Búsqueda      Idioma 
     

"El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo" (Artículo)
En Cristo Rey vemos la realización plena de nuestra vida (Artículo)
"Pedagogía en casa" (Artículo)
Adoración eucarística en el Torneo de la Amistad - Monterrey 2014 (Artículo)
La persona no es valiosa por lo que posee.
2014-11-24 (Artículo)

Meditación diaria para toda la semana

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado
Quien practica la misericordia no teme a la muerte.
2014-11-23
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Oración preparatoria
Señor, tú eres el Rey del universo y el rey de mi vida, el dador de todo lo que es bueno. Eres el sostén y quien sana mi vida. Te necesito y sé que necesito dejar a un lado lo que no me deje crecer en el amor. Te amo, te ofrezco y te abro mi corazón en este momento de oración.

Petición (gracia/fruto que se busca)
Cristo Rey, que esta oración me ayude a vivir de tal manera que pueda un día encontrarte en el cielo, donde me tienes reservado un premio inimaginable.

Texto base para entablar el diálogo con Dios
Nuestro Señor Jesucristo, Rey del universo.
Del santo Evangelio según san Mateo 25, 31-46
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Cuando venga el Hijo del hombre, rodeado de su gloria, acompañado de todos sus ángeles, se sentará en su trono de gloria. Entonces serán congregados ante él todas las naciones, y él apartará a los unos de los otros, como el pastor aparta a las ovejas de los cabritos, y pondrá a las ovejas a su derecha y a los cabritos a su izquierda. Entonces dirá el rey a los de su derecha: “Vengan, benditos de mi Padre, tomen posesión del reino preparado para ustedes desde la creación del mundo; porque estuve hambriento y me dieron de comer, sediento y me dieron de beber; era forastero y me hospedaron; estuve desnudo y me vistieron, enfermo y me visitaron, encarcelado y fueron a verme”. Los justos contestarán entonces: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos de forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o encarcelado y te fuimos a ver?” Y el rey les dirá: “Yo les aseguro, que cuando lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron”.
Entonces dirá también a los de la izquierda: “Apártense de mí, malditos; vayan al fuego eterno, preparado para el diablo y sus ángeles; porque estuve hambriento y no me dieron de comer, sediento y no me dieron de beber, era forastero y no me hospedaron, estuve desnudo y no me vistieron, enfermo y encarcelado y no me visitaron”.
Entonces ellos le responderán: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, de forastero, o desnudo, enfermo o encarcelado y no te asistimos?”. Y él les replicará: “Yo les aseguro que, cuando no lo hicieron con uno de aquellos más insignificantes, tampoco lo hicieron conmigo”. Entonces irán éstos al castigo eterno y los justos a la vida eterna”.
Palabra del Señor.

Meditación (profundización propuesta, si bien se sugiere sea algo personal)
«La invitación de Jesús de estar siempre preparados, vigilantes, sabiendo que la vida en este mundo se nos ha dado para prepararnos a la otra vida, con el Padre celeste. Y para esto hay siempre una vía segura: prepararse bien a la muerte, estando cerca de Jesús. ¿Y cómo estamos cerca de Jesús? Con la oración, en los sacramentos y también en la práctica de la caridad.
Recordemos que Él está presente en los más débiles y necesitados. Él mismo se identificó con ellos, en la famosa parábola del juicio final, cuando dice: “Tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, era extranjero y me acogisteis, desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, estaba en la cárcel y vinisteis a verme. Todo lo que hicisteis con estos, mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis”. Por tanto, un camino seguro es recuperar el sentido de la caridad cristiana y de la compartición fraterna, curar las heridas corporales y espirituales de nuestro prójimo. La solidaridad en compartir el dolor e infundir esperanza es premisa y condición para recibir en herencia el Reino preparado para nosotros.  Quien practica la misericordia no teme a la muerte. Pensad bien en esto. Quien practica la misericordia no teme a la muerte» (S.S. Francisco, 27 de noviembre de 2013).

