Búsqueda      Idioma 
     

El pan bajado del cielo
Jn 6,41-51 (Artículo)
¿También tú quieres abandonarme?
Jn 6,55.60-69 (Artículo)
El gran regalo de Jesús
Jn 6,51-58 (Artículo)
Descanse en paz, P. Juan Amezcua Gálvez, LC (Artículo)
Acompañar y no condenar.
2015-08-14 (Artículo)

Meditación diaria para toda la semana

Domingo Lunes Martes
Ecología humana.
2015-08-30
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Oración preparatoria (para ponerme en presencia de Dios)

Señor, inicio mi oración ofreciéndote mi corazón humilde y necesitado de tu consuelo. Dame tu gracia para que este día sea pleno al dejarte actuar en mi vida, sin limitaciones, ni justificaciones; aquí estoy para hacer tu voluntad.


Evangelio del día (para orientar tu meditación)

Del santo Evangelio según san Marcos 7, 1-8. 14-15. 21-23

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús los fariseos y algunos escribas venidos de Jerusalén. Viendo que algunos de los discípulos de Jesús comían con las manos impuras, es decir, sin habérselas lavado. Los fariseos y los escribas le preguntaron: "¿Por qué tus discípulos comen con manos impuras y no siguen la tradición de nuestros mayores?". (Los fariseos y los judíos, en general, no comen sin lavarse antes las manos hasta el codo, siguiendo la tradición de sus mayores; al volver del mercado, no comen sin hacer primero las abluciones, y observan muchas otras cosas por tradición, como purificar los vasos, las jarras y las ollas).

Jesús les contestó: "¡Qué bien profetizó Isaías sobre ustedes, hipócritas, cuando escribió: Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. Es inútil el culto que me rinden, porque enseñan doctrinas que no son sino preceptos humanos! Ustedes dejan a un lado el mandamiento de Dios, para aferrarse a la tradición de los hombres".

Después, Jesús llamó a la gente y les dijo: "Escúchenme todos y entiéndanme: Nada que entre de fuera puede manchar al  hombre; lo que si lo mancha es lo que sale de dentro; porque del corazón del hombre salen las intenciones malas, las fornicaciones, los robos, los homicidios, los adulterios, las codicias, las injusticias, los fraudes, el desenfreno, las envidias, la difamación, el orgullo y la frivolidad. Todas estas maldades salen de dentro y manchan al hombre".

Palabra del Señor.


Reflexiona lo que Dios te dice en el Evangelio (te sugerimos leer esto que dijo el Papa)


«A los fariseos que, como otros muchos judíos de entonces, no comían sin haber hecho las abluciones y observaban muchas tradiciones sobre la limpieza de los objetos, Jesús les dijo categóricamente: “Nada que entre de fuera puede hacer al hombre impuro; lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre. Porque de dentro, del corazón del hombre, salen los malos propósitos, las fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, codicias, injusticias, fraudes, desenfreno, envidia, difamación, orgullo, frivolidad”.

Por tanto, ¿en qué consiste la felicidad que sale de un corazón puro? Por la lista que hace Jesús de los males que vuelven al hombre impuro, vemos que se trata sobre todo de algo que tiene que ver con el campo de nuestras relaciones. Cada uno tiene que aprender a descubrir lo que puede "contaminar" su corazón, formarse una conciencia recta y sensible, capaz de “discernir lo que es la voluntad de Dios, lo bueno, lo que agrada, lo perfecto”. Si hemos de estar atentos y cuidar adecuadamente la creación, para que el aire, el agua, los alimentos no estén contaminados, mucho más tenemos que cuidar la pureza de lo más precioso que tenemos: nuestros corazones y nuestras relaciones. Esta "ecología humana" nos ayudará a respirar el aire puro que proviene de las cosas bellas, del amor verdadero, de la santidad.» (Mensaje para la Jornada de la Juventud 2015, S.S. Francisco, 17 de febrero de 2015).


Diálogo con Cristo

Ésta es la parte más importante de tu oración, disponte a platicar con mucho amor con Aquel que te ama.


