legionarios de Cristo que estudian humanidades en Cheshire. El Viernes Santo organizaron la actividad llamada Crosswalk, que consiste en atravesar la isla de Manhattan cargando una cruz y clavando en ella papeles con las intenciones de la gente con quienes se encontraban. También tuvieron un Via Crucis viviente en las calles de Manhattan. Por la noche repartieron comida y ropa a personas necesitadas por las calles de la ciudad.

El Sábado Santo aprovecharon para visitar el Children’s Aid Society, en Harlem y participaron en un programa que busca ayudar a los niños de escasos recursos. «¡Qué semana más gloriosa! Tantas historias. Las personas del vecindario me cuentan historias de la misión cada vez que salgo a pasear. ¡Ha sido sensacional! El Domingo de Pascua fue increíble… más de 800 personas en la Iglesia para la Misa de las 12:45. Es casi obvio decirlo, pero siempre que piense en Semana Santa pensaré también en los legionarios de Cristo y el Regnum Christi», comenta el párroco de la iglesia en donde colaboraron los misioneros, Mons. Donald Sakano.

En Sacramento, California, unos cien adolescentes de entre 14 y 17 años participaron en la misión del Santuario Nacional de nuestra Señora de Guadalupe.

En Chicago, los misioneros de Juventud y Familia Misionera estuvieron colaborando en cuatro parroquias de la arquidiócesis. Entre las actividades de Familia Misionera destaca una actividad pastoral para gente que no tiene hogar. Prepararon camas con sábanas limpias para unas mil personas que pudieran descansar y también una comida para todos ellos.

En Houston, entre otras actividades, los misioneros visitaron un centro para niños inmigrantes de Centroamérica en Hermann Park. Los niños que viven en el centro suelen llegar a los Estados Unidos buscando reunirse con sus padres.

Cerca de 40 familias participaron en la Megamisión en Dallas. «Una de las experiencias más sobresalientes durante la misión —comenta la consagrada Carrie O’Connor— fue lavar los pies a más de cien personas que acudieron a pedir alimentos durante la mañana del Jueves Santo. Los misioneros esperaban cerca de la línea en las que más de mil personas necesitadas o sin hogar esperaban recibir alimentos. Los misioneros preguntaban a la gente: "Hoy es Jueves Santo, día en que Jesús lavó los pies de sus discípulos. ¿Me permite lavarle los pies en señal de servicio cristiano"? Tuvimos algunas conversaciones maravillosas con las personas. Estaban muy agradecidas por este gesto tan inesperado. Los misioneros tuvieron el valor de hacerlo y esto fue muy inspirador para mí».

Xóchitl, una de las jóvenes que hicieron esta experiencia dice: «Lavé los pies de un hombre que tenía muchos callos y los comparé con los míos… Nunca había estado en contacto con gente como ésta».  En cambio, Juanita, comenta: «cuando yo solía ver a la gente sin hogar me daba miedo, pero ahora veo a Dios en ellos».

También hubo misiones en Atlanta, Cincinnati, Detroit, Filadelfia y Phoenix.

México

18 mil misioneros respondieron a la invitación de servir y llevar el amor de Cristo a más de 2 mil comunidades necesitadas en México. 260 sacerdotes legionarios de Cristo y un grupo de consagrados y consagradas del Regnum Christi se sumaron a la labor evangelizadora de los laicos. Este año también han participado en las misiones de evangelización, en algunos casos con sus familias, los alumnos de los centros vocacionales en el país.

El Nuncio Apostólico de Su Santidad en México, Mons. Christophe Pierre, presidió la misa de envío el sábado 12 de abril en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe. En su homilía les exhortó con estas palabras: «Ustedes hoy son enviados, “van en misión” invitados por sus formadores, pero sobre todo por Jesús que les llama así a estar con Él para ser sus amigos, esto es, a convertirse más y más a Él para, así, estar en grado de llevarlo a los demás: todo por amor. […] Amigos queridos, ustedes, cada una y cada uno de ustedes pueden ser y podrán ser testigos gozosos del amor de Jesús y de su Evangelio, si Cristo mismo vive en ustedes y si ustedes permanecen siempre unidos a Él como el sarmiento a la vid. Déjense, pues, encontrar cada día íntimamente por Jesús, déjense amar por Jesús: el amigo que verdaderamente jamás defrauda».