Diálogo con Cristo
Dedica unos minutos a tener un diálogo espontáneo con Cristo, de corazón a Corazón, a partir de lo que haya llegado al propio interior, de lo que te haya dicho Dios.

Propósito (es mejor que surja del diálogo íntimo que se ha tenido con Cristo)
Voy a buscar a esa persona que se alejó por mi mal carácter o indiferencia, para intentar la reconciliación a través de un acto generoso de caridad y comprensión.

«Cuando lo recibes en tu alma a través de la Comunión, no existe un momento más privilegiado para hablar con Él y para preguntarle qué quiere de ti. Ten presente que tienes dentro de ti al Creador de todo el universo, al Dios omnipotente y eterno, a tu Padre y Amigo, a tu Redentor. Y con Él, ¿qué no serás capaz de hacer?»
(Cristo al centro, n. 2247)

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2014-11-23
La persona no es valiosa por lo que posee.
2014-11-24
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Oración preparatoria
Señor, sabes que soy pobre, que tengo muy poco que ofrecerte. Sin embargo, lo esperas todo de mí. Creo en Ti, confío en que tu gracia me hace crecer en el amor a Ti y a los demás. Tú eres mi único Dueño.

Petición (gracia/fruto que se busca)
Señor, que esta oración me enseñe a darlo todo por Ti y por los demás, con generosidad, desinterés y, sobre todo, por amor.

Texto base para entablar el diálogo con Dios
Del santo Evangelio según san Lucas 21, 1-4
En aquel tiempo, levantando los ojos, Jesús vio a unos ricos que echaban sus donativos en las alcancías del templo. Vio también a una viuda pobre, que echaba allí dos moneditas, y dijo: «Yo les aseguro que esa pobre viuda ha dado más que todos. Porque éstos dan a Dios de lo que les sobra; pero ella, en su pobreza, ha dado todo lo que tenía para vivir».
Palabra del Señor.

Meditación (profundización propuesta, si bien se sugiere sea algo personal)
«Pero los pobres –y este es el tercer punto– no sólo son personas a las que les podemos dar algo. También ellos tienen algo que ofrecernos, que enseñarnos. ¡Tenemos tanto que aprender de la sabiduría de los pobres!
Un santo del siglo XVIII, Benito José Labre, que dormía en las calles de Roma y vivía de las limosnas de la gente, se convirtió en consejero espiritual de muchas personas, entre las que figuraban nobles y prelados. En cierto sentido, los pobres son para nosotros como maestros. Nos enseñan que una persona no es valiosa por lo que posee, por lo que tiene en su cuenta en el banco. Un pobre, una persona que no tiene bienes materiales, mantiene siempre su dignidad. Los pobres pueden enseñarnos mucho, también sobre la humildad y la confianza en Dios. En la parábola del fariseo y el publicano, Jesús presenta a este último como modelo porque es humilde y se considera pecador. También la viuda que echa dos pequeñas monedas en el tesoro del templo es un ejemplo de la generosidad de quien, aun teniendo poco o nada, da todo» (S.S. Francisco, Mensaje para la XXIX Jornada mundial de la juventud, enero 2014).

Diálogo con Cristo
Dedica unos minutos a tener un diálogo espontáneo con Cristo, de corazón a Corazón, a partir de lo que haya llegado al propio interior, de lo que te haya dicho Dios.

Propósito (es mejor que surja del diálogo íntimo que se ha tenido con Cristo)
Ser especialmente generoso en el pago del diezmo a la Iglesia este año.

«Sean fuertes en la caridad, sean generosos y magnánimos. No se entreguen a la estrechez tacaña de lo que es obligación estricta. Más allá comienza el amplio campo de la delicadeza y de las atenciones, del sacrificio y de la afabilidad ingeniosa para dar gusto a los demás.»
(Cristo al centro, n. 359)

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2014-11-24
Estamos en el tiempo de la espera de la venida del Señor.
2014-11-25
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Oración preparatoria
Señor, nada tiene sentido sin tu amor. Sin ti, Señor, las personas, las cosas y los acontecimientos pierden su valor. Tú eres mi refugio y la fuente de mi felicidad ahora y siempre. Estoy convencido de que tus promesas se cumplirán y por eso, hoy confío en que guiarás mi meditación.

