Búsqueda      Idioma 
     

¿Por qué no soy feliz? (Artículo)
¿Qué hacen los hipócritas?
2014-10-17 (Artículo)
Es bueno estar aquí (Artículo)
Aquí bulle mucha fuerza espiritual escondida, que puja por emerger (Artículo)
Quiero ser tu amigo de verdad (Artículo)

El ministerio de un sacerdote profesor universitario
ITALIA | APOSTOLADO | NOTICIAS
Entrevista al P. Alain Contat, profesor de filosofía en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum.

El P. Contat (primero de derecha a izquierda) con algunos profesores de la facultad de filosofía (de izquierda a derecha: P. Jesús Villagrasa, P. Jason Mitchel, P. Rafael Pascual, decano de la facultad).
El P. Contat (primero de derecha a izquierda) con algunos profesores de la facultad de filosofía (de izquierda a derecha: P. Jesús Villagrasa, P. Jason Mitchel, P. Rafael Pascual, decano de la facultad).

Roma, 25 de agosto de 2011. Por su interés, reproducimos una entrevista realizada a uno de los profesores del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum de Roma. El padre Alain Contat es un sacerdote diocesano de origen ginebrino (Suiza). Inició sus estudios de filosofía en la facultad de letras de Ginebra, donde obtuvo la licenciatura en 1978. Después prosiguió sus estudios en Roma, en la universidad Santo Tomás de Aquino, donde obtuvo sucesivamente la licenciatura en teología, en 1987; la licenciatura en filosofía, en 1989; y el doctorado en filosofía, en 1994 (con una tesis sobre «La relación de verdad según Santo Tomás de Aquino»).

El Padre Alain Contat es profesor de filosofía en el Ateneo desde 1993. Ha enseñado además en diversas universidades romanas y en el seminario internacional San Pedro de Wigratzbad, en Alemania.

***

¿Por qué escogió enseñar en el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum que es la institución académica pontificia más joven de Roma?

En los años noventa, mientras era asistente del P. Aberlardo Lobato, O.P., mi director de tesis, numerosos legionarios de Cristo asistieron a un curso sobre la teología filosófica de Aristóteles. Después fui invitado a dar una conferencia en el centro de estudios superiores de la congregación, en vía Aurelia. Estas circunstancias han, sin duda, llevado a los fundadores del Ateneo a requerir mis servicios en 1993. ¡Es entonces el Ateneo quien me escogió y no al revés! Por mi parte me alegro por esta elección ya que la calidad de la formación y el vivo interés por los estudios hacen del Ateneo un lugar ideal de investigación y de enseñanza.

¿Todavía hace falta estudiar filosofía hoy en día?

El hombre, tal como lo concibe Santo Tomás de Aquino, debe honrar dos dimensiones de su naturaleza: la que la hace bajar a la historia; pero sobre todo aquella que “emerge” por encima del tiempo (cf. Suma Teológica I-II, q. 13, art. 7, ad 5). Luego el filósofo busca escrutar lo que hay de eterno en el ser y, ante todo, el Ser subsistente en sí, es decir Dios, para poder entender desde esta perspectiva lo que pasa en el tiempo. Esa dinámica es, de hecho, más necesaria que nunca mientras que las muchedumbres son alienadas por lo efímero y atontadas por el “tam-tam” mediático.

¿Por qué un seminarista debería tener una licencia en filosofía?

El
Con el P. Álvaro Corcuera, L.C. al final de una concelebración eucarística en la capilla del centro de estudios superiores de Roma.
Con el P. Álvaro Corcuera, L.C. al final de una concelebración eucarística en la capilla del centro de estudios superiores de Roma.
beneficio de un segundo ciclo de filosofía para un estudiante destinado al sacerdocio es triple. Esos estudios lo ayudan, primero,  a unificar y sobrepasar por lo alto la cultura que pudo adquirir en preparatoria o en un currículum universitario, humanista o científico. En segundo lugar, un estudio sistemático, a la vez histórico y especulativo de los grandes problemas filosóficos, da la vía real para conocer la grandeza y los límites de la razón humana. Por último, y sobre todo, la metafísica, la antropología y la ética de Santo Tomás de Aquino, ofrecen un instrumento sin igual para profundizar los misterios revelados.

¿Cómo ve usted su ministerio sacerdotal como profesor?

Es verdad que la figura del sacerdote profesor padeció de la terrible crisis de las vocaciones que atraviesa Europa, mientras que antes era una de las formas del ministerio sacerdotal, religioso o diocesano. Formar jóvenes, y principalmente seminaristas, en la filosofía del ser, es disponerlos a recibir la Palabra de Dios como una inteligencia humana debe de hacerlo: reflexionando simultáneamente sobre la creación.

¿Cuál es su experiencia con los estudiantes?

Enseñar en una facultad eclesiástica en Roma es una experiencia única: se palpa muy concretamente la catolicidad de la Iglesia, la cual reúne a estudiantes de todos los continentes en la ciudad del sucesor de Pedro. Esto obliga a los profesores a dominar varios idiomas, tanto para la comunicación como para la investigación, lo que resulta un enriquecimiento considerable. A esta situación el Ateneo añade el entusiasmo de jóvenes religiosos por sus estudios y la gran cortesía del trato humano.

¿Todavía queda algo que aportar a la filosofía?

Hace más de veintitrés siglos Aristóteles calificaba el problema del ser con la expresión: “el eterno buscado”. Es decir que cada generación debe reapropiarse a la vez la herencia y el cuestionamiento filosófico. Por lo que concierne más particularmente a nuestra época, los proyectos no faltan. El siglo XX ha creado y explotado toda una serie de nuevas disciplinas que esperan todavía su valoración filosófica: pienso en las ciencias humanas y en sus innumerables ramificaciones, en la crítica literaria o histórica, en las nuevas formas de teología; los desafíos de nuestro tiempo, en bioética, entre otros, requieren una atención renovada de los filósofos y teólogos cristianos.

¿Tiene algún proyecto de investigación?

Trabajo sobre dos proyectos concretos. Uno es un análisis y evaluación de diferentes interpretaciones de la metafísica tomista que surgieron en el siglo XX y que engendraron teologías diferentes, incluso quizá opuestas entre sí. El otro es una síntesis de las grandes posiciones sobre el triángulo “ser-conocer-decir” que se sucedieron de Parménides a nuestros días.

Esta entrevista fue publicada originalmente en francés en el portal del Regnum Christi. Se puede consultar ahí en el siguiente enlace.


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2011-08-25


 

 


Enlaces relacionados

Red Misión
Red de Universidades Anahuac

 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarEl ministerio de un sacerdote profesor universitario a tus favoritos?
  -    No