Búsqueda      Idioma 
     

No dejes que los resentimientos ensucien tu corazón (Artículo)
Misericordia, más que sacrificios.
2014-10-06 (Artículo)
P. Manuel Álvarez Vorrath, LC, nuevo director territorial en el territorio de Italia (Artículo)
Persigue tus sueños, no dejes de luchar (Artículo)
Brigada Internacional África 2014 (Artículo)

Meditación diaria para toda la semana

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado
Cuidarse de los hipócritas y aduladores.
2014-10-19
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Oración preparatoria
Señor Jesús, qué alegría y qué paz tendría en mi vida si supiera caminar por la senda de una fe viva y operante. Pero bien conoces mi debilidad, mi atracción por lo pasajero e intrascendente, por eso te busco en esta oración, ¡te necesito! ¡Ven, Señor!

Petición (gracia/fruto que se busca)
Jesús, enséñame lo que es amar, con pureza de intención, sin esperar nada a cambio.

Texto base para entablar el diálogo con Dios
Del santo Evangelio según san Mateo 22, 15-21

En aquel tiempo, se reunieron los fariseos para ver la manera de hacer caer a Jesús, con preguntas insidiosas, en algo de que pudieran acusarlo.
Le enviaron, pues, a algunos de sus secuaces, junto con algunos del partido de Herodes, para que le dijeran: “Maestro, sabemos que eres sincero y enseñas con verdad el camino de Dios, y que nada te arredra, porque no buscas el favor de nadie. Dinos, pues, qué piensas: ¿Es lícito o no pagar el tributo al César?”
 Conociendo Jesús la malicia de sus intenciones, les contestó: “Hipócritas, ¿por qué tratan de sorprenderme? Ensénenme la moneda del tributo”. Ellos le presentaron una moneda. Jesús les preguntó: “¿De quién es esta imagen y esta inscripción?” Le respondieron: “Del César”. Y Jesús concluyó: “Den, pues, al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios.
Palabra del señor.

Reflexión (profundización propuesta, si bien se sugiere sea algo personal)
La intención con la que se acercan a Jesús es aquella de hacerle caer en la trampa. Su pregunta de si es lícito o no pagar impuestos al César se coloca con palabras suaves y hermosas, con palabras muy dulces.
Tratan de mostrarse como amigos. Pero todo es falso. Porque ellos no aman la verdad, sino solo a sí mismos, y así tratan de engañar, de involucrar a los demás en su engaño, en su mentira. Tienen un corazón mentiroso, no pueden decir la verdad.
Es el lenguaje de la corrupción, de la hipocresía. Y cuando Jesús habla a sus discípulos, dice: Que su hablar sea: ´¡Sí, sí! ¡No, no!´. La hipocresía no es un lenguaje de la verdad, porque la verdad nunca va sola. ¡Nunca! ¡Siempre va con el amor! No hay verdad sin amor. El amor es la primera verdad. Si no hay amor, no hay verdad. (Cf. S.S. Francisco, 4 de junio de 2013, homilía en Santa Marta)

Diálogo con Cristo
Dedica unos minutos a tener un diálogo espontáneo con Cristo, de corazón a Corazón, a partir de lo que haya llegado al propio interior, de lo que te haya dicho Dios.

Propósito (es mejor que surja del diálogo íntimo que se ha tenido con Cristo) 
Hoy voy a corregir esa relación -sobre todo con mi cónyugue- que haya sido perjudicada por mi falta de veracidad y sinceridad.

«El hombre siempre ha sentido la necesidad de una careta; para reír y para llorar. Hay muchos hombres y mujeres que la llevan. No te guíes por apariencias»
(Cristo al centro, n. 1283).

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2014-10-19
Lo que no pasa ni se marchita.
2014-10-20
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Oración preparatoria
Señor, yo creo en Ti, pero es mi gran anhelo que esta oración sea el medio para fortalecerme para que pueda salir de mí mismo, de mis seguridades y apegos y encaminarme a cumplir tu voluntad. Dame esa fe real y verdadera que transforme toda mi vida en amor a los demás.