Petición (gracia/fruto que se busca)
Señor, concédeme que mi oración afiance mi vida en Ti de modo definitivo. Que no haya nada en mi vida que sea más importante que Tú.

Texto base para entablar el diálogo con Dios
Del santo Evangelio según san Lucas 21, 5-11
En aquel tiempo, como algunos ponderaban la solidez de la construcción del templo y la belleza de las ofrendas votivas que la adornaban, Jesús dijo: «Días vendrán en que no quedará piedra sobre piedra de todo esto que están admirando: todo será destruido».
Entonces le preguntaron: «Maestro, ¿cuándo va a ocurrir esto y cuál será la señal de que ya está a punto de suceder?»
Él les respondió: «Cuídense que nadie los engañe, porque muchos vendrán usurpando mi nombre y dirán: “Yo soy el Mesías. El tiempo ha llegado”. Pero no les hagan caso. Cuando oigan hablar de guerras y revoluciones, que no los domine el pánico, porque eso tiene que acontecer, pero todavía no es el fin».
Luego les dijo: «Se levantará una nación contra otra y un reino contra otro. En diferentes lugares habrá grandes terremotos, epidemias y hambre, y aparecerán en el cielo señales prodigiosas y terribles».
Palabra del Señor.

Meditación (profundización propuesta, si bien se sugiere sea algo personal)
«El Evangelio consiste de un razonamiento de Jesús: el de los últimos tiempos. Jesús lo pronuncia en Jerusalén, cerca del templo; y la idea se la da precisamente la gente que hablaba del templo y de su belleza. ¡Porque era bello aquel templo!
Entonces Jesús dijo: “Esto que ven, llegarán días en que no quedará piedra sobre piedra que no sea derruida”. Naturalmente le preguntan: ¿cuándo sucederá esto?, ¿cuáles serán los signos? Pero Jesús dirige la atención de estos aspectos secundarios – ¿cuándo será?, ¿cómo será? – la dirige a las verdaderas cuestiones. Y son dos:
Primero: no dejarse engañar por falsos mesías y no dejarse paralizar por el miedo. Segundo: vivir el tiempo de la espera como tiempo del testimonio y de la perseverancia. Y nosotros estamos en este tiempo de la espera, de la espera de la venida del Señor» (S.S. Francisco, 17 de noviembre de 2013).

Diálogo con Cristo
Dedica unos minutos a tener un diálogo espontáneo con Cristo, de corazón a Corazón, a partir de lo que haya llegado al propio interior, de lo que te haya dicho Dios.

Propósito (es mejor que surja del diálogo íntimo que se ha tenido con Cristo)
Hacer, hoy, una revisión de mi vida para identificar las áreas en las que se manifiesta la duplicidad, y buscar los medios que me ayuden a vivir con más autenticidad.

«El tiempo progresa en nosotros, y aunque destruya nuestra existencia terrestre, nos acerca irreversiblemente al gran instante en que se realizará la plenitud de nuestro ser en el encuentro eterno con nuestro creador y redentor.»
(Cristo al centro, n. 2084)

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2014-11-25
Oración y discernimiento.
2014-11-26
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Oración preparatoria
Espíritu Santo, Dulce huésped de mi alma, Tú eres mi Consolador, el que me asiste, el que me ilumina y guía. Ayúdame a poner en el centro de mi vida y de mi actividad la Palabra de Dios que me indica la senda de la vida y me revela los secretos de la santidad.

Petición (gracia/fruto que se busca)
Señor, permite que esta oración me ayude a discernir hoy el camino que debo seguir para vivir una auténtica entrega y la caridad.