«La invitación del Papa Francisco de salir a las periferias es algo que la Iglesia se está tomando muy en serio y los 18 mil misioneros de Juventud y Familia Misionera que han estado apoyando a los párrocos en comunidades necesitadas son una prueba de ello. Nos ha dado mucha alegría encontrarnos también con otros grupos de misioneros, como los de La Salle, y de muchas otras parroquias y movimientos. Esto muestra que la Iglesia está viva. Pero de manera especial tenemos que agradecer a Cristina Danel por el trabajo que ha ido realizando desde hace tantos años en las misiones. Creo que el hecho de que sea una consagrada quien dirija este apostolado nos muestra claramente lo importantes que son para el Movimiento y el papel que la mujer tiene que asumir en la Iglesia», comenta José Ochoa, director de Familia Misionera en Occidente.

El Domingo de Pascua, cerca de 12 mil misioneros asistieron a la misa de clausura en la Universidad Anáhuac México Norte. Fue presidida por el P. Ricardo Sada, L.C., director territorial del Regnum Christi y la Legión de Cristo en México, quien predicó la homilía. En Guadalajara, por su parte, participaron cerca de 2.500 personas en la misa de clausura que se tuvo en esa ciudad en la que participó también el P. Álvaro Corcuera. Se celebraron también otras misas de clausura en varias ciudades de la República.

Juan Antonio Muñoz, originario de Guadalajara, que participó con su esposa y sus hijas en la misión en Tequila, Jalisco, afirma: «Para mí es una bendición poder tener esta experiencia misionera, y me parece muy importante que mis hijas lo vivan desde chicas. Creo que la clave del éxito fue poder tener adoración al Santísimo durante todo el tiempo de la misión en una capilla que acondicionamos en el campamento. Hasta los niños pequeños subían espontáneamente a hacer visitas. De ahí nos brotaban las fuerzas para evangelizar. Ahora lo importante es que la actitud misionera continúe cuando volvemos a casa como nos pide el Papa Francisco. Me edificó también la entrega de los legionarios que nos apoyaron, sobre todo cómo se dedicaban a escuchar confesiones de la gente».

El Salvador

La misa de envío en El Salvador fue presidida por Mons. Fabio Colindres, Obispo del Ordinariato Castrense, el sábado 12 de abril. En su exhortación invitó a los misioneros a salir de sí mismos para llevar el mensaje de salvación, especialmente a los más necesitados. Este año participaron 75 chicas y 55 jóvenes de Juventud Misionera y 130 personas de Familia Misionera.

Nicaragua

Durante la semana de Pascua un grupo de jóvenes de San José, California, con algunos papás fueron a varios pueblos de Nicaragua para hacer misiones. En estas comunidades los misioneros buscaron ayudar al párroco, visitar a las personas para manifestarles el cariño y la cercanía de la Iglesia y colaborar en la liturgia y la catequesis. Además se buscó brindar apoyo material a los más necesitados.

Colombia

Cerca de 1,200 misioneros recorrieron unas 80 poblaciones de Colombia para anunciar el Evangelio en 9 diócesis del país. En el departamento de Antioquia se concentraron los grupos de Familia Misionera, jóvenes y adolescentes de Medellín, del Eje Cafetero y un grupo de jóvenes de Bogotá. Su trabajo se concentró en zonas rurales para animar la participación litúrgica y las devociones populares. Los misioneros promovieron la recepción de los sacramentos y llevaron a cabo actividades de evangelización y formación humana.