Petición (gracia/fruto que se busca)
Dios mío, que no busque atesorar bienes materiales, sino actos de servicio a los demás. 

Texto base para entablar el diálogo con Dios
Del santo Evangelio según san Lucas 12, 13-21

En aquel tiempo, hallándose Jesús en medio de una multitud, un hombre le dijo: «Maestro, dile a mi hermano que comparta conmigo la herencia». Pero Jesús le contestó: «Amigo, ¿quién me ha puesto como juez en la distribución de las herencias?»
Y dirigiéndose a la multitud, dijo: «Eviten toda clase de avaricia, porque la vida del hombre no depende de la abundancia de los bienes que posea».
Después les propuso esta parábola: «Un hombre rico tuvo una gran cosecha y se puso a pensar: “¿Qué haré, porque no tengo ya en dónde almacenar la cosecha? Ya sé lo que voy hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes para guardar ahí mi cosecha y todo lo que tengo. Entonces podré decirme: Ya tienes bienes acumulados para muchos años, descansa, come, bebe y date a la buena vida”. Pero Dios le dijo: “¡Insensato! Esta misma noche vas a morir. ¿Para quién serán todos tus bienes?” Lo mismo le pasa al que amontona riquezas para sí mismo y no se hace rico de lo que vale ante Dios».
Palabra del Señor.

Reflexión (profundización propuesta, si bien se sugiere sea algo personal)
El encuentro con Jesús vivo, en su gran familia que es la Iglesia, llena el corazón de alegría, porque lo llevan de verdadera vida, de un bien profundo, que no pasa y no se marchita. Pero esta experiencia debe afrontar la vanidad cotidiana, el veneno del vacío que se insinúa en nuestras sociedades basadas en el beneficio y en el haber, que engañan a los jóvenes con el consumismo. El Evangelio nos llama la atención precisamente sobre lo absurdo de basar la propia felicidad en el haber. El rico se dice a sí mismo: "Alma mía, tienes bienes almacenados para muchos años; descansa, como, bebe y date buena vida". Pero Dios le dijo: "Insensato, esta misma noche vas a morir. ¿Y para quién será lo que has amontonado?".
Queridos hermanos y hermanas la verdadera riqueza es el amor de Dios, compartido con los hermanos. Ese amor que viene de Dios y hace que lo compartamos y nos ayudamos entre nosotros. Quién experimenta esto no teme a la muerte, y recibe la paz del corazón. (Cf  S.S. Francisco, 4 de agosto de 2013, homilía en Santa Marta)

Diálogo con Cristo
Dedica unos minutos a tener un diálogo espontáneo con Cristo, de corazón a Corazón, a partir de lo que haya llegado al propio interior, de lo que te haya dicho Dios.

Propósito (es mejor que surja del diálogo íntimo que se ha tenido con Cristo) 
Daré algo, que me gusta y uso, a esa persona que sé que lo necesita, o a una obra de apostolado que se dedique a ayudar a los necesitados.

«Sobre la vida puramente material, sobre ese mundo de cosas exteriores y temporales, existe un mundo superior, un mundo más perfecto, que es el mundo espiritual, el mundo de las almas»
(Cristo al centro, n. 1660)

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2014-10-20
El deseo de encontrarse con el Señor.
2014-10-21
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Oración preparatoria
Señor, aquí me tienes, te amo y sin Ti no puedo vivir. La luz de tu Espíritu Santo puede apartar de mi vida toda desconfianza y temor, por ello me abandono a tu Providencia, con la esperanza, la fe y el amor de un niño en los brazos de la mejor de las madres.

Petición (gracia/fruto que se busca)
Dios mío, concédeme tener siempre mi alma limpia, siempre vigilante, lista para el encuentro definitivo contigo.

