Búsqueda      Idioma 
     

Detenernos con María ante las cruces del hombre de hoy (Artículo)
Hay mucha generosidad y eso no se puede olvidar (Artículo)
Confiar cuando Cristo llama.
2014-09-04 (Artículo)
«Juventud de Asia, ¡despierta!» (Artículo)
Suelta tu carga (Artículo)

Cristo en la cruz nos enseña que siempre podemos amar y servir
MÉXICO | APOSTOLADO | TESTIMONIOS
Cristo en la cruz nos enseña que no hay edad para amarlo, para contribuir en la edificacion de la Iglesia, y servir a nuestros hermanos.

Tres abuelitas de Familia Misionera.
«Todos somos un cuerpo, todos debemos animarnos, apoyarnos, aun en los momento más duros y difíciles».

Nuevo León (México), 11 de abril de 2006. Presentamos a continuación el testimonio de tres señoras a quienes más que importarles la edad, les importa la necesidad imperiosa de transmitir a Cristo.

****

No hay límite para amar. Todos pueden llevar el Evangelio y el amor de Cristo en las misiones. Así lo saben también Ana María Torres de Lambretón, Magdalena Torres de Martínez y Pura Torres de Corella. Las tres son abuelitas, una de ellas incluso es bisabuela. Pero para ellas la Semana Santa no es el momento de jubilar su fe, sino un momento de compartir y dar testimonio a todos, chicos y grandes, de que no hay límites para entregarse y compartir.

Magdalena es la más experimentada. Este es su octavo año en Familia Misionera. Ana María va por sexta ocasión y Pura por segunda vez. Todas ellas son un ejemplo para los niños y los jóvenes que también van de misiones.

El misionero debe realizar un sacrificio físico, es verdad, al visitar las casas. Pero saben que el fruto de la misión no depende principalmente del esfuerzo material, sino que es fruto del amor y de la oración. Y ellas ven ahí su vocación en Familia Misionera. «Nosotras ya no podemos ir a las visitas siempre, no tenemos la misma energía que los jóvenes. Pero podemos rezar, y podemos prepararles la comida, y arreglar sus cosas mientras ellos visitan a las familias. Así cuando llegan tienen todo listo y pueden seguir misionando».

La mirada de estas tres mujeres valientes cautiva a cualquiera: el orgullo y la ternura de poder acompañar a sus hijos y nietos en la misión. Nos dice Magdalena: «Hace dos años yo estaba ya un poco desanimada y le decía a un padre en confesión que me pesaba no poder ayudar tanto. El padre me dijo que mirara a Cristo en la cruz, con las manos clavadas a un madero: "Él quiso poner sus manos ahí, sin hacer nada, para enseñarnos que el mundo se salva por medio del amor". Me sentí renovada y muy entusiasmada».

La misión es para todos: Cristo en la cruz nos enseña que no hay edad para amarlo, para contribuir en la edificacion de la Iglesia, y servir a nuestros hermanos.

Para leer más testimonios, visite www.demisiones.com


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2006-04-11


Juventud y Familia Misionera - Link
Misiones de evangelización 2006

Artículo relacionado
- Galeria
 

 
- Misiones de evangelización 2006

Artículo relacionado


Enlaces relacionados

Red Misión
Familia Unida
CIFFA
Instituto Juan Pablo II para la familia
Virgen Peregrina de la Familia

 



Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregarCristo en la cruz nos enseña que siempre podemos amar y servir a tus favoritos?
  -    No