Búsqueda      Idioma 
     

Detenernos con María ante las cruces del hombre de hoy (Artículo)
Suelta tu carga (Artículo)
Hay mucha generosidad y eso no se puede olvidar (Artículo)
«Juventud de Asia, ¡despierta!» (Artículo)
Superar las pruebas con fe y confianza..
2014-09-08 (Artículo)


Vida espiritual

El Movimiento Regnum Christi ofrece a sus miembros unas pautas para una espiritualidad basada en el Evangelio como un ideal de vida cristiana. El camino espiritual que siguen los miembros del Regnum Christi consiste principalmente en conocer, amar, imitar y anunciar a Cristo. Este es el camino y estos son los objetivos.

A continuación, ofrecemos algunos recursos que pueden ayudar a nutrir la vida espiritual de los miembros del Movimiento y de cualquier cristiano.


Meditación del día

Dejar entrar a Jesús y seguirlo.
2013-04-24
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Del santo Evangelio según san Juan 21, 15-17

En aquel tiempo, le preguntó Jesús a Simón Pedro: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?» Él le contestó: «Sí, Señor, Tú sabes que te quiero». Jesús le dijo: «Apacienta mis corderos».



Por segunda vez le preguntó: «Simón, hijo de Juan, ¿me amas?» Él le respondió: «Sí, Señor, Tú sabes que te quiero». Jesús le dijo: «Pastorea mis ovejas».



Por tercera vez le preguntó: «Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?» Pedro se entristeció de que Jesús le hubiera preguntado por tercera vez si lo quería, y le contestó: «Señor, Tú lo sabes todo; Tú bien sabes que te quiero». Jesús le dijo: «Apacienta mis ovejas».

Palabra del Señor.

Oración introductoria

«Señor, Tú lo sabes todo; Tú bien sabes que te quiero» y humildemente me acerco a Ti en esta oración. Permite que sepa acallar mis preocupaciones, mis peticiones, para poder escuchar lo que hoy me quieres decir.

Petición

Ven, Espíritu Santo, ilumina y guía mi oración.

Meditación
Dejar entrar a Jesús y seguirlo.

«A este entrar —o mejor dicho, ese dejarle entrar por la puerta— se refiere la pregunta repetida tres veces: “Simón, hijo de Juan, ¿me amas?”. Ahí está lo más personal de la llamada: se dirige a Simón por su nombre propio, “Simón”, y se menciona su origen. Se le pregunta por el amor que le hace ser una sola cosa con Jesús. Así llega a las ovejas “a través de Jesús”; no las considera suyas —de Simón Pedro—, sino como el “rebaño” de Jesús.



Puesto que llega a ellas por la “puerta” que es Jesús, como llega unido a Jesús en el amor, las ovejas escuchan su voz, la voz de Jesús mismo; no siguen a Simón, sino a Jesús, por el cual y a través del cual llega a ellas, de forma que, en su guía, es Jesús mismo quien guía.



Toda esta escena acaba con las palabras de Jesús a Pedro: “Sígueme”. El episodio nos hace pensar en la escena que sigue a la primera confesión de Pedro, en la que éste había intentado apartar al Señor del camino de la cruz, a lo que el Señor respondió: “Detrás de mí”, exhortando después a todos a cargar con la cruz y a “seguirlo”. También el discípulo que ahora precede a los otros como pastor debe “seguir” a Jesús. Ello comporta —como el Señor anuncia a Pedro tras confiarle el oficio pastoral— la aceptación de la cruz, la disposición a dar la propia vida. Precisamente así se hacen concretas las palabras: “Yo soy la puerta”. De este modo Jesús mismo sigue siendo el pastor» (Joseph Ratzinger, Benedicto XVI, Jesús de Nazaret, primera parte, p. 111).

Reflexión apostólica

«Amar a Cristo: La consecuencia natural del conocimiento de Cristo es el amor. Un amor real, que se manifiesta no sólo en las palabras y deseos sino, sobre todo, en las decisiones y en la conducta» (Manual del miembro del Movimiento Regnum Christi, n. 74).

Diálogo con Cristo
(Es mejor si este diálogo se hace espontáneamente, de corazón a corazón).

«La oración es dejarse descubrir por Dios con las luces y sombras de la historia personal para que Él la sane». Aunque me cueste y no me guste reconocer mi debilidad y mis fallas en el amor, confío plenamente en que Ti, Señor y Dios mío, y te doy gracias porque sé que siempre caminas a mi lado.

Propósito

Ejercitar hoy mi confianza iniciando todas mis actividades invocando la ayuda del Espíritu Santo, y poniendo el fruto de mis obras en las manos de Dios.

«Aun de los baches se pueden sacar grandes cosas. A veces lo que para nosotros es un camino tortuoso, para Dios es un camino recto»

(Cristo al centro, n. 866).


La meditación del día es un servicio que ofrece el Regnum Christi de manera gratuita a sus sucriptores por correo electrónico. Si le interesa recibir la meditación del día u otros servicios, puede suscribirse en el siguiente enlace.

Si le interesa mandar una suscripción de regalo a otra persona, puede llenar la siguiente forma.

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2013-04-24


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarDejar entrar a Jesús y seguirlo. 2013-04-24 a tus favoritos?
  -    No