Propósito

Proponte uno personal, ¿qué? El que más amor implique… o, si crees que es lo que Dios te pide, vive lo que se te sugiere a continuación.

Voy a hacer una oración especial, para encomendar a la misericordia de nuestro Señor, a esa persona que está viviendo lejos del amor de Dios.


«De ordinario las perturbaciones del corazón se originan en nosotros, no por el mal proceder de los demás, sino por culpa propia. Están ocultas en nosotros las causas de las ofensas y la semilla de los vicios.»

(Casiano, Instituciones, 9)


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2015-08-30
Asesinar con la lengua.
2015-08-31
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Oración preparatoria (para ponerme en presencia de Dios)

Jesús, a pesar de mis caídas y debilidades sé que continúas amándome y siempre estás dispuesto a perdonarme, a escucharme y a guiarme. Confío en Ti, te amo y te alabo porque eres mi Señor y mi Dios.


Evangelio del día (para orientar tu meditación)

Del santo Evangelio según san Lucas 4, 16-30

En aquel tiempo, fue Jesús a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el libro del profeta Isaías y, desarrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: "El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos la vista; para dar libertad a los oprimidos, para anunciar el año de gracia del Señor." Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él.

Y él se puso a decirles: "Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír." Y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que salían de sus labios. Y decían: "¿No es éste el hijo de José?" Y Jesús les dijo: "Sin duda me recitaréis aquel refrán: "Médico, cúrate a ti mismo"; haz también aquí en tu tierra lo que hemos oído que has hecho en Cafarnaún." Y añadió: "Os aseguro que ningún profeta es bien mirado en su tierra. Os garantizo que en Israel había muchas viudas en tiempos de Elías, cuando estuvo cerrado el cielo tres años y seis meses, y hubo una gran hambre en todo el país; sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, más que a una viuda de Sarepta, en el territorio de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo; sin embargo, ninguno de ellos fue curado, más que Naamán, el sirio".

Al oír esto, todos en la sinagoga se pusieron furiosos y, levantándose, lo empujaron fuera del pueblo hasta un barranco del monte en donde se alzaba su pueblo, con intención de despeñarlo. Pero Jesús se abrió paso entre ellos y se alejaba.

Palabra del Señor.


Reflexiona lo que Dios te dice en el Evangelio (te sugerimos leer esto que dijo el Papa)


Después de una primera reacción positiva, alguno movido por la polilla de la envidia comenzó a decir: ¿Dónde estudió éste? ¿No es el hijo de José? Y nosotros conocemos a toda su familia, ¿y en qué universidad estudió? Entonces pretendían que le hiciera un milagro: solamente después habrían creído. Entonces comenzaron a empujarlo para tirarlo por un barranco por celos, por envidia.

Pero no se trató de un evento de hace dos mil años atrás, esto sucede cada día, cada vez que se acoge a alguien hablando bien el primer día y después siempre menos, hasta llegar a la habladuría, casi hasta desollarlo. Quien en una comunidad habla contra un hermano acaba por querer asesinarlo.

El apóstol Juan nos dice esto: quien en su corazón odia a su hermano es un homicida. Nosotros estamos acostumbrados a los chismes, a las habladurías y muchas veces transformamos a nuestras comunidades y también a nuestra familia en un infierno en donde se manifiesta esta forma de criminalidad que lleva a asesinar al hermano y a la hermana con la lengua.

Para que haya paz en una comunidad, en una familia o en un país, en el mundo, tenemos que empezar a estar con el Señor. Porque donde está el Señor no hay envidia, no hay criminalidad, no hay celos, hay hermandad. Pidamos esto al Señor: nunca asesinar al prójimo con nuestra lengua y estar con el Señor, como estaremos todos nosotros en el cielo. (Cf Homilía de S.S. Francisco, 2 de septiembre de 2013, en Santa Marta).


Diálogo con Cristo

Ésta es la parte más importante de tu oración, disponte a platicar con mucho amor con Aquel que te ama.


Propósito

Proponte uno personal, ¿qué? El que más amor implique… o, si crees que es lo que Dios te pide, vive lo que se te sugiere a continuación.