Por su parte, en Bogotá hubo un gran número de familias misioneras, divididas en tres grupos: uno que estuvo misionando en Chía, cerca de Bogotá; otro en el departamento de Santander y, el más numeroso, en los Llanos orientales, donde, por séptimo año consecutivo se brindó apoyo a la diócesis de Puerto Gaitán. Allí, los misioneros estuvieron llevando el mensaje de Cristo a cuatro batallones del ejército, realizando las actividades propias de la semana santa y otras de tipo humanitario como una misión médica en la que se entregaron kits de salud. Este año entregaron a todos los soldados unas cartas con mensajes de agradecimiento por su labor. Para los misioneros fue muy conmovedor el poder compartir este momento con quienes entregan su vida por la seguridad de todos los colombianos.  Los jóvenes de Bogotá y Barranquilla estuvieron misionando en diversas poblaciones del municipio de Cundinamarca y en Puerto Gaitán, entre ellas, un resguardo indígena. Los jóvenes de Bucaramanga estuvieron en la zona de San Gil, en Santander.

Ecuador

Los miembros del Regnum Christi de Quito estuvieron misionando en el lago de San Pablo, a una hora y media hacia el norte de Quito, con las comunidades indígenas otavaleñas. En total fueron 140 misioneros, entre familias y jóvenes. Trabajaron en tres parroquias de la zona, donde la mayor parte de la población habla quichua, por este motivo contaron con traductores autóctonos que les ayudaron en las visitas de las casas. En Guayaquil, un grupo de 107 misioneros participó en misiones urbanas en la parroquia de San Esteban diácono, al sur de la ciudad. Además de apoyar al párroco en con la animación propia de las actividades de la Semana Santa y las visitas casa por casa, llevaron a cabo algunas actividades de tipo humanitario como una brigada médica y un mercado de las pulgas.

Venezuela

La agitada situación política que vive Venezuela, fue un aliciente para que más de 900 misioneros se lanzaran a llevar el mensaje de Cristo a miles de compatriotas en diversas regiones del país, algunos tan apartadas como el Parque Nacional de Canaima donde solo se tiene presencia de sacerdotes una vez al año, durante la Semana Santa.

Un grupo de familias de Caracas, que desde hace ocho años viene misionando en la zona de Canaima, compartió y visitó la comunidad indígena Pemón. Durante la misión, se llevaron a cabo los bautizos y primeras comuniones de 33 niños, preparados por catequistas locales con la ayuda de Juventud y Familia Misionera. Un fruto importante que ha ido dando el trabajo en esta zona, es el apoyo que los misioneros le están dando a un joven de la comunidad indígena que se está preparando para el sacerdocio en el seminario de Barinitas.

Otros grupos de familias estuvieron misionando en la zona aledaña al colegio Mano Amiga de Turgua y en la población del Cedral, en el Estado Aragua. Los grupos de señoritas y jóvenes de Barquisimeto estuvieron en algunas comunidades de las montañas cafeteras del Estado Lara y en el Estado Guárico, en el centro del país. Juventud Misionera de Maracaibo ayudó al sur del lago de Maracaibo, en Nueva Bolivia y Torondoy. Por su parte, los jóvenes de Caracas misionaron en Carayaca, mientras que las chicas de Juventud y Color misionero en la Colonia Tovar. Aprovechando la afluencia de gente, las misioneras aprovecharon para hacer una campaña de «Pancartazo» con mensajes religiosos, que consistía en prácticamente tapizar el pueblo pancartas. Fuego Misionero de Caracas colaboró en los pueblos costeros de Barlovento, donde abundan las tradiciones africanas. Allí, los chicos encontraron a una niña de trece años que no estaba bautizada. Ellos mismos la catequizaron y en la Vigila Pascual recibió el sacramento del bautismo.

Brasil

Del 17 al 20 de abril un grupo de familias de São José dos Campos y Rio de Janeiro se reunieron para las misiones de Semana Santa en la ciudad de Paraty, estado de Rio de Janeiro. Visitaron las siguientes islas: Araùjo, Taquari e Sertão do Taquari. Al mismo tiempo, cerca de 70 jóvenes de Porto Alegre misionaron en el estado de Rio Grande do Sul.