Texto base para entablar el diálogo con Dios
Del santo Evangelio según san Lucas 12, 35-38
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Estén listos, con la túnica puesta y las lámparas encendidas. Sean semejantes a los criados que están esperando a que su señor regrese de la boda, para abrirle en cuanto llegue y toque. Dichosos aquellos a quienes su señor, al llegar, encuentre en vela. Yo les aseguro que se recogerá la túnica, los hará sentar a la mesa y él mismo les servirá. Y si llega a media noche o a la madrugada y los encuentra en vela, dichosos ellos».
Palabra del Señor.

Reflexión (profundización propuesta, si bien se sugiere sea algo personal)
«El Evangelio nos habla del deseo del encuentro definitivo con Cristo, un deseo que nos hace estar siempre preparados, con el espíritu despierto, porque esperamos este encuentro con todo el corazón, con todo nuestro ser. Esto es un aspecto fundamental de la vida. Hay un deseo que todos nosotros, sea explícito sea escondido, tenemos en el corazón. Todos nosotros tenemos este deseo en el corazón. […]
Para nosotros es la espera de Cristo mismo, que vendrá a cogernos para llevarnos a la fiesta sin fin, como ya ha hecho con su Madre María Santísima, que la ha llevado al Cielo con Él.
Este Evangelio quiere decirnos que el cristiano es uno que lleva dentro de sí un deseo grande, un deseo profundo: el de encontrarse con su Señor junto a los hermanos, a los compañeros de camino» (S.S. Francisco, 11 de agosto de 2013).

Diálogo con Cristo
Dedica unos minutos a tener un diálogo espontáneo con Cristo, de corazón a Corazón, a partir de lo que haya llegado al propio interior, de lo que te haya dicho Dios.

Propósito (es mejor que surja del diálogo íntimo que se ha tenido con Cristo) 
Hoy haré una renuncia (sacrificio) y lo ofreceré a Dios para pedir la gracia de la perseverancia final de toda mi familia.

«No le concedas tregua al amor propio y con confianza levanta tu voz y repite al Señor: ¡Presente hasta morir en la raya!»
(Cristo al centro, n. 790)

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2014-10-21
Estar siempre preparados y seguir a Cristo con confianza.
2014-10-22
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Oración preparatoria
Jesús, tiendo a transformar mi oración en un monólogo donde yo soy el único protagonista. ¡Qué necedad de mi parte! Te pido perdón y humildemente imploro tu gracia para que abra mi mente y mi corazón para poder escuchar lo que hoy quieres de mí.

Petición (gracia/fruto que se busca)
Señor, que sepa mantener siempre un espíritu de vigilancia para crecer permanentemente en el amor.

Texto base para entablar el diálogo con Dios
Del santo Evangelio según san Lucas 12, 39-48

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Fíjense en esto: Si un padre de familia supiera a qué hora va a venir el ladrón, estaría vigilando y no dejaría que se le metiera por un boquete en su casa. Pues también ustedes estén preparados, porque a la hora en que menos lo piensen, vendrá el Hijo del hombre”.
Entonces Pedro le preguntó a Jesús: “¿Dices esta parábola sólo por nosotros o por todos?”
El Señor le respondió: “Supongan que un administrador, puesto por su amo al frente de la servidumbre con el encargo de repartirles a su tiempo los alimentos, se porta con fidelidad y prudencia. Dichoso ese siervo, si el amo, a su llegada, lo encuentra cumpliendo con su deber. Yo les aseguro que lo pondrá al frente de todo lo que tiene.
Pero si ese siervo piensa: ‘Mi amo tardará en llegar’ y empieza a maltratar a los otros siervos y siervas, a comer, a beber y a embriagarse, el día menos pensado y a la hora más inesperada llegará su amo y lo castigará severamente y le hará correr la misma suerte de los desleales.
El siervo que conociendo la voluntad de su amo, no haya preparado ni hecho lo que debía, recibirá muchos azotes; pero el que, sin conocerla, haya hecho algo digno de castigo, recibirá pocos.
Al que mucho se le da, se le exigirá mucho; y al que mucho se le confía, se le exigirá mucho más”.
Palabra del Señor.