Ante cualquier obstáculo que se me presente hoy en el trato con los demás, aunque sea pequeño, voy a decir la jaculatoria «Cristo, en Ti confío», para saber controlar mi lengua.


«Porque un cosa es tener soltura y facilidad de palabra y aun cierta elocuencia en el decir, y otra penetrar hasta el corazón de las palabras divinas y contemplar con la mirada pura del alma los misterios más profundos y escondidos. Esto no lo da la ciencia humana ni la cultura de los hombres, sino la sola pureza del alma, ilustrada por la luz del Espíritu Santo.»

(CASIANO, Colaciones, 14).


FECHA DE PUBLICACIÓN: 2015-08-31
Christ at Home in Capernaum
ESTADOS UNIDOS | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD
September 1, 2015 - Tuesday of Twenty-second Week in Ordinary Time


Luke 4:31-37



Jesus then went down to Capernaum, a town of Galilee. He taught them on the sabbath, and they were astonished at his teaching because he spoke with authority. In the synagogue there was a man with the spirit of an unclean demon, and he cried out in a loud voice, "Ha! What have you to do with us, Jesus of Nazareth? Have you come to destroy us? I know who you are -- the Holy One of God!" Jesus rebuked him and said, "Be quiet! Come out of him!" Then the demon threw the man down in front of them and came out of him without doing him any harm. They were all amazed and said to one another, "What is there about his word? For with authority and power he commands the unclean spirits, and they come out." And news of him spread everywhere in the surrounding region.

Introductory Prayer: Lord, you have looked with favor on me. You have seen in my soul fertile ground, and you have sown your word in hope of an abundant harvest. I hope never to let you down by not responding in faith. I allow you to lead me to the fullness of my vocation as your disciple.

Petition: Christ, may zeal for your friendship consume me so much that I remove all sin from my life.


  1. Great Hopes: Jesus had great plans for Capernaum –– a big city, situated by the lake on the “way of the sea,” a thoroughfare open to travelers. It was an ideal hub from which to spread the Gospel. Would anyone from such a big town have interest in his message? Christ made his home there. He exercised the greater part of his public ministry in Capernaum and graced it with more than one-third of his miracles. It was quite different from Nazareth. Christ asks us to find our Capernaum –– seeking that niche, using those talents, evangelizing that audience — where we can become the most effective apostles for him. This may demand a greater love from us, but we can see how Christ blesses this effort with his presence, teaching and healing.



  1. Simple Faith: Christ chooses to cure a man on the Sabbath in Capernaum and nobody raises an eyebrow! How different this is from Jerusalem! These people here have a simple faith, unconcerned about the legalities of ritualistic orthodoxy. “Here I can preach. Here I can heal. Here I can work!” Christ feels at home and welcomed. Here Christ finds vocations: Peter, Andrew, James, John, Matthew. Here Christ finds faith even among the pagans: the centurion who asks for a cure. One can sense a special predilection of Christ toward this city. From those who have been given more, more will be expected.



  1. Generosity Pushed to Its Limits: Once a soul responds in generosity, Christ opportunely draws it to the fullness of its vocation. Encouraged by Capernaum’s faith, Christ asks more of it; just as he asked of the rich young man. As we see later in the Gospel, what better place than faith-filled Capernaum for Christ to reveal to the world one of his most difficult teachings: presenting himself as the Living Bread come down from heaven? In the end, the majority leave him. “Will you go away too?” The present-day ruins of Capernaum testify to the truth of Christ’s warning: “As for you, Capernaum, ‘Are you to be exalted to the skies? You shall go down to the realm of death!’ If the miracles worked in you had taken place in Sodom, it would be standing today. I assure you, it will go easier for Sodom than for you on the Day of Judgment” (Matthew 11:23-4).


Conversation with Christ: Lord, you know me and you know everything about me. Let me not become blinded by the arrogance of my own opinions and ideas. Help me to keep you always before me as the goal of my life, the pearl of great price, for which I joyfully sell all I own to possess.

Resolution: I will use one of my talents to help somebody today.

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2015-09-01
 
 


Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2015 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregar a tus favoritos?
  -    No