Búsqueda      Idioma 
     

No dejes que los resentimientos ensucien tu corazón (Artículo)
¿Por qué no soy feliz? (Artículo)
P. Manuel Álvarez Vorrath, LC, nuevo director territorial en el territorio de Italia (Artículo)
Persigue tus sueños, no dejes de luchar (Artículo)
¿Qué hacen los hipócritas?
2014-10-17 (Artículo)

Nos quedamos dormidos.
XIV domingo del Tiempo Ordinario - Ciclo C
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD
Comentario del P. José Manuel Otaolaurruchi, L.C., al Evangelio dominical.

Para los que contamos de 45 años para arriba, nos resultará grato saborear algunos recuerdos que arroparon nuestra infancia comenzando por el rock and roll, el inolvidable Elvis Presley o los Beatles en vivo y a todo color. Los hombres usaban las patillas anchas y las mujeres los peinados con copete alto. En los países católicos era muy difícil encontrar a alguno que no lo fuera y el catolicismo era la atmósfera que oxigenaba nuestra cultura. Esto nos mal acostumbró a vivir una fe cómoda, sin compromiso social ya que todo se delegaba al sacerdote y los seglares no tenían mayor participación en la tarea de la evangelización.

El tiempo cambió, la secularización llegó y se propagó como una pandemia. Afectó el ámbito familiar, educativo, sexual, económico, político y no supimos reaccionar a tiempo. Nos quedamos dormidos y, aún ahora, no es que hayamos despertado, porque los países así llamados católicos lo son de tradición, pero hay una ignorancia religiosa profunda, una falta de coherencia en la vivencia de la moral cristiana y un miedo a asumir el menor compromiso religioso.

Valiosísimos documentos siguen invernando en las bibliotecas. ¿A alguien le suena conocido el decreto Apostolicam actuositatem, del Vaticano II, sobre el apostolado de los seglares, o el decreto Ad gentes sobre la actividad misionera de la Iglesia? Cierto que el Espíritu Santo no ha dejado de suscitar nuevos Movimientos apostólicos, pero no se ve que logremos un cambio global en la forma de vivir la fe. Las sectas, la santería, y los grupos pseudo-religiosos se propagan y los católicos seguimos por los cerros de Úbeda. Juan Pablo II fue un maestro y un modelo para la Iglesia universal, se podría decir que su programa catequético lo extendía Urbi e Orbi. Nos comenzó a desperezar, pero la somnolencia, la modorra, la comodidad de saber que estamos en la verdad, nos tiene aletargados. No por nada el Papa Benedicto XVI creó un nuevo Dicasterio dedicado a la nueva evangelización de los países cristianos, hoy secularizados.

Este domingo Jesús envía a setenta y dos discípulos a predicar el evangelio, los mandó de dos en dos a los pueblos y aldeas vecinas. “Pónganse en camino”. Lo dio como una indicación y lo recordó antes de su ascensión a los cielos: “Id por todo el mundo y proclamad el evangelio a toda criatura” (Mc 16,15).

La dimensión misionera es connatural con la fe. Lo más penoso está en que la experiencia de Dios se hace en la medida en lo transmitimos, ¿Cómo podemos creer en Cristo si jamás lo hemos comunicado? La fe se fortalece anunciándola.

twitter.com/jmotaolaurruchi


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2013-07-04


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarNos quedamos dormidos. XIV domingo del Tiempo Ordinario - Ciclo C a tus favoritos?
  -    No