Reflexión (profundización propuesta, si bien se sugiere sea algo personal)
«Cuando sobre el Gólgota todo se hace oscuridad y toda esperanza parece apagarse, solo el amor es más fuerte que la muerte. Es el amor de la Madre y del discípulo amado lo que los lleva a permanecer a los pies de la cruz, para compartir hasta el final el dolor de Jesús.
La amistad de Jesús con nosotros, su fidelidad y su misericordia son el don inestimable que nos anima a continuar a seguirlo con confianza a pesar de nuestras caídas, nuestros errores y nuestras traiciones. Pero esta bondad del Padre no nos exime de la vigilancia frente al tentador, al pecado, al mal y a la traición.
La desproporción entre la grandeza de la llamada de Jesús y nuestra pequeñez, ha subrayado que el Señor, en su gran bondad y en su infinita misericordia, nos toma siempre de la mano, para que no perezcamos en el mar de la aflicción.» (S.S. Francisco, 26 de mayo de 2014)

Diálogo con Cristo
Dedica unos minutos a tener un diálogo espontáneo con Cristo, de corazón a Corazón, a partir de lo que haya llegado al propio interior, de lo que te haya dicho Dios.

Propósito (es mejor que surja del diálogo íntimo que se ha tenido con Cristo) 
Durante el día, al menos en tres ocasiones, pediré: ¡Señor, que sea fiel a tu amor!

«Es muy triste darle al demonio la victoria de una batalla. Pero lo verdaderamente trágico es concederle la victoria final. Estén atentos. Vigilen. No dejen que se entibie en sus corazones la llama del amor»
(Cristo al centro, n. 435).

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2014-10-22
Jesús nos pide pensar libremente.
2014-10-23
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Oración preparatoria
Señor, hoy que celebramos la fiesta del obispo san Rafael Guízar y Valencia, inicio mi oración ofreciéndote mi amor. No serán mis fuerzas sino tu gracia lo que puede convertir este momento en un diálogo de amor que me lleve a anunciar incansablemente tu Evangelio, como lo hizo este gran evangelizador.

Petición (gracia/fruto que se busca)
Ven, Espíritu Santo, ilumina mi mente y fortalece mi voluntad para ser un cristiano fiel y auténtico.

Texto base para entablar el diálogo con Dios
Del santo Evangelio según san Lucas 12, 54-59

En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: “Cuando ustedes ven que una nube se va levantando por el poniente, enseguida dicen que va a llover, y en efecto, llueve. Cuando el viento sopla del sur, dicen que hará calor, y así sucede. ¡Hipócritas! Si saben interpretar el aspecto que tienen el cielo y la tierra, ¿por qué no interpretan entonces los signos del tiempo presente? ¿Por qué, pues, no juzgan por ustedes mismos lo que les conviene hacer ahora?
Cuando vayas con tu adversario a presentarte ante la autoridad, haz todo lo posible por llegar a un acuerdo con él en el camino, para que no te lleve ante el juez, el juez te entregue a la policía, y la policía te meta en la cárcel. Yo te aseguro que no saldrás de ahí hasta que pagues el último centavo”.
Palabra del Señor.

Reflexión (profundización propuesta, si bien se sugiere sea algo personal)
Pensar para entender lo que sucede. La verdad es que ¡solos no podemos! Necesitamos la ayuda del Señor. Lo necesitamos para entender los signos de los tiempos. El Espíritu Santo nos da este regalo, un don: la inteligencia para entender y no porque otros me digan qué sucede.
De este modo, ¿cuál es el camino que quiere el Señor? Siempre con el espíritu de inteligencia para entender los signos de los tiempo. Es bonito pedir al Señor Jesús esta gracia, que nos envíe su espíritu de inteligencia, porque nosotros no tenemos un pensamiento débil, no tenemos un pensamiento uniforme y no tenemos un pensamiento según los propios gustos: solamente tenemos un pensamiento según Dios. Con este deseo, que es un don del Espíritu, buscar qué significan las cosas y entender bien los signos de los tiempos.
Esta es la gracia que debemos pedir al Señor: la capacidad que nos da el Espíritu para entender los signos de los tiempos. (Cf. S.S. Francisco, 29 de noviembre de 2013, homilía en Santa Marta)

Diálogo con Cristo
Dedica unos minutos a tener un diálogo espontáneo con Cristo, de corazón a Corazón, a partir de lo que haya llegado al propio interior, de lo que te haya dicho Dios.

