Búsqueda      Idioma 
     

«Hoy es el momento de la cosecha, tras una larga siembra» (Artículo)
Cuando en Navidad te dedicas a amar (Artículo)
El evento más grande de la historia y tú has sido invitado (Artículo)
¡Donde nace La Alegría! (Artículo)
"Vuestra vocación es al amor, y al amor más grande" (Artículo)

P. Jesús Ma. Delgado, LC: “Volver al amor primero y recuperar el ardor evangelizador que siempre nos ha caracterizado”
ESPAÑA | REGNUM CHRISTI | NOTICIAS

P. Jesús María Delgado, LC
P. Jesús María Delgado, LC

Fuente: Lo+RC

El P. Jesús María Delgado, L.C., lleva alrededor de 9 años como director territorial de la Legión de Cristo y del Movimiento Regnum Christi en España, y ahora, en cuestión de días o semanas, le liberarán ya de este cargo. Por eso hemos querido hacerle una entrevista que nos acerque su visión de lo que ha sido este periodo de su vida, que es también la nuestra.

Hagamos un poco de memoria: ¿qué sintió cuando le comunicaron que iba a abandonar la rectoría del seminario de Salamanca para asumir esta responsabilidad?

Nada especial por dejar el centro de noviciado de Salamanca, pero sí pensé algo así como que el Señor se había vuelto loco de repente y quería destinarme a algo que no entraba en lo que yo consideraba dentro de mis posibilidades. Sinceramente creía que no estaba preparado para lo que el Señor me pedía. He podido aprender algo equivocándome, como se aprende la vida misma. Nunca se lo pude poner más fácil al Señor, pues habría sido un grave error pensar que uno es capaz de realizar aquello que Él nos pide. La misión siempre nos supera y mientras menos aparecemos, más espacio dejamos al Señor para que obre a su antojo.

Sé que ni se imaginaba lo que íbamos a vivir, ¿cuáles eran sus objetivos como director territorial cuando fue nombrado?

En el momento de ser nombrado, comprendí que se abría ante mí un reto enorme. Entonces, la verdad es que no tenía muchos objetivos, fuera de la supervivencia y atender a la gracia de Dios para ir tomando el pulso de la realidad del territorio. Llegaba con la confianza puesta solo en Dios (tras 46 años de convivencia conmigo mismo ya me conocía lo suficiente) y consciente de que el territorio marchaba bien en líneas generales. Mi único interés era dar gratis lo que he recibido gratis, poner al servicio del territorio el sacerdocio de Cristo, amar y servir.

Pasados unos meses se conoció lo que nadie esperaba y desde entonces esos objetivos han ido variando bastante, pero siempre centrados en que sea Cristo quien venza, reine y sea amado, a pesar de tantos obstáculos como le hemos  puesto en estos años.

Hemos cambiado mucho en todos estos años: destaque qué tres cambios entiende que son los más importantes, dentro de los muchos que ha habido.

  1. El más importante, y bastaría para englobar a los demás, es que conocemos la Legión de Cristo y el Regnum Christi como lo que son realmente, no los que nosotros pensábamos que eran. Nos encontramos en camino hacia el Movimiento Regnum Christi que Dios ha querido, una gran Familia donde se comparte espíritu y misión, pero donde caben diversas vocaciones que se deben complementar. Todos nuestros esfuerzos deben ir orientados a secundar los del Señor, que son infinitos, es decir, a que Cristo llegue a ser la Persona más importante en la vida del mayor número de hombres y mujeres.
  2. En este sentido hemos ganado mucho con la autonomía de las laicas y los laicos consagrados del Regnum Christi. Somos más nosotros mismos. Podría decir que somos, o deberíamos ser, más humildes.
  3. La Iglesia nos ha abierto mucho los horizontes en varios campos, pero uno muy importante ha sido el modo de gobernar, que ahora es más “eclesial”, con participación de todos, aunque la responsabilidad sea de quienes son superiores. Para los superiores ha sido un alivio, pues supone una ayuda importante; para los demás miembros es una ocasión maravillosa de expresar lo que consideran oportuno; todo ello dejando claro el principio del voto de obediencia.

¿Qué no tiene el Regnum Christi en España y qué necesitaría tener? ¿Qué le falta que sea importante?

Creo que nos falta, y a mí el primero, volver al amor primero. Desde ahí recuperar el deseo sincero de santidad y el ardor misionero y evangelizador que siempre nos ha caracterizado, en el equilibrio y la libertad de los hijos de Dios. Hemos pasado por años duros y comprensiblemente hemos dedicado mucho tiempo a mirarnos a nosotros mismos, pero es tiempo de volver a entusiasmarse por la misión y comprender que el Señor nos llama a amarlo y a predicarlo con nuestra vida entera.

¿Y qué le sobra?

Todo lo que se limite a ser una especie de club socio-espiritual.

Lo más doloroso de estos años.

El escándalo causado. Los rostros, las vidas de quienes estaban a nuestro lado y ya no están. Me queda la paz de que cada uno en su plena libertad y con discernimiento ha optado por el camino de la Voluntad de Dios.

Y la mayor alegría.

Dios y su Amor infinitamente misericordioso. El Amor de Dios, que brilla con más fuerza que nunca. Si Dios ha permitido lo que ha permitido en nosotros, algo muy grande nos tiene que estar diciendo, algo muy grande nos tiene que estar pidiendo. Y no son aires de grandeza. La mayor grandeza es la sencillez y la humildad de sentirse y saberse muy amado del Señor y tratar de corresponderle coherentemente. La mayor alegría brota del amor que genera la fidelidad y se escribe en la humildad del momento presente. La mayor alegría es la obra de Dios en nosotros. El Amor de Dios.


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2014-06-12


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarP. Jesús Ma. Delgado, LC: “Volver al amor primero y recuperar el ardor evangelizador que siempre nos ha caracterizado” a tus favoritos?
  -    No