Búsqueda      Idioma 
     

Señor mío y Dios mío
Jn 20,19-31 (Artículo)
La calidad en el amor
Mt 26,14-27,66 (Artículo)
La Cena de los misterios
Jn 13,1-15 (Artículo)
“Mi decisión de colaborar es una respuesta al llamado de Dios” (Artículo)
El Dios de los vivos.
2014-04-10 (Artículo)

Jóvenes, ustedes son la esperanza de la Iglesia
MÉXICO | MIEMBROS | TESTIMONIOS
Yo no sé si me toca cambiar el mundo entero. Lo que sí estoy seguro es que me toca cambiar mi propio mundo, el de todos aquellos con los que tengo contacto.

Dr. Javier Vargas, miembro consagrado del Regnum Christi
Dr. Javier Vargas, actual rector de la Universidad Anáhuac México Sur.

Presentamos a continuación el testimonio del Dr. Javier Vargas Diez Barroso, miembro consagrado del Regnum Christi y actual rector de la Universidad Anáhuac México Sur:

****

Mi vida consagrada en el Movimiento Regnum Christi coincidió casi plenamente con el pontificado de Juan Pablo II. Tengo muy vivo en mi mente aquel enero de 1979 cuando algunos consagrados tuvimos el privilegio de servir como edecanes al Santo Padre en su primer viaje a México. Yo tenía 19 años. Aún recuerdo con emoción el momento en que lo saludé por primera vez; el Papa me tomó del brazo y nos dijo: “Jóvenes, ustedes son la esperanza de la Iglesia”. Cuando se lo conté a mi padre empezó a creer que eso de “cambiar el mundo” sí iba en serio.

Y es que pocos años antes, cuando terminaba 3° de secundaria en el Instituto Cumbres en México, D.F., me incorporé al ECYD. Recuerdo que mi padre me decía con cierto escepticismo: “Esas juntitas… como si fueran a cambiar el mundo”.

Fue en aquella época cuando mi responsable de grupo me dijo lo que para él significaba ser un miembro del ECYD: “Debe buscar ser el mejor en todo: en los estudios, en el fútbol, el que más se divierte en las fiestas… que cuando los demás lo vean se pregunten por qué es tan feliz y quieran ser como él”. Pocos meses después recibí una carta de nuestro padre Fundador en la que expresaba la misma idea: “El Movimiento necesita de gente entregada… no sólo cuando está en juntas o reuniones, sino las 24 horas del día… en la oración, en el estudio, en el deporte, en el descanso… en las mismas fiestas. Debe ser otro Cristo las 24 horas”.

Dios había sembrado ya la semilla y el sentido de mi vocación a la vida consagrada: había que ser otro Cristo no sacramentalmente a través del sacerdocio, sino buscando ser santo las 24 horas, sin importar dónde o qué hiciera, y precisamente donde Él quisiera.

Pronto tendría que decidir qué carrera estudiar. A mí me atraían mucho las finanzas y los negocios, y soñaba con
Javier Vargas, recibe la comunión del Santo Padre
El 31 de enero de 1979, Javier Vargas recibe la comunión de manos del Papa Juan Pablo II.
prepararme bien para trabajar en alguna empresa importante. ¿Por qué no pensar en trabajar de lleno para el Movimiento en lugar de otras empresas?

Para entonces, estando ya en mi último año de preparatoria, el director de la sección del Regnum Christi a la que pertenecía me pidió que llevara un equipo de ECYD cuyo responsable, Álvaro Corcuera, estaba terminando su carrera en la Universidad Anáhuac y ya no podría llevarlo solo. Tuve la gracia de trabajar con él durante todo ese año en el que pudimos trabar una amistad profunda. Su testimonio de santidad y de alegría en la entrega fueron determinantes para descubrir mi vocación a la vida consagrada. En él veía reflejado todo lo que Dios me pedía: ser otro Cristo las 24 horas, trabajar por el Movimiento con total disponibilidad y llegar a lugares y ambientes donde el sacerdote difícilmente puede llegar de la misma manera. Por eso, cuando él un día me preguntó si no había pensado en consagrar mi vida, comprendí que era lo que Cristo quería de mí y que ahí encontraría mi felicidad. Todo lo demás fue confirmar el llamado a través de la oración y la dirección espiritual.

De ese modo, en marzo de 1978, consagré mi vida al terminar el bachillerato. Los primeros meses fueron un auténtico aluvión de gracias, principalmente por los días que estuvimos con el Papa Juan Pablo II en México y por la cercanía con nuestro Fundador.

Desde entonces han pasado ya casi 28 años y puedo decir que Dios me ha devuelto el ciento por uno. El Movimiento Regnum Christi me ha brindado una sólida formación, incluyendo estudios de Actuaría en la Universidad Anáhuac, el MBA en Wharton y el Doctorado en Educación en la Universidad Complutense de Madrid. La disponibilidad de mi vida en el Movimiento se ha traducido en un intenso trabajo apostólico en el campo de la educación en el que he tenido que aprender mucho no sólo de administración y finanzas, sino también de pedagogía, psicología, arquitectura, mercadotecnia, etc.; me tocó fundar y dirigir un colegio en Guadalajara y un centro de postgrados en Monterrey; fui
Javier Vargas, su mamá y el Lic. Carlos Abascal
El Dr. Javier Vargas presentando a su mamá al Lic. Carlos Abascal, Secretario de Gobernación, durante su visita con motivo de los 25 años de la Universidad Anáhuac del Sur.
director académico en la Universidad Anáhuac México Norte y vicerrector de desarrollo en la Universidad Finis Terrae en Santiago de Chile; y actualmente ocupo la rectoría de la Universidad Anáhuac México Sur.

El Regnum Christi se encuentra presente ya en muchos países. En mi apostolado he podido conocer, amar y aprender de miles de personas. Yo no sé si me toca cambiar el mundo entero. Lo que sí estoy seguro es que me toca cambiar mi propio mundo, aquel que me rodea, el de mis amigos, de mis compañeros de trabajo, de todos aquellos con los que tengo contacto. Y eso lo podré hacer en la medida que sea otro Cristo, las 24 horas.

****

Para saber más sobre la vida consagrada en el Regnum Christi o para contactar a uno de los miembros consagrados puede escribir a consagrados@regnumchristi.org


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2006-02-02


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarJóvenes, ustedes son la esperanza de la Iglesia a tus favoritos?
  -    No