Juventud y Fuego Misionero de Brasilia estuvieron en Neropolis, estado de Goias. La misión contó con un grupo de 23 doctores y estudiantes de medicina, que visitaron los enfermos y atendieron en consulta a quienes acudieron a la misión. Juventud Misionera femenina fue a otras ciudades cerca de Brasilia. Igualmente, un nutrido grupo de misioneros de nuestra parroquia en Brasilia, misionaron las casas de la parroquia y visitaron los enfermos. La sección de jóvenes de São Paolo con 36 participantes misionaron en la ciudad de Itaquaquecetuba. El P. Savio Zanetta, L.C., director territorial de Brasil acompañó a Familia Misionaria. El domingo de Resurrección se tuvo la misa de clausura con todos los misioneros en la parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe presidida por el P. Savio.

Chile

En Chile, participaron alrededor de 1160 misioneros de las diversas localidades. La misa de envío se tuvo en las instalaciones del colegio Cumbres. El P. Xavier Castro, L.C., director territorial de Chile y Argentina presidió la misa de clausura el domingo de resurrección.

Argentina

En Argentina se realizaron misiones en diversos lugares. Por primera vez jóvenes del colegio Mano Amiga, ubicado en Fátima, Buenos Aires, misionaron en los barrios de Peruzzotti y Villa Verde. Fueron acompañados por el P. Adán López, L.C. y Mariana Ferrari. Al grupo de los 20 misioneros se sumaron diariamente otros jóvenes de las comunidades visitadas que se animaban a participar, ellos también en la misión. Además se formó un grupo de jóvenes de la zona para apoyar al párroco con actividades de evangelización. En Buenos Aires se tuvo por vez primera también un nuevo grupo de Juventud Misionera Pilar en Luján donde acudieron más de 100 chicos y chicas.

España

Cerca de 111 familias de toda España y 220 jóvenes estuvieron a disposición de los párrocos en 20 localidades de 11 provincias. A los misioneros les acompañaron 35 legionarios, 27 entre consagradas y consagrados del Regnum Christi.

Para muchas familias, fue una oportunidad única de transmitir la fe a los hijos y compartirla en familia. Lo destaca Juan Antonio Ramos, responsable de las familias que misionan desde hace 9 años en Cabrales (Asturias) de la mano del párroco D. Pedro, que comenta: «Para nosotros es una oportunidad de compartir nuestra fe con otras familias pero también para compartirla con nuestros hijos. Es una experiencia irremplazable, y Dios vive en cada experiencia de fe que unos hijos viven con sus padres. Es una forma de vivir el Evangelio, y nosotros somos los principales beneficiarios».

Desde el Everest School Monteclaro, además, los misioneros llevaron media tonelada de alimentos al Cotolengo de Las Hurdes, una de las localidades a las que se va de misión desde hace 9 años.

Varios párrocos de los lugares misionados agradecieron la labor realizada en estos días. D. Ángel, párroco en Las Hurdes (Cáceres) comentó que los misioneros «son un pulmón de oxígeno para todos estos pueblos a nivel social y a nivel espiritual. Los misioneros visitan las casas, se acercan a los enfermos, se paran con la gente que viene de los huertos, que está haciendo la compra, la limpieza… su cercanía se siente. Hacen, que, como dice el Papa, que Cristo siga vivo de la forma más pobre y sencilla posible. Su labor es muy acorde a lo que la Iglesia está pidiendo, y al lema de este año en la diócesis de Coria-Cáceres: “Salid a los caminos, venid a la fiesta”. Es lo que hacen estos misioneros: salen a los caminos para que Cristo se haga presente. Las personas de estos pueblos están un poco solas, y les hace bien recibir a personas con las que puedan entablar conversación, contarles de su vida, quehaceres, sufrimientos… también eso es importante».

Alemania

Del 16 al 20 de abril unos 50 jóvenes del Regnum Christi acompañados por el P. Martin Baranowski y el P. Georg Rota – entre ellos 19 apostólicos y precandidatos del centro vocacional de Alemania, realizaron una misión en seis pueblos de la diócesis de Würzburg. Además de la visita de las casas, organizaron la liturgia de la semana santa, ofrecieron actividades para niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad. Organizaron también una representación teatral de la pasión de Cristo y un Via Crucis con antorchas.