Propósito (es mejor que surja del diálogo íntimo que se ha tenido con Cristo) 
Al iniciar mis actividades, hacer una oración confiada al Espíritu Santo, como la haría un niño,.

«Somos conscientes de que el poder del enemigo es tan grande como su miopía; pero también somos conscientes de que el poder de Dios es infinito, y que Él, que es
el Señor de la historia, les permitirá llegar hasta donde su infinita sabiduría lo tenga previsto para bien de la humanidad.»
(Cristo al centro, n. 1407)

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2014-10-23
Jesús nos pide pensar libremente.
2014-10-24
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Oración preparatoria
Señor, hoy que celebramos la fiesta del obispo san Rafael Guízar y Valencia, inicio mi oración ofreciéndote mi amor. No serán mis fuerzas sino tu gracia lo que puede convertir este momento en un diálogo de amor que me lleve a anunciar incansablemente tu Evangelio, como lo hizo este gran evangelizador.

Petición (gracia/fruto que se busca)
Ven, Espíritu Santo, ilumina mi mente y fortalece mi voluntad para ser un cristiano fiel y auténtico.

Texto base para entablar el diálogo con Dios
Del santo Evangelio según san Lucas 12, 54-59

En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: “Cuando ustedes ven que una nube se va levantando por el poniente, enseguida dicen que va a llover, y en efecto, llueve. Cuando el viento sopla del sur, dicen que hará calor, y así sucede. ¡Hipócritas! Si saben interpretar el aspecto que tienen el cielo y la tierra, ¿por qué no interpretan entonces los signos del tiempo presente? ¿Por qué, pues, no juzgan por ustedes mismos lo que les conviene hacer ahora?
Cuando vayas con tu adversario a presentarte ante la autoridad, haz todo lo posible por llegar a un acuerdo con él en el camino, para que no te lleve ante el juez, el juez te entregue a la policía, y la policía te meta en la cárcel. Yo te aseguro que no saldrás de ahí hasta que pagues el último centavo”.
Palabra del Señor.

Reflexión (profundización propuesta, si bien se sugiere sea algo personal)
Pensar para entender lo que sucede. La verdad es que ¡solos no podemos! Necesitamos la ayuda del Señor. Lo necesitamos para entender los signos de los tiempos. El Espíritu Santo nos da este regalo, un don: la inteligencia para entender y no porque otros me digan qué sucede.
De este modo, ¿cuál es el camino que quiere el Señor? Siempre con el espíritu de inteligencia para entender los signos de los tiempo. Es bonito pedir al Señor Jesús esta gracia, que nos envíe su espíritu de inteligencia, porque nosotros no tenemos un pensamiento débil, no tenemos un pensamiento uniforme y no tenemos un pensamiento según los propios gustos: solamente tenemos un pensamiento según Dios. Con este deseo, que es un don del Espíritu, buscar qué significan las cosas y entender bien los signos de los tiempos.
Esta es la gracia que debemos pedir al Señor: la capacidad que nos da el Espíritu para entender los signos de los tiempos. (Cf. S.S. Francisco, 29 de noviembre de 2013, homilía en Santa Marta)

Diálogo con Cristo
Dedica unos minutos a tener un diálogo espontáneo con Cristo, de corazón a Corazón, a partir de lo que haya llegado al propio interior, de lo que te haya dicho Dios.

Propósito (es mejor que surja del diálogo íntimo que se ha tenido con Cristo) 
Al iniciar mis actividades, hacer una oración confiada al Espíritu Santo, como la haría un niño,.