Texto base para entablar el diálogo con Dios
Del santo Evangelio según san Lucas 21, 12-19
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Los perseguirán y los apresarán, los llevarán a los tribunales y a la cárcel, y los harán comparecer ante reyes y gobernantes por causa mía. Con esto ustedes darán testimonio de mí.
Grábense bien que no tienen que preparar de antemano su defensa, porque yo les daré palabras sabias, a las que no podrá resistir ni contradecir ningún adversario de ustedes.
Los traicionarán hasta sus padres y hermanos, sus parientes y amigos. Matarán algunos de ustedes, y todos los odiarán por causa mía. Sin embargo, ni un cabello de su cabeza perecerá. Si se mantienen firmes, conseguirán la vida».
Palabra del Señor.

Meditación (profundización propuesta, si bien se sugiere sea algo personal)
Para conocer los signos verdaderos, para conocer el camino que debo tomar en este momento, es necesario el don del discernimiento y la oración para hacerlo bien. En cambio, para ver el tiempo, del cual solo el Señor es dueño, Jesucristo, nosotros no podemos tener ninguna virtud humana. La virtud necesaria para ver el tiempo debe ser dada, regalada por el Señor: ¡es la esperanza! Oración y discernimiento para el instante; esperanza para el tiempo. Y así el cristiano se mueve en este camino, momento tras momento, con la oración y el discernimiento, pero deja tiempo a la esperanza”:
El cristiano sabe esperar al Señor en cada instante, pero espera en el Señor hasta el fin de los tiempos. Hombre y mujer de instante y de tiempo: de oración y discernimiento, y de esperanza. Que el Señor nos dé la gracia para caminar con la sabiduría, que también es uno de sus dones: la sabiduría que en el instante nos lleve a rezar y a discernir. Y en el tiempo, que es el mensajero de Dios, nos haga vivir con esperanza.  (Cf. S.S. Francisco, 26 de noviembre de 2013, homilía en Santa Marta).
Diálogo con Cristo
Dedica unos minutos a tener un diálogo espontáneo con Cristo, de corazón a Corazón, a partir de lo que haya llegado al propio interior, de lo que te haya dicho Dios.

Propósito (es mejor que surja del diálogo íntimo que se ha tenido con Cristo)
Hacer un balance al final del día sobre mis actividades y revisar si tienen valor de cara a la eternidad.

«Puesto que la conciencia es centro de la persona y guía de su obrar, esfuércense activamente por formarla recta y madura, temerosa de Dios, abierta siempre al bien y a las inspiraciones del Espíritu Santo, capaz de discernir lo bueno de lo malo y de la mentira.»
(Cristo al centro, n. 1105)

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2014-11-26
Fidelidad y paciencia ante las calamidades.
2014-11-27
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Oración preparatoria
Dios y Padre mío, inicio mi oración con fe en tu inmensa misericordia. También confío en que la experiencia de tu presencia me fortalezca para dejar a un lado toda tentación que  pueda sofocar mi espíritu. No espero un momento de autocomplacencia sino crecer en el amor para poder vivir la exigencia de tu voluntad.

Petición (gracia/fruto que se busca)
Señor, te suplico ilumines mi oración para poder aceptar con prontitud la guía y las inspiraciones del Espíritu Santo para nunca temer sino ansiar el día de tu venida.

Texto base para entablar el diálogo con Dios
Del santo Evangelio según san Lucas 21, 20-28
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Cuando vean a Jerusalén sitiada por un ejército, sepan que se aproxima su destrucción. Entonces, los que estén en Judea, que huyan a los montes; los que estén en la ciudad, que se alejen de ella; los que estén en el campo, que no vuelvan a la ciudad; porque esos días serán de castigo para que se cumpla todo lo que está escrito.
¡Pobres de las que estén embarazadas y de las que estén criando en aquellos días! Porque vendrá una gran calamidad sobre el país y el castigo de Dios se descargará contra este pueblo. Caerán al filo de la espada, serán llevados cautivos a todas las naciones y Jerusalén será pisoteada por los paganos, hasta que se cumpla el plazo que Dios les ha señalado.
Habrá señales prodigiosas en el sol, en la luna y en las estrellas. En la tierra las naciones se llenarán de angustia y de miedo por el estruendo de las olas del mar; la gente se morirá de terror y de angustiosa espera por las cosas que vendrán sobre el mundo, pues hasta las estrellas se bambolearán. Entonces verán venir al Hijo del hombre en una nube, con gran poder y majestad. Cuando estas cosas comiencen a suceder, pongan atención y levanten la cabeza, porque se acerca la hora de su liberación.
Palabra del Señor.

