Búsqueda      Idioma 
     

¿Por qué no soy feliz? (Artículo)
¿Qué hacen los hipócritas?
2014-10-17 (Artículo)
Es bueno estar aquí (Artículo)
Aquí bulle mucha fuerza espiritual escondida, que puja por emerger (Artículo)
Quiero ser tu amigo de verdad (Artículo)


Vida espiritual

El Movimiento Regnum Christi ofrece a sus miembros unas pautas para una espiritualidad basada en el Evangelio como un ideal de vida cristiana. El camino espiritual que siguen los miembros del Regnum Christi consiste principalmente en conocer, amar, imitar y anunciar a Cristo. Este es el camino y estos son los objetivos.

A continuación, ofrecemos algunos recursos que pueden ayudar a nutrir la vida espiritual de los miembros del Movimiento y de cualquier cristiano.


Meditación del día

Las bienaventuranzas son promesas.
2013-06-10
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Del santo Evangelio según san Mateo 5, 1-12

En aquel tiempo, cuando Jesús vio a la muchedumbre, subió al monte y se sentó. Entonces se le acercaron sus discípulos. Enseguida comenzó a enseñarles, hablándoles así:

«Dichosos los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los cielos.

Dichosos los que lloran, porque serán consolados.

Dichosos los sufridos, porque heredarán la tierra.

Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.

Dichosos los misericordiosos, porque obtendrán misericordia.

Dichosos los limpios de corazón, porque verán a Dios.

Dichosos los que trabajan por la paz, porque se les llamará hijos de Dios.

Dichosos los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los cielos. Dichosos serán ustedes cuando los injurien, los persigan y digan cosas falsas de ustedes por causa mía. Alégrense y salten de contento, porque su premio será grande en los cielos, puesto que de la misma manera persiguieron a los profetas que vivieron antes que ustedes».

Oración introductoria

Señor, qué dichoso soy por poder tener este momento de intimidad contigo. Conoces mi historia, mi debilidad y tibieza, pero creo, espero, te amo y, sobre todo, confío en tu misericordia. Haz que te sepa escuchar para vivir el estilo de vida que hoy me propone tu Evangelio.

Petición

Dios mío, haz que todos mis criterios, formas de pensar y de comportarme, sean acordes con tus bienaventuranzas, único camino para ser verdaderamente humano, cristiano y feliz.

Meditación
Las bienaventuranzas son promesas.

«En la tradición bíblica, en efecto, la bienaventuranza pertenece a un género literario que comporta siempre una buena noticia, es decir, un evangelio que culmina con una promesa. Por tanto, las bienaventuranzas no son meras recomendaciones morales, cuya observancia prevé que, a su debido tiempo –un tiempo situado normalmente en la otra vida–, se obtenga una recompensa, es decir, una situación de felicidad futura. La bienaventuranza consiste más bien en el cumplimiento de una promesa dirigida a todos los que se dejan guiar por las exigencias de la verdad, la justicia y el amor. Quienes se encomiendan a Dios y a sus promesas son considerados frecuentemente por el mundo como ingenuos o alejados de la realidad. Sin embargo, Jesús les declara que, no sólo en la otra vida sino ya en ésta, descubrirán que son hijos de Dios, y que, desde siempre y para siempre, Dios es totalmente solidario con ellos. Comprenderán que no están solos, porque él está a favor de los que se comprometen con la verdad, la justicia y el amor. Jesús, revelación del amor del Padre, no duda en ofrecerse con el sacrificio de sí mismo. Cuando se acoge a Jesucristo, Hombre y Dios, se vive la experiencia gozosa de un don inmenso: compartir la vida misma de Dios, es decir, la vida de la gracia, prenda de una existencia plenamente bienaventurada» (Benedicto XVI, 1 de enero de 2013).

Reflexión apostólica

«Sus miembros buscan con su vida y acción que el Reino de Cristo crezca y tienda a su madurez en la tierra como ‘reino de verdad y de vida; de santidad y de gracia; de justicia, de amor y de paz’» (Manual del miembro del Movimiento Regnum Christi, n. 13).

Diálogo con Cristo
Es mejor si este diálogo se hace espontáneamente, de corazón a Corazón.

Señor, me propones las bienaventuranzas como la meta espiritual, el sendero que puede llevarme a la santidad, a pesar de mi debilidad. Sin tu gracia, sin tu compañía, será sólo una ilusión. Sé que me has puesto en el mundo para conocerte, servirte y amarte en los demás y así poder aspirar al cielo. Concédeme la gracia de orientar todas mis acciones hacia ese fin último al que me llamas.

Propósito

Hoy me olvidaré de mis problemas y buscaré medios para hacer felices a los que me rodean.

«Los santos han vivido en esta tierra siempre con el corazón puesto en el cielo, pues les era imposible a ellos, una vez experimentado el amor de Cristo, gustar con fruición de cualquier cosa de aquí abajo. No despreciaban las cosas materiales; simplemente vivían en otra dimensión»

(Cristo al centro, n.746)


La meditación del día es un servicio que ofrece el Regnum Christi de manera gratuita a sus sucriptores por correo electrónico. Si le interesa recibir la meditación del día u otros servicios, puede suscribirse en el siguiente enlace.

Si le interesa mandar una suscripción de regalo a otra persona, puede llenar la siguiente forma.

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2013-06-10


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarLas bienaventuranzas son promesas. 2013-06-10 a tus favoritos?
  -    No