Búsqueda      Idioma 
     

Detenernos con María ante las cruces del hombre de hoy (Artículo)
Hay mucha generosidad y eso no se puede olvidar (Artículo)
Suelta tu carga (Artículo)
Confiar cuando Cristo llama.
2014-09-04 (Artículo)
«Juventud de Asia, ¡despierta!» (Artículo)

Como Movimiento nos debemos a todos y nos entendemos sólo en la comunión con los demás
INTERNACIONAL | REGNUM CHRISTI | NOTICIAS
Entrevista con Francisco Gámez, miembro de la comisión de seglares que está colaborando en la redacción de un Estatuto General del Regnum Christi.

El Card. Velasio de Paolis saludando a Francisco Gámez, en la sede de la Dirección General de la Legión de Cristo y del Regnum Christi.
El Card. Velasio de Paolis saludando a Francisco Gámez, en la sede de la Dirección General de la Legión de Cristo y del Regnum Christi.

El pasado mes de julio se reunieron en Roma los miembros del gobierno general de la Legión de Cristo y Movimiento, de los consagrados y consagradas del Regnum Christi y los cuatro representantes de los miembros de primero y segundo grado para dar continuidad a las reuniones del mes de junio como parte del proceso de elaboración de un Estatuto General del Regnum Christi. Francisco Gámez Arcaya, miembro del Movimiento originario de Venezuela y que participó en las reuniones nos cuenta sobre del desarrollo y del camino por recorrer.

¿Qué fue lo más valioso de esta nueva reunión?

Todos los encuentros que hemos tenido en Roma han sido muy valiosos. El primero, a comienzos de junio, nos sirvió para constatar la universalidad del Regnum Christi. Éramos treinta y ocho delegados de primero y segundo grado venidos de países tan diferentes, de culturas diversas. Pero el sentido de familia, la unidad en lo esencial, la identificación unánime con nuestro carisma, los experimenté como un regalo de Dios. En esa reunión hicimos una primera aproximación al estatuto particular de los miembros seglares del Regnum Christi, con base en los estatutos aprobados por la Santa Sede en el 2004. Ahí también se llevó a cabo la elección de la comisión de los miembros del 1º y 2º grado, de la que formo parte junto con Kerrie Rivard de Estados Unidos, Lucía Hauser, de Alemania y José Antonio Lebrija, de México. 

En esta última reunión de julio ya el trabajo era más concreto. Los cuatro miembros de la comisión de seglares nos reunimos con el gobierno de la Legión y el Movimiento, es decir, con el P. Sylvester y su consejo general, así como con los responsables generales de los consagrados (Jorge López) y las consagradas (Gloria Rodríguez), y sus respectivos consejos para trabajar sobre la identidad del todo. Fueron reuniones muy fructíferas, muy abiertas y muy coincidentes. Para mí muy gratificante ver a llos legionarios, consagrados, consagradas y seglares, trabajando juntos para armonizar lo que será el gobierno conjunto del Regnum Christi. Luego, como sucedió ya en junio, nos reunimos con el Delegado y sus consejeros para presentar el resumen de esquema de trabajo conjunto. Fue un encuentro muy positivo. El cardenal nos manifestó su alegría al constatar nuestra visible voluntad de unidad entre las diversos estados de vida que conformamos el Movimiento.

¿Cómo ha ido avanzando este trabajo de revisión de los Estatutos?