«Somos conscientes de que el poder del enemigo es tan grande como su miopía; pero también somos conscientes de que el poder de Dios es infinito, y que Él, que es
el Señor de la historia, les permitirá llegar hasta donde su infinita sabiduría lo tenga previsto para bien de la humanidad.»
(Cristo al centro, n. 1407)

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2014-10-24
Avergonzarme de mis pecados.
2014-10-25
MÉXICO | VIDA ESPIRITUAL | ESPIRITUALIDAD

Oración preparatoria
Padre de la misericordia, antes de comenzar esta oración te pido me concedas un arrepentimiento sincero de mis pecados. Quiero vivir unido a Ti, ser fiel a tu gracia para poder crecer en el amor.

Petición (gracia/fruto que se busca)
Jesús, dame un auténtico propósito de enmienda de mis pecados, para reformar y transformar mi vida de acuerdo al Evangelio.

Texto base para entablar el diálogo con Dios
Del santo Evangelio según san Lucas 13, 1-9

En aquel tiempo, algunos hombres fueron a ver a Jesús y le contaron que Pilato había mandado matar a unos galileos, mientras estaban ofreciendo sus sacrificios. Jesús les hizo este comentario: «¿Piensan ustedes que aquellos galileos, porque les sucedió esto, eran más pecadores que todos los demás galileos? Ciertamente que no; y si ustedes no se convierten, perecerán de manera semejante. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿piensan acaso que eran más culpables que todos los demás habitantes de Jerusalén? Ciertamente que no; y si ustedes no se arrepienten, perecerán de manera semejante».
Entonces les dijo esta parábola: «Un hombre tenía una higuera plantada en su viñedo; fue a buscar higos y no los encontró. Dijo entonces el viñador: “Mira, durante tres años seguidos he venido a buscar higos en esta higuera y no los he encontrado. Córtala. ¿Para qué ocupa la tierra inútilmente?” El viñador le contestó: “Señor, déjala todavía este año; voy a aflojar la tierra alrededor y a echarle abono, para ver si da fruto. Si no, el año que viene la cortaré”».
Palabra del Señor.

Reflexión (profundización propuesta, si bien se sugiere sea algo personal)
No es fácil entender este comportamiento de la misericordia, porque estamos acostumbrados a juzgar: no somos personas que dan espontáneamente un poco de espacio a la comprensión y también a la misericordia. Para ser misericordiosos son necesarias dos actitudes. La primera es el conocimiento de sí mismos: saber que hemos hecho muchas cosas malas: ¡somos pecadores! Y frente al arrepentimiento, la justicia de Dios… se transforma en misericordia y perdón. Pero es necesario avergonzarse de los pecados.
Es verdad, ninguno de nosotros ha matado a nadie, pero hay muchas cosas pequeñas, muchos pecados cotidianos, de todos los días… Y cuando uno piensa: ‘¡Pero qué corazón tan pequeño: ¡He hecho esto contra el Señor!’ ¡Y se avergüenza! Avergonzarse ante Dios y esta vergüenza es una gracia: es la gracia de ser pecadores. ‘Soy pecador y me avergüenzo ante Ti y te pido perdón’. Es sencillo, pero es tan difícil decir: ‘He pecado’. (Cf. S.S. Francisco, 17 de marzo de 2014, homilía en Santa Marta).

Diálogo con Cristo
Dedica unos minutos a tener un diálogo espontáneo con Cristo, de corazón a Corazón, a partir de lo que haya llegado al propio interior, de lo que te haya dicho Dios.

Propósito (es mejor que surja del diálogo íntimo que se ha tenido con Cristo) 
Aprovechar este fin de semana para hacer un acto de reparación por los pecados que he cometido.

«Ten esto como regla: todo dolor por una falta que no te lleve a amar más a Jesucristo, es un dolor egoísta.»
(Cristo al centro, n. 472)

FECHA DE PUBLICACIÓN: 2014-10-25
 
 


Síguenos en :   
Auspiciada por la congregación de los Legionarios de Cristo y el Movimiento Regnum Christi , Copyright 2014 , Legión de Cristo. Todos los derechos reservados.

¿Deseas agregar a tus favoritos?
  -    No