Meditación (profundización propuesta, si bien se sugiere sea algo personal)
Cuando Jesús habla de estas calamidades, nos dice que habrá una profanación del templo, una profanación de la fe, del pueblo, será la abominación, será la desolación de la abominación. ¿Qué significa esto? Será como el triunfo del príncipe de este mundo: la derrota de Dios. Él parece que en ese momento final de calamidad, vendrá sobre este mundo, será el dueño del mundo.
He aquí el corazón de la "prueba final": la profanación de la fe. No es permitido hablar de religión, porque sería algo privado ¿no es así? De esto públicamente no se habla. Los signos religiosos se eliminan. Se debe obedecer a las órdenes que vienen de los poderes mundanos. Se pueden hacer muchas cosas, cosas bonitas, pero no adorar a Dios. Prohibición de adoración. Este es el centro de este fin. Y cuando llega a la plenitud -al ´kairos´ de esta actitud pagana, cuando se cumple este tiempo - entonces sí, vendrá Él: ´Y verán al Hijo del hombre venir sobre una nube con gran poder y gloria´. (Cf. S.S. Francisco, 28 de noviembre de 2013, homilía en Santa Marta).

Diálogo con Cristo
Dedica unos minutos a tener un diálogo espontáneo con Cristo, de corazón a Corazón, a partir de lo que haya llegado al propio interior, de lo que te haya dicho Dios.

Propósito (es mejor que surja del diálogo íntimo que se ha tenido con Cristo)
Revisar mi plan de vida para asegurar que la caridad y el servicio a los demás, por amor a Dios, sean las metas a alcanzar.

«El pensamiento de la eternidad te hará amar y valorar más el tiempo y la tierra en que el Señor ha determinado que vivas.»
(Cristo al centro, n. 2112)

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2014-11-27
Saber esperar y discernir los signos de los tiempos.
2014-11-28
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Oración preparatoria
Señor, te pido tu ayuda. Soy débil porque mi loca imaginación no me deja concentrarme; débil por mi falta de voluntad para dejar a un lado mis preocupaciones; débil por sentirme mal por haberte ofendido, en vez de confiar en tu misericordia; débil por mi tibieza espiritual, por mis pasiones desordenadas que me agitan e impiden orar. ¡Espíritu Santo, te necesito!

Petición (gracia/fruto que se busca)
Espíritu Santo, te pido el don de ciencia para que esta oración sea el medio para valorar las cosas humanas en relación a mi último fin.

Texto base para entablar el diálogo con Dios
Del Santo Evangelio según san Lucas 21, 29-33
En aquel tiempo, Jesús propuso a sus discípulos esta comparación: «Fíjense en la higuera y en los demás árboles. Cuando ven que empiezan a dar fruto, saben que ya está cerca el verano. Así también, cuando vean que suceden las cosas que les he dicho, sepan que el reino de Dios está cerca. Yo les aseguro que antes de que esta generación muera, todo esto se cumplirá. Podrán dejar de existir el cielo y la tierra, pero mis palabras no dejarán de cumplirse.
Palabra del señor.

