Búsqueda      Idioma 
     

¿Por qué no soy feliz? (Artículo)
P. Manuel Álvarez Vorrath, LC, nuevo director territorial en el territorio de Italia (Artículo)
Persigue tus sueños, no dejes de luchar (Artículo)
¿Qué hacen los hipócritas?
2014-10-17 (Artículo)
Brigada Internacional África 2014 (Artículo)


Vida espiritual

El Movimiento Regnum Christi ofrece a sus miembros unas pautas para una espiritualidad basada en el Evangelio como un ideal de vida cristiana. El camino espiritual que siguen los miembros del Regnum Christi consiste principalmente en conocer, amar, imitar y anunciar a Cristo. Este es el camino y estos son los objetivos.

A continuación, ofrecemos algunos recursos que pueden ayudar a nutrir la vida espiritual de los miembros del Movimiento y de cualquier cristiano.


Meditación del día

La paz es un don de Dios.
2013-04-30
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Del santo Evangelio según san Juan 14, 27-31

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «La paz les dejo, mi paz les doy. No se la doy como la da el mundo. No pierdan la paz ni se acobarden. Me han oído decir: “Me voy, pero volveré a su lado”. Si me amaran, se alegrarían de que me vaya al Padre, porque el Padre es más que Yo. Se lo he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, crean.



Ya no hablaré muchas cosas con ustedes, porque se acerca el príncipe de este mundo; no es que él tenga poder sobre mí, pero es necesario que el mundo sepa que amo al Padre y que cumplo exactamente lo que el Padre me ha mandado».

Palabra del Señor.

Oración introductoria

Señor, lléname de tu paz. No dejes que me pierda entre los vaivenes de las actividades cotidianas o que el deseo por satisfacer mis necesidades conviertan este rato de oración en un encerrarme en mi propia debilidad. Ilumina mi oración y no permitas que pierda la paz que sólo Tú me puedes dar.

Petición

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, dame tu paz.

Meditación
La paz es un don de Dios.

«La Eucaristía es por su naturaleza sacramento de paz. Esta dimensión del Misterio eucarístico se expresa en la celebración litúrgica de manera específica con el rito de la paz. Se trata indudablemente de un signo de gran valor. En nuestro tiempo, tan lleno de conflictos, este gesto adquiere, también desde el punto de vista de la sensibilidad común, un relieve especial, ya que la Iglesia siente cada vez más como tarea propia pedir a Dios el don de la paz y la unidad para sí misma y para toda la familia humana. La paz es ciertamente un anhelo indeleble en el corazón de cada uno. La Iglesia se hace portavoz de la petición de paz y reconciliación que surge del alma de toda persona de buena voluntad, dirigiéndola a Aquel que “es nuestra paz”, y que puede pacificar a los pueblos y personas aun cuando fracasen las iniciativas humanas. Por ello se comprende la intensidad con que se vive frecuentemente el rito de la paz en la celebración litúrgica» (Benedicto XVI, Exhortación apostólica post sinodal Sacramentum caritatis, n. 49).

Reflexión apostólica

«Uno de los hábitos más fecundos y reconfortantes para el alma es el cultivo de la presencia de Dios a lo largo del día. Aunque la mente tenga que ocuparse en múltiples tareas, el corazón conserva como orientación fundamental el deseo de agradar a Dios en cada momento y de mantenerse en su presencia. Este mismo hábito permite descubrir con facilidad y prontitud la mano amorosa de Dios en toda circunstancia, y conservar una gran paz y serenidad en medio de cualquier dificultad o desolación» (Manual del miembro del Movimiento Regnum Christi, n. 214).

Diálogo con Cristo
(Es mejor si este diálogo se hace espontáneamente, de corazón a corazón).

Señor, tengo la mala costumbre de centrarme en mí mismo, por eso tiendo a la ansiedad. Permite que esta oración me lleve a apoyarme en tu gracia y no en mis propias fuerzas. Así no sólo multiplicaré los talentos que me has regalado sino que tendré paz. Señor, necesito de tu ayuda. Gracias por ser mi fiel compañero, gracias por ser mi gran amigo, gracias por el don de tu paz.

Propósito

Vivir de tal forma mi relación con los demás que al final de este día pueda decir que he sido factor de unidad y paz.

«El amor misericordioso del Padre es más fuerte que todo el mal presente en el mundo y que toda miseria que lacera la propia alma. La vida de quienes se nutren de esta convicción irradia seguridad, paz y alegría, aun en medio del dolor y la oscuridad»

(Cristo al centro, n. 67).


La meditación del día es un servicio que ofrece el Regnum Christi de manera gratuita a sus sucriptores por correo electrónico. Si le interesa recibir la meditación del día u otros servicios, puede suscribirse en el siguiente enlace.

Si le interesa mandar una suscripción de regalo a otra persona, puede llenar la siguiente forma.

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2013-04-30


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarLa paz es un don de Dios. 2013-04-30 a tus favoritos?
  -    No