El trabajo va avanzando. En la reunión de julio, el Cardenal nos pidió que le presentáramos al final de verano un documento que expresase el modo en que las realidades que componen el Regnum Christi colaboran entre sí. Esa encomienda se refiere básicamente a la elaboración de un borrador del Estatuto General que complementa las constituciones de la Legión y los estatutos particulares de cada realidad. Para ese trabajo, fui designado como miembro de la comisión de redacción, junto con el P. Sylvester, Gloria Rodríguez y Jorge López. También forma parte de la comisión, en calidad de secretarios, el P. Gabriel Sotres, quien ha colaborado en la Comisión Central para la revisión de las Constituciones, y Mary Patt Pirie, quien ha trabajado estos temas muy de cerca. En esa comisión, ya hemos ido aproximándonos a un texto más concreto que se propondrá nuevamente en septiembre a los gobiernos generales de la Legión, consagrados y consagradas y con la comisión de los cuatro seglares. En cuanto al estatuto particular de la rama seglar, en paralelo hemos ido trabajando en el segundo borrador, luego de las reuniones de junio. Particularmente preparé un nuevo borrador que recoge los consensos más notables de las reuniones que tuvimos los treinta y ocho delegados en junio y en los que también se reflejan las opiniones y propuestas que muchos legionarios y miembros consagrados nos han hecho llegar. Ese documento para el primero y segundo grado está en proceso de revisión preliminar dentro de la comisión de seglares. De esta revisión, vendrán los ajustes correspondientes, las reflexiones más profundas y las propuestas más definidas. Esperamos que para la reunión de septiembre tengamos una versión más madura y que podamos iniciar un proceso de consulta general a los miembros seglares y a toda la familia del Regnum Christi.

¿Qué sigue?

Lo inmediato es la reunión que tendremos en septiembre. Ahí daremos pasos más concreto hacia el Estatuto General y los miembros de la comisión de seglares podremos cotejar ese texto con la segunda versión de los estatutos particulares. Nos reuniremos nuevamente con el Delegado y él marcará la pauta para los pasos subsiguientes, teniendo en cuenta que las ramas consagradas tendrán sus asambleas hacia finales de este año y la Legión tendrá su capítulo extraordinario a principios del próximo año. Naturalmente, hay que tener en cuenta que el calendario en una tarea en la que está involucrado el Espíritu Santo puede cambiar de lo que yo ahora visualizo.

Después de estar participando en estas reuniones y de tener la oportunidad de convivir más de cerca con el Delegado Pontificio y con sus consejeros personales ¿cómo ves el papel del Regnum Christi dentro de la Iglesia?

Creo que vienen tiempos de mucha luz para el Movimiento. Particularmente me siento esperanzado. Los frutos de la cruz que nos ha tocado vivir en los últimos años están haciéndose presentes. Como seglar, creo que vienen tiempos en los que Dios nos exigirá mayor responsabilidad apostólica, mayor compromiso y mayor entrega. Vendrán tiempos en los que debemos pensar en grande para Cristo. El Movimiento está llamado a seguir dando muchos frutos de santidad y apostolado para la Iglesia, porque es una obra de Dios que nos trasciende a todos. Todos trabajando por el Regnum Christi en función de la Iglesia y para la salvación de las almas, formando líderes en apóstoles y apóstoles en líderes. Y en ese trabajo, legionarios, consagradas, consagrados y seglares, todos en la misma barca, remando a veces con remos distintos –cada uno con el propio- , pero siempre coordinadamente y hacia el mismo sentido, mar adentro. Respetando los espacios de cada quien, pero entendiéndonos como lo que somos, una familia.

¿Qué aspectos son los que más han brillado en estas sesiones en las que, en palabras de todos los asistentes, se ha sentido con fuerza la voz del Espíritu Santo?

Sin duda Dios está asistiéndonos en estas fechas históricas. Lo importante es que no seamos un estorbo a la voluntad de Dios, que lo dejemos trabajar, que estemos abiertos a lo que Él nos pide. No son nuestro pobres y limitados criterios, nuestra corta visión del mundo y de la historia, se trata de dejarnos guiar por Él, que es el Señor de la historia, el Rey de reyes, el Capitán del barco. Aprovecho para pedir a todos oraciones por el fruto de las reuniones de septiembre.





FECHA DE PUBLICACIÓN: 2013-09-09


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarComo Movimiento nos debemos a todos y nos entendemos sólo en la comunión con los demás a tus favoritos?
  -    No