Búsqueda      Idioma 
     

Alerta sobre el «síndrome de Jonás».
2014-07-21 (Artículo)
La Sección de Señoras de Madrid se prepara para el proceso de reflexión sobre la identidad del Regnum Christi (Artículo)
La identidad sacerdotal (Artículo)
«Dios, que inició en ti la obra buena, Él mismo la lleve a término» (Artículo)

La alegría de seguir a Jesús
ITALIA | REGNUM CHRISTI | NOTICIAS
Los novicios de Europa participan en el encuentro del Papa Francisco con los seminaristas


«Donde están los consagrados, los seminaristas, las religiosas y los religiosos, los jóvenes, hay alegría, siempre hay alegría. Es la alegría de la frescura, es la alegría del seguir a Jesús». Con estas palabras el Papa Francisco saludó inicialmente a los más de 6 mil novicios, novicias y seminaristas que acudieron a Roma para el encuentro con él en ocasión del «Año de la fe» el pasado 6 y 7 de julio.

Entre los participantes en el encuentro con el Vicario de Cristo estaban los novicios legionarios de España, Alemania e Italia, así como un grupo de consagradas y consagrados del Regnum Christi. Durante el encuentro el Papa explicó el sentido profundo de la alegría de una persona consagrada: «La alegría nace de la gratitud de un encuentro. Es el escuchar decir: “Tú eres importante para mí”, no necesariamente con palabras. Esto es hermoso… Es precisamente esto lo que Dios nos hace entender. En el llamarnos Dios nos dice: “Tu eres importante para mí, te quiero, cuento contigo». Más adelante se detuvo en la maternidad y la paternidad espiritual como signos de fecundidad y plenitud del celibato para luego tocar el tema de la transparencia y la coherencia de vida. Finalmente el Papa también habló de la vida de comunidad y de los dos movimientos de la vocación: el salir hacia Jesús y el salir al encuentro con el otro.

Durante los días previos al encuentro con el Papa, los novicios pudieron convivir entre ellos e incluso realizar una peregrinación común a Asís y visitar algunos lugares de la ciudad de Roma. «Convivir con novicios de otros centros me hace descubrir que la Legión no puede ser una inspiración humana, es una obra de Dios que se apoya en la debilidad y la variedad de los novicios. Esto me hace amar más a la Legión» dice el hermano Javier Villar, n.L.C., español. Y añade comentando su experiencia del encuentro con el Papa: «Al estar con tantos novicios y seminaristas con el Papa vi claramente el amor de Dios hacia nosotros, Él que nos ha llamado a seguirle nos colma del 100% en esta vida y después la vida eterna». Para el hermano Javier Castellanos, n.L.C., su experiencia de convivir con novicios de otros centros fue «la de haber experimentado, una vez más, el espíritu y el ambiente de universalidad y de unión en el ideal que seguimos todos». Para el hermano César Gálvez, n.L.C., supuso «Una experiencia de familia que busca siempre la universalidad, la mutua edificación sabiendo que todos luchamos juntos para la extensión del Reino de Cristo».

     En este mismo contexto, al día siguiente, domingo 7 de julio, el Santo Padre presidió la concelebración eucarística en la basílica de san Pedro (la homilía puede leerse completa en lengua española en este enlace). En la concelebración eucarística asistieron como diáconos algunos legionarios de Cristo y otros ayudaron a repartir la comunión. «Uno de los momentos más intensos fue el credo», dice el padre Ricardo Sáenz, L.C., «Me di cuenta de estar renovando mi adhesión a la fe de la Iglesia teniendo la tumba de Pedro diez metros bajo mis pies y al “nuevo Pedro” un metro a mi derecha, rodeado de cardenales, obispos sacerdotes y seminaristas de todo el mundo… una experiencia eclesial muy intensa». El padre Kevin McKenzie, L.C., además, pudo hablar un momento con el Papa Francisco: «Me sorprendió muchísimo la sencillez del Papa. En su presencia uno siente muy en paz y tranquilo. Yo había imaginado que estaría muy nervioso al encontrarlo, pero no sentí nada de esto. Pasó saludándonos y se detenía con cada uno el tiempo necesario, como si fuese la única persona para él en aquel momento. Yo lo pedí su bendición para mi familia (incluyendo todos mis hermanos legionarios y miembros del Regnum Christi) y mi futuro sacerdocio, y me la dio con gusto».

El padre Georg Rota, L.C., comparte también su experiencia: «Antes de la misa se reunieron todos los diáconos que iban a ayudar con la comunión, en la capilla del Santísimo Sacramento. Al llegar ahí ya había más de 200 diáconos preparándose para la misa, rezando el rosario. Me impactó muchísimo la cantidad de diáconos que dentro de poco tiempos serán ordenados sacerdotes y sentí que la iglesia esta joven y viva, como el Papa lo subrayaría en su homilía. Durante la consagración pude estar muy cerca del altar papal y ver al Santo Padre durante el dialogo intimo con Cristo, el mismo Cristo que yo pude repartir a los fieles instantes después. Al repartir la comunión a muchísimos seminaristas, novicias y novicios de todo el mundo no pude hacer otra cosa que agradecer a Dios mi vocación que estaba viviendo en ese momento: dar a Cristo a los demás».






FECHA DE PUBLICACIÓN: 2013-07-29


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarLa alegría de seguir a Jesús a tus favoritos?
  -    No