Búsqueda      Idioma 
     

Alerta sobre el «síndrome de Jonás».
2014-07-21 (Artículo)
Falleció el P. Cyril, quien fuera responsable de la Escuela de la Fe en Nigeria (Artículo)
La Sección de Señoras de Madrid se prepara para el proceso de reflexión sobre la identidad del Regnum Christi (Artículo)
"Ahora te toca a ti; depende de ti" (Artículo)
Salud en Movimiento (Artículo)

El milagro de Dios
MÉXICO | APOSTOLADO | NOTICIAS
Una experiencia de Familia Misionera ayudando a los damnificados por el huracán Karl.

La comunidad de El Salmoral, en el estado de Veracruz, fue una de tantas que sufrieron la devastación por el huracán Karl.
La comunidad de El Salmoral, en el estado de Veracruz, fue una de tantas que sufrieron la devastación por el huracán Karl.

Xalapa, Ver., 30 de septiembre de 2010. Miguel Ángel Torres, miembro de Familia Misionera de Xalapa, nos comparte esta experiencia de solidaridad ante la desgracia ocasionada por el paso del huracán Karl en tierras veracruzanas. Como ellos, muchos otros movimientos eclesiales e instituciones públicas también han ido ayudando ante las necesidades de miles de personas que resultaron afectadas.

 

******

 

El domingo pasado tuve una experiencia de Dios muy grande. El hombre está hecho a imagen y semejanza de Dios, Dios es amor, por tanto el hombre es amor.

Varias familias misioneras fuimos al Salmoral para solidarizarnos con esa gente necesitada y ayudarla en faenas de limpieza. Además, otras personas participaron cargando un camión que nos prestaron con los víveres que fuimos consiguiendo; si hacemos cuenta, la cantidad de familias que han participado se multiplica. Todo esto POR AMOR, nadie fue obligado a participar, todos fueron voluntarios, por el sólo deseo de ayudar al necesitado; nadie tenía conocidos o familiares allá, sólo fue la inclinación a vivir el Evangelio: “Hagan, pues, que brille su luz ante los hombres; que vean estas buenas obras, y por ello den gloria al Padre de ustedes que está en los Cielos” (Mt 5,1-20).

Levantarse temprano y en domingo –día de descanso–, para estar a las 7:00 a.m. cargando la camioneta y salir media hora después para la zona afectada por el huracán, sólo se explica por AMOR, que todo
Juventud y Familia Misionera de Xalapa realizó trabajo de limpieza en la zona afectada.
Juventud y Familia Misionera de Xalapa realizó trabajo de limpieza en la zona afectada.
lo puede. Manejar bajo la lluvia, con un camino malo para los coches y camionetas bajas y sacar fuerzas para continuar, sabiendo que se acercaba otro temporal: sólo el AMOR lo mueve a uno. Caminar en el lodo, ensuciarse la ropa, los zapatos, las manos, resbalarse las palas entre las manos por el agua y el lodo, mojarse con la lluvia y meter las manos entre el lodo porque las palas no pueden jalar la basura: sólo el AMOR hace entregarte. Porque ves la desgracia, la gente sin muebles, sin colchones, sin comida, sin trabajo, sin casa y sólo queda el corazón que te hace entregarte sin medida, sin descanso, sin desmayar, porque ellos lo perdieron todo y tú en cambio lo tienes todo. ¡Qué hermoso ver a los pequeños participar a su manera pero creciendo en el amor, en la entrega, en la solidaridad, en la generosidad! Me recuerda la respuesta de Cristo: “Ni él ni sus padres han pecado, respondió Jesús; nació así para que se manifiesten en él las obras de Dios” (Jn 9, 3). Así, nadie tuvo la culpa en el huracán sino que a través de él se manifiestan las obras de Dios en cada hombre que se acerca a ayudar.

Donde quiera que volteas, ves a las mamás y a sus pequeños y luego a los hijos más grandes y a los señores buscando dónde hacen más falta
Además de la limpieza, consiguieron donativos en especie para mitigar un poco la escasez que ocasión el paso del huracán.
Además de la limpieza, consiguieron donativos en especie para mitigar un poco la escasez que ocasión el paso del huracán.
tus manos y tus fuerzas y no quieres que se acabe el día para ayudar más. Sin embargo, hay que volver, la escuela y el trabajo te esperan y quedas invitado a regresar porque puedes hacer mas, no importa que no hayas descansado, ni paseado, ni haber “disfrutado” el tiempo en otras cosas, lo que viste te hace pensar: puedo dar más. Es el amor del que habla Cristo.

Durante el día alcanzas a ver que hay otras personas que, como tú, también les movió su corazón el amor y están apoyando: pude ver una camioneta de la parroquia de Banderilla, miembros del Club Rotario y muchos otros particulares. Bendito Dios que también se desbordó el río de la generosidad humana y todos han escuchado: “No junten tesoros y reservas aquí en la tierra, donde la polilla y el óxido hacen estragos, y donde los ladrones rompen el muro y roban. Junten tesoros y reservas en el Cielo, donde no hay polilla ni óxido para hacer estragos, y donde no hay ladrones para romper el muro y robar” (Mt 9,19-20). Cada uno de nosotros puede ser EL MILAGRO DE DIOS.



FECHA DE PUBLICACIÓN: 2010-09-29


 

 


Enlaces relacionados

Fundación Altius
Red Misión

 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarEl milagro de Dios a tus favoritos?
  -    No