Búsqueda      Idioma 
     

"El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo" (Artículo)
En Cristo Rey vemos la realización plena de nuestra vida (Artículo)
"Pedagogía en casa" (Artículo)
Adoración eucarística en el Torneo de la Amistad - Monterrey 2014 (Artículo)
La persona no es valiosa por lo que posee.
2014-11-24 (Artículo)

La vida es una larga lección de humildad
| REGNUM CHRISTI | NOTICIAS
Entrevista al P. Alejandro Ortega, L.C. sobre su experiencia de vida sacerdotal en la Legión de Cristo.

P. Alejandro Ortega Trillo, L.C.
P. Alejandro Ortega Trillo, L.C.

México, 28 de enero de 2011. Presentamos la entrevista realizada al P. Alejandro Ortega Trillo, L.C. El P. Alejandro nació en Tijuana, Baja California Norte, México, en 1965; ingresó al noviciado en el año 1985 y recibió la ordenación sacerdotal en el año 2000. Actualmente funge como director de la sección de señores del Regnum Christi de la ciudad de Monterrey, (México). El P. Alejandro ha escrito recientemente el libro: “Vicios y virtudes”. Parte de la convicción de que el crecimiento personal se basa, en buena medida, en el arte de aprovechar las faltas y debilidades para forjar virtudes. Un libro que ha tenido buena aceptación con más de 10 mil copias vendidas y 2 ediciones. Este libro puede adquirirse en la tienda virtual, tan sólo sigue este enlace.

*****

P. Alejandro ¿qué ha buscado al entrar en la Legión de Cristo?

P. Alejandro: Busqué responder a un llamado insistente de Dios a entregarme a Él y a su servicio. Me resistí por cierto tiempo. Estaba demasiado involucrado con mi carrera y proyectos personales. Pero encontré en la Legión una congregación seria, bien formada y apostólicamente muy comprometida en el servicio a la Iglesia y a los hombres, que me llamó mucho la atención. Encontré también un estilo sacerdotal que, en general, no conocía. Hombres que, aun con sus limitaciones personales, buscaban ofrecer lo mejor de sí mismos al servicio del Reino de Cristo. Todo ello me entusiasmó desde el primer momento.

¿Cuáles han sido las lecciones
El P. Alejandro en una chorchita con niñas de NET en el Colegio Himalaya de Monterrey.
El P. Alejandro en una chorchita con niñas de NET en el Colegio Himalaya de Monterrey.
más importantes de sus años de formación?

P. Alejandro:Dicen que la vida es una larga lección de humildad. Mi vida de formación no ha sido diferente. Menos aún mi vida sacerdotal. Ha sido un camino de conocimiento y reconocimiento no sólo de mis capacidades y talentos sino también de mis grandes limitaciones, miserias y debilidades. Al mismo tiempo, ha sido una etapa para confirmar y reconfirmar ese elemento esencial de la «pedagogía y metodología divinas», que san Pablo resumió tan magistralmente: «Mi gracia te basta, que mi fuerza se muestra perfecta en la flaqueza» (2Cor 12, 9).

¿Cuáles han sido algunas de sus mejores experiencias en su ministerio sacerdotal?

P. Alejandro: Si pudiéramos hablar de tantas y tantas experiencias vividas en el marco del sacramento de la confesión, llenaría varias hojas respondiendo a esta pregunta. Pero de modo genérico, puedo decir que en cada confesión sacramental, y también a veces en la dirección espiritual, se toca con la mano la realidad de la redención, de esa intervención divina, histórica y concreta, suave y contundente, en el hoy de cada alma. Y es un don más allá de toda ponderación actuar en esos momentos como instrumento de Dios para esas almas.

¿Qué le ha ayudado y qué le ha causado dificultades en su vida sacerdotal?

P. Alejandro: Las dificultades han venido siempre de mi egoísmo: el mayor y, diría, el único verdadero enemigo de mi vida sacerdotal. En su doble vertiente de sensualidad y de soberbia, me ha hecho sufrir mucho. Cuando explico a los seglares el árbol de los vicios siempre les digo que es como mi «autorretrato». Junto a todo esto, lo que más me ha ayudado ha sido poder acudir siempre al amor infinito y misericordioso de Dios, también manifestado a través de la paciencia de mis formadores y de la comprensión y caridad de mis hermanos legionarios, y especialmente en la confesión semanal. ¡Qué alegría y qué consuelo al sentirse herido o caído, verse levantado, curado y sostenido por la mano de un hermano que está ahí junto, en la misma trinchera!

¿Cuál ha sido su
Vicios y virtudes
experiencia en la colaboración con la iglesia local?

P. Alejandro: He tenido la gracia de poder colaborar cada domingo en la parroquia y Santuario de Fátima, en Monterrey, celebrando la misa dominical de las 7.30 p.m., y quedándome a confesar en la misa de las 9.00 p.m. El párroco y su equipo lo han agradecido mucho. Por su parte, la caridad y el celo apostólico del actual párroco, Mons. Juan José Hinojosa, me han sido muy edificantes. También su acogida desde el primer momento. Recuerdo una ocasión, cuando acababa de salir a la luz pública alguno de los temas más difíciles relacionados con nuestro Fundador, en que Mons. Hinojosa se me acercó, me dio un fuerte abrazo y me dijo: «Estén preparados, porque les espera una primavera de vocaciones y de crecimiento apostólico como no se imaginan».

*****

Algunas conferencias sobre doctrina social de la Iglesia del P. Alejandro Ortega se pueden ver en nuestra sección multimedia:

También pueden ver el blog del P. Alejandro donde se pueden ver y escuchar algunas de sus homilías, algunas reflexiones de interés y guías para la superación personal.


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2011-02-03


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarLa vida es una larga lección de humildad a tus favoritos?
  -    No