Francia

En Francia dos grupos de jóvenes misioneros se hicieron presentes en varias parroquias para anunciar el Evangelio e invitar a las personas que encontraban a las celebraciones litúrgicas de la Semana Santa y Pascua. Las consagradas Sabine Laxague y Gaëtane Auger acompañaron a las chicas de Juventud Misionera en dos parroquias de las afueras de París. Los chicos del ECYD, que pasaron la Semana Santa en la Escuela Apostólica de Méry-sur-Marne, salieron al encuentro de los parroquianos del sector que el obispo de Meaux ha confiado a la Legión. Los apostólicos contribuyen regularmente a la preparación de las celebraciones litúrgicas en el sector de la diócesis de Meaux donde se encuentra la Escuela Apostólica. En Bordeaux, participaron 20 adultos y 20 chicos en el Via Crucis animado por el P. Thomas Brenti, L.C.

Italia

Unas 300 personas de diversas partes de Italia hicieron misiones en 16 parroquias de 6 diócesis del país acompañados por los legionarios y los miembros consagrados del Regnum Christi. Mauro, de Roma, que hizo misiones en Orvieto comenta: «La cosa más importante es haber sentido una vez más de muchos de nosotros, el testimonio: "he recibido más de lo que he dado". Es haber  visto nuestros corazones y el de los demás, cambiar a nuestro alrededor. ¡Tantos pequeños y estupendos milagros!»

Filipinas

Este año se realizaron cuatro misiones en la provincia de Batangas. Familia Misionera organizó su segunda misión, principalmente con familias de Everest Academy. Participaron cerca de 120 misioneros en las actividades que se realizaron desde el Jueves Santo hasta el Domingo de Pascua en el barrio de Sta. Teresita, de Lipa, Batangas. El P. Hieu Nguyen, L.C. y las consagradas Betty Rivera, Amelie Perroy y Cathy Floro apoyaron a los misioneros durante las actividades. Unas 30 chicas de Color Misionero participaron en una misión en Tagbakin de la ciudad de Lipa. Las acompañaron el P. Duc Bui, L.C. y las consagradas Kathy Sherman y Gudelia Guerra. Por su parte 43 jóvenes de Juventud Misionera participaron en una misión en la Isla Verde, que es un lugar con difícil acceso, y por lo tanto, de escasa presencia sacerdotal a lo largo del año. Se trata de una zona en la que las sectas van creciendo rápidamente desde hace años.

Alumnos de los centros vocacionales, novicios y humanistas legionarios de Cristo

Indiana

El sábado santo, los apostólicos de Rolling Prairie apoyaron a la parroquia de San José en LaPorte, Indiana, visitando a los vecinos de la parroquia en sus casas, invitándolos a participar en la vigilia pascual y rezando con ellos. Además de los alumnos del centro vocacional, participaron en la misión los jóvenes que estaban en la convivencia de semana santa.

Monterrey

Los apostólicos del centro vocacional de Monterrey participaron en el Mission Camp junto con 64 jóvenes provenientes de Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas, Chihuahua, Durango y Guerrero. Como parte de esta experiencia de semana santa, los alumnos del centro vocacional y los chicos de la convivencia tuvieron unos días de misiones en cinco comunidades de la parroquia de San Padre, en El Álamo, Nuevo León.

Los precandidatos del centro vocacional de Monterrey participaron en las misiones en ocho comunidades de San Antonio de las Alazanas, en la sierra de Arteaga, Coah. junto con un grupo de Familia Misionera de Monterrey. Los precandidatos se repartían con las familias en las distintas comunidades, de manera que pudieran hacer la experiencia de la misión con otros jóvenes de su edad y, al mismo tiempo, poner en práctica la formación recibida en el Centro vocacional.

