Búsqueda      Idioma 
     

La calidad en el amor
Mt 26,14-27,66 (Artículo)
La Cena de los misterios
Jn 13,1-15 (Artículo)
“Mi decisión de colaborar es una respuesta al llamado de Dios” (Artículo)
El Dios de los vivos.
2014-04-10 (Artículo)
Un seminarista del Regnum Christi en Costa de Marfil (Artículo)

No hay lugar para el aburrimiento en Manila
FILIPINAS | APOSTOLADO | NOTICIAS
Ramón Austria, director del primer colegio Mano Amiga en Filipinas, tiene toda una misión entre los niños de escasos recursos.

mano amiga principal
Ramón Austria con los niños de Mano Amiga Filipinas.

Manila, 20 de enero de 2009. El pasado 14 de diciembre, el periódico "Philippine Daily Inquirer’s" en su sección "Sunday Inquirer Magazine" publicó un artículo sobre Ramón Austria, director del primer Colegio Mano Amiga en Filipinas. Una oportunidad para Ramón no sólo de cuidar el aspecto educativo de los niños de escasos recursos, sino de su entorno familiar y social.

Presentamos aquí una versión sintética en español de este artículo. El artículo original, en inglés puede verse en este enlace.

******

De niño, Ramón Austria supo lo que es mudarse de ciudad. Nació en Quezon y a sus 4 años su familia se mudó a la isla de Kosrae (Micronesia), donde su papá, Rolando, consiguió trabajo.

"Sólo pocos niños pueden jactarse de pasar su niñez regocijándose en una isla, y yo soy uno de ellos", dice Austria. "Podía nadar cuando quisiera porque en Kosrae no pasas más de cinco minutos lejos del océano".

Pero fue la educación lo que llevó a Filipinas a Austria, cuatro años después de la niñez idílica en la que se desenvolvió. Y fue estudiando economía en el Ateneo de Manila que dio inicio a un poco de trabajo voluntario después de su graduación.

Fue entonces cuando encontró al Movimiento Regnum Christi y
mano amiga
a través de sus apostolados con la juventud pudo ir a colaborar a Washington por un año. Esta experiencia le inició en su carrera educativa, una posibilidad que a sus 24 años no había contemplado.

Su trabajo posterior con jóvenes estudiantes lo miró desde entonces como una "intervención divina". No era muy entusiasta en el trabajo con los niños, según él comenta, y lo tuvo que hacer en Washington: "Poco a poco aprendí a amar el trabajo con los niños. Es algo que simplemente aconteció".

Después de regresar de Washington, dio clases de religión en la Beacon International School en la ciudad de Taguig. Y después de dos años, se embarcó en un proyecto educativo destinado a cambiar la vida de muchos, y también la suya: el Colegio Mano Amgia en Filipinas.

En sus inicios (22 de septiembre de 2008), el Colegio Mano Amiga de Filipinas acogió a 45 estudiantes y este año recibió a unos 50 alumnos más. Hay un proyecto para ampliar el colegio con otros edificios, para lo cual se necesita de la generosidad de las personas que puedan hacer donativos.

"Me encanta el hecho de que mi trabajo me capacita para interactuar con las familias y conocerlos en sus necesidades más apremiantes. Valoro mucho la posibilidad de ayudarlas en modos que yo, por mí mismo, no podría hacerlo de no ser por Mano Amiga. Así es como me siento realmente bendecido".

Para saber el modo de ayudar al Colegio Mano Amiga de Filipinas, siga este enlace al artículo original en inglés.


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2009-01-20


 

 


Enlaces relacionados

Fundación Altius
Red Misión

 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarNo hay lugar para el aburrimiento en Manila a tus favoritos?
  -    No