Meditación (profundización propuesta, si bien se sugiere sea algo personal)
«Al final, Jesús hace una promesa que es garantía de victoria: “Con su perseverancia salvarán sus almas”. ¡Cuánta esperanza en estas palabras! Son un llamamiento a la esperanza y a la paciencia, a saber esperar los frutos seguros de la salvación, confiando en el sentido profundo de la vida y de la historia: las pruebas y las dificultades forman parte de un designio más grande; el Señor, dueño de la historia, lleva todo a su cumplimiento. ¡A pesar de los desórdenes y de los desastres que turban al mundo, el designio de bondad y de misericordia de Dios se cumplirá!
Y esta es nuestra esperanza. Ir así, por este camino, en el designio de Dios que se cumplirá. Es nuestra esperanza.
Este mensaje de Jesús nos hace reflexionar sobre nuestro presente y nos da la fuerza para afrontarlo con coraje y esperanza, en compañía de la Virgen, que camina siempre con nosotros» (S.S. Francisco, 17 de noviembre de 2013).

Diálogo con Cristo
Dedica unos minutos a tener un diálogo espontáneo con Cristo, de corazón a Corazón, a partir de lo que haya llegado al propio interior, de lo que te haya dicho Dios.

Propósito (es mejor que surja del diálogo íntimo que se ha tenido con Cristo)
Esforzarme hoy, con la ayuda de Dios, a superar mi defecto dominante, el que más me lleve al mal.

«Empieza cada día, porque cada día es toda una vida para ti.»
(Cristo al centro, n. 2114)

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2014-11-28
Discernir lo que viene de Dios y lo que no viene de Dios.
2014-11-29
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Oración preparatoria
Cristo Rey, Tú eres el verdadero Señor del mundo, Tú eres el vencedor del pecado y de la muerte; quien está unido a Ti no debe temer a nada ni a nadie. Señor, contigo no tengo ningún enemigo y ninguna adversidad insuperable.

Petición (gracia/fruto que se busca)
Señor, que mi oración me ayude a permanecer siempre unido a tu Corazón para, así, crecer en amor y ser fuerte con tu gracia.

Texto base para entablar el diálogo con Dios
Del santo Evangelio según san Lucas 21, 34-36
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Estén alerta, para que los vicios, la embriaguez y las preocupaciones de esta vida no entorpezcan su mente y aquel día los sorprenda desprevenidos; porque caerán de repente como una trampa sobre todos los habitantes de la tierra.
Velen, pues, y hagan oración continuamente, para que puedan escapar de todo lo que ha de suceder y comparecer seguros ante el Hijo del hombre».
Palabra del Señor.

Meditación (profundización propuesta, si bien se sugiere sea algo personal)
Saber "discernir los espíritus", discernir si una cosa nos hace permanecer en el Señor o nos aleja de Él. Nuestro corazón siempre tiene deseos, tiene anhelos, tiene pensamientos. Pero, ¿estos son del Señor o algunos de estos nos alejan del Señor? Hay que poner a prueba lo que pensamos y deseamos: Si esto va en la línea del Señor, así irá bien, pero si no va... Poner a prueba los espíritus para ver si son verdaderamente de Dios, porque muchos falsos profetas proceden del mundo. Profetas y profecías o propuestas: ´¡Yo quiero hacer esto!´ Pero no te lleva al Señor, te aleja de Él.
Por esto es necesaria la vigilancia. El cristiano es un hombre o una mujer que sabe vigilar su corazón. Y muchas veces nuestro corazón, con tantas cosas que van y vienen, parece un mercado local: de todo, encuentras de todo allí... ¡Y no! Debemos saber -esto es del Señor o esto no lo es- para permanecer en el Señor...» (Cf. S.S. Francisco, 7 de enero de 2014, homilía en Santa Marta).

Diálogo con Cristo
Dedica unos minutos a tener un diálogo espontáneo con Cristo, de corazón a Corazón, a partir de lo que haya llegado al propio interior, de lo que te haya dicho Dios.

Propósito (es mejor que surja del diálogo íntimo que se ha tenido con Cristo)
Antes de iniciar mis actividades diarias pedir humildemente: ¡Ven Espíritu Santo!

«Solemos pensar que aún nos queda mucho tiempo, pero no pensamos que por más que nos quede será siempre infinitamente más pequeño que la eternidad que nos espera y de la que no podemos dudar.»
(Cristo al centro, n. 2118)

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2014-11-29
 
 


Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregar a tus favoritos?
  -    No