La comunidad del noviciado de Monterrey se trasladó durante los primeros días de la semana santa para misionar en la Sierra de Arteaga, Coahuila. Desde el domingo de ramos, los hermanos novicios y sus foramdores ayudaron en las celebraciones litúrgicas en comunidades alejadas, dieron algunas charlas de catequesis y organizaron actividades para los católicos de las comunidades. El triduo sacro lo vivieron en el centro de noviciado y contaron con la presencia del P. Eduardo Robles-Gil. Por su parte, la comunidad de humanistas colaboró con la parroquia de San Jerónimo, en Monterrey, en sus misiones urbanas del lunes al miércoles santos.

El H. Moisés Becerra, L.C., humanista comenta su experiencia de las misiones así: «Fueron para mí, una maravillosa oportunidad como cristiano, como religioso, de dar a los demás lo que tanto necesitan: a Cristo mismo». Por su parte el H. Gerardo Cabaña, L.C. comenta: «Ha sido una experiencia que valoramos mucho y agradecemos a Dios por ella, porque pudimos redescubrir el amor que Dios tiene por cada una de las almas y por cada uno de nosotros».

Guadalajara

Los hermanos apostólicos y precandidatos del centro vocacional de Guadalajara, participaron este año en la Megamisión, con un grupo de 390 misioneros de Juventud y Familia Misionera en las comunidades de Mexticacán, Jal. y Nochistlán, Zac. Una buena parte de las familias eran las de los alumnos del centro vocacional.

Las misiones iniciaron con la misa de envío el sábado 12 de abril. La organización de las misiones se hizo por unidades, cada unidad tenía un matrimonio responsable, un religioso legionario, familias de apostólicos y precandidatos que misionaron junto con sus hijos, jóvenes y apostólicos guiados por un precandidato que hacía las veces de responsable de equipo.

En todas las comunidades se tuvo el visiteo, que fue el momento más fuerte para evangelizar, se hizo el censo de sacramentos encargado por los párrocos, se dio catequesis, pláticas y dinámicas a niños, jóvenes y adultos.

«Para muchos de nosotros, las almas, de las que tanto nos hablan los formadores hoy tienen un rostro concreto y unos problemas por los que vale la pena sacrificarse y orar. Vimos tanto dolor y tanto sufrimiento, pero al mismo tiempo una profunda fe y confianza en Dios, que nos ayudó a centrarnos en lo verdaderamente esencial y agradecer por todo lo que nosotros recibimos. También nos dimos cuenta de la gran sed de Dios de tantas personas, que nos acogieron con mucha generosidad, solo porque éramos los misioneros. Valoramos más la figura del sacerdote. Los padres no se daban abasto para atender todas las necesidades. Crecimos en nuestro amor a Dios y a las almas», comentan algunos de los alumnos del centro vocacional que hicieron la experiencia de misiones.

En tres comunidades se dejó establecido el apostolado de la Virgen Peregrina de la Familia. Al mismo tiempo un grupo de dentistas y médicos ofrecieron consulta gratuita en 17 comunidades como parte de una misión que quiere dar una atención integral. «Muchas familias manifestaron su satisfacción y alegría de poder misionar con los apostólicos y precandidatos. Por una parte fue muy bueno que pudieran misionera con sus propias familias. Pero también los vieron entregados, disponibles y con muchas iniciativas para evangelizar,» comenta el P. Gerardo Flores, rector del Centro Vocacional de Guadalajara.

Los hermanos precandidatos del centro vocacional de León también hicieron misiones en El Tablón.

Brasil

Cerca de 25 misioneros entre apostólicos y precandidatos del centro vocacional de São Paulo hicieron misiones esta semana santa en la ciudad de Arujá. Junto con los hermanos estuvieron varios chicos de convivencia que estaban en la apostólica haciendo una experiencia vocacional. Los hermanos que están en su último año de precandidatado hicieron las misiones en lo ciudad de Ourinhos, estado de São Paulo.

Del 13 al 15 de abril, los hermanos novicios de Brasil hicieron misiones en dos comunidades de la ciudad de Itaquaquecetuba y de Salesópolis.



FECHA DE PUBLICACIÓN: 2014-05-12


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarUna oportunidad de llevar el mensaje de Cristo a los demás a tus favoritos?
  -    No