Búsqueda      Idioma 
     

Detenernos con María ante las cruces del hombre de hoy (Artículo)
Suelta tu carga (Artículo)
Hay mucha generosidad y eso no se puede olvidar (Artículo)
«Juventud de Asia, ¡despierta!» (Artículo)
Superar las pruebas con fe y confianza..
2014-09-08 (Artículo)


Vida espiritual

El Movimiento Regnum Christi ofrece a sus miembros unas pautas para una espiritualidad basada en el Evangelio como un ideal de vida cristiana. El camino espiritual que siguen los miembros del Regnum Christi consiste principalmente en conocer, amar, imitar y anunciar a Cristo. Este es el camino y estos son los objetivos.

A continuación, ofrecemos algunos recursos que pueden ayudar a nutrir la vida espiritual de los miembros del Movimiento y de cualquier cristiano.


Meditación del día

Luz más fuerte que cualquier obscuridad.
2013-06-11
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Del santo Evangelio según sea Mateo 5, 13-16

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Ustedes son la sal de la tierra. Si la sal se vuelve insípida, ¿con qué se le devolverá el sabor? Ya no sirve para nada y se tira a la calle para que la pise la gente.

Ustedes son la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad construida en lo alto de un monte; y cuando se enciende una vela, no se esconde debajo de una olla, sino que se pone sobre un candelero para que alumbre a todos los de la casa.

Que de igual manera brille la luz de ustedes ante los hombres, para que viendo las buenas obras que ustedes hacen, den gloria a su Padre, que está en los cielos”.


Oración introductoria

Padre de amor, fuente de todas las bendiciones, en esta oración quiero llenarme de tu luz, de tu gracia, de tu verdad y de tu amor. Ilumíname para que pueda llevar a los hombres, mis hermanos, la luz de tu Evangelio.

Petición

Señor, te pido perdón por todas las veces que me he cerrado a tu gracia, ayúdame a comenzar de nuevo.

Meditación
Luz más fuerte que cualquier obscuridad.

«Una pequeña llama irradia en muchas luces e ilumina la casa de Dios en tinieblas. En este maravilloso rito litúrgico, que hemos imitado en está vigilia de oración, se nos revela mediante signos más elocuentes que las palabras el misterio de nuestra fe cristiana. Jesús, que dice de sí mismo: "Yo soy la luz del mundo", hace brillar nuestra vida, para que se cumpla lo que acabamos de escuchar en el Evangelio: "Vosotros sois la luz del mundo". No son nuestros esfuerzos humanos o el progreso técnico de nuestro tiempo los que aportan luz al mundo. Una y otra vez, debemos experimentar que nuestro esfuerzo por un orden mejor y más justo tiene sus límites. El sufrimiento de los inocentes y, más aún, la muerte de cualquier hombre, producen una oscuridad impenetrable que, quizás, con nuevas experiencias, se esclarece de momento, como un rayo en la noche. Pero, al final, queda una oscuridad angustiosa.

Puede haber en nuestro entorno tiniebla y oscuridad y, sin embargo, vemos una luz: una pequeña llama, minúscula, que es más fuerte de la oscuridad, en apariencia poderosa e insuperable. Cristo, resucitado de entre los muertos, brilla en el mundo, y lo hace de la forma más clara, precisamente allí donde según el juicio humano todo parece sombrío y sin esperanza» (Benedicto XVI, 24 de septiembre de 2011).

Reflexión apostólica

«Se busca de este modo que cada uno irradie la luz del Evangelio  en su ambiente natural, como sal de la tierra  y levadura en la masa: los padres de familia en el hogar, el médico en el hospital, el maestro en la escuela, el joven estudiante en la universidad, el obrero en la fábrica, el comerciante en su negocio, el empresario en la empresa» (Manual del miembro del Movimiento Regnum Christi, n. 335).

Diálogo con Cristo
Es mejor si este diálogo se hace espontáneamente, de corazón a Corazón.

La sal realza, acentúa, el sabor natural ya presente en los alimentos. De la misma manera, nosotros somos llamados por Dios para mejorar el mundo con la sal de nuestra vida cristiana. Jesús, enséñame dónde puedo hacer la diferencia. Convénceme que lo más grande que puedo hacer con mi vida es compartir con los demás el tesoro precioso de mi fe. Ayúdame a guiarme en todo por el Espíritu Santo, porque Él es la auténtica sal y luz de la evangelización.

Propósito

Compartiré una reflexión del Evangelio con al menos dos personas que me encuentre el día de hoy.

«Es imposible amar a Cristo y no darlo; es imposible vivir a Cristo y no ser sal de la tierra»

(Cristo al centro, n.169).


La meditación del día es un servicio que ofrece el Regnum Christi de manera gratuita a sus sucriptores por correo electrónico. Si le interesa recibir la meditación del día u otros servicios, puede suscribirse en el siguiente enlace.

Si le interesa mandar una suscripción de regalo a otra persona, puede llenar la siguiente forma.

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2013-06-11


 

 


 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarLuz más fuerte que cualquier obscuridad. 2013-06-11 a tus favoritos?
  -    No