Category Archives: Noticias

Nuevo sitio web de la Legión de Cristo en español

Hoy se puso en línea la nueva versión del sitio web de la Legión de Cristo en español: http://legionariosdecristo.org

El nuevo sitio presenta un diseño más moderno que la versión precedente, integrándolo a la realidad de los usuarios que, en su mayoría, acceden a internet a través de dispositivos móviles. Así se añade este sitio al de los laicos consagrados del Regnum Christi en español. El de las consagradas en español está en fase de elaboración y está a cargo del equipo de la Directora general con el apoyo de la oficina de comunicación. Recientemente también se hicieron públicos el sitio de las consagradas del Regnum Christi en inglés y el sitio de promoción vocacional para la Legión en inglés.

El nuevo sitio web muestra la identidad, misión y espiritualidad de la Congregación, un apartado para quienes experimenten el llamado a ser legionario, así como un mapa donde se muestra la presencia internacional de la Legión. Por último, hay una sección para sumarse en persona apoyando a las vocaciones.

En la portada se irán destacando las noticias principales de la Congregación, y contará con la posibilidad de ir dando a conocer con periodicidad algunas de las publicaciones que producen los legionarios como las revistas electrónicas “In-Formarse”, “Semillas de espiritualidad”, etc.

Para quienes deseen conocer más, y sientan la inquietud por la vida sacerdotal en la Legión, se cuenta con apartados que facilitan la interacción y muestran la presencia en redes sociales de los noviciados donde se comparten fotos, vídeos y noticias de esa primera etapa de formación. Hay también una infografía que resume el camino que debe recorrer un legionario desde que ingresa hasta el sacerdocio.

http://legionariosdecristo.org

Celebración por 51 años del Decretum Laudis

Roma. El P. Eduardo Robles-Gil presidió en el Centro de Estudios Superiores la concelebración eucarística en acción de gracias con ocasión de los 51 años de la concesión del Decretum Laudis a la Legión de Cristo.

En su homilía reflexionó sobre las palabras del Te Deum: «Tú, para liberar al hombre, / aceptaste la condición humana, /sin desdeñar el seno de la Virgen». Recordaba cómo el Señor ha querido mostrarnos su misericordia asumiendo en sí toda la historia de la humanidad, la de la Iglesia y la de nuestra congregación y movimiento, conociendo nuestra limitación. Animó a todos los presentes a vivir este aniversario con confianza y con el vivo deseo de colaborar con la gracia para edificar a la Iglesia, que es el templo de Dios entre los hombres, y a la Legión y al Regnum Christi dentro de ella.

 

Procesión a San Pedro con las reliquias de grandes confesores

Cd. del Vaticano: Una multitud de fieles en la Vía de la Conciliación recibió la larga y piadosa procesión con las reliquias del padre san Pío de Pietrelcina y san Leopoldo Mandic, que a las 17,37 del 5 de febrero llegaron a la plaza de san Pedro en el Vaticano. Las reliquias serán veneradas en el Santuario de san Pedro hasta el 11 de febrero, como santos de la misericordia. En el Jubileo de la Misericordia el padre Pío que se pasaba hasta 16 horas en el confesionario, escuchando confesiones y dando el perdón de Dios, es un ejemplo del confesor que muestra al Pueblo de Dios el rostro misericordioso del Padre Dios.

La procesión salió de la iglesia jubilar de San Salvatore in Lauro, en donde los hermanos del Centro de Estudios Superiores colaboran en la pastoral de manera habitual. En la procesión participaron religiosas, un nutrido grupo de legionarios y otro muy numeroso de capuchinos. Durante la vigilia en San Salvatore varios legionarios estuvieron con otros sacerdotes administrando el sacramento de la reconciliación a los peregrinos.

Concluye el Año de la Vida Consagrada

Cd. del Vaticano. En la fiesta de la presentación del Señor concluyó el año de la vida consagrada. Los legionarios de Cristo, las consagradas del Regnum Christi y los laicos consagrados que residen en Roma acudieron a la cita con el Santo Padre. Nuestro director general, el P. Eduardo Robles-Gil, y muchos otros sacerdotes legionarios concelebraron con el Papa Francisco.

A continuación el texto de la homilía pronunciada por el Santo Padre:

(Radio Vaticana).- Hoy  ante nuestra mirada se presenta un hecho simple, humilde y grande: Jesús es llevado por María y José al templo de Jerusalén.  Es un niño como tantos, como todos, pero es único: es el Unigénito venido para todos. Este Niño nos ha traído la misericordia y la ternura de Dios: Jesús es el rostro de la Misericordia del Padre. Es éste el ícono que el Evangelio nos ofrece al final del Año de la Vida Consagrada, un año vivido con mucho entusiasmo.  Él, como un rÍo, confluye ahora en el mar de la misericordia, en este inmenso misterio de amor que estamos experimentando con el Jubileo extraordinario.

La fiesta de hoy, sobre todo en Oriente, es llamada fiesta del encuentro. En efecto, en el Evangelio que ha sido proclamado, vemos diversos encuentros  (cfr Lc 2,22-40).  En el templo Jesús viene a nuestro encuentro y nosotros vamos a su encuentro. Contemplamos el encuentro con el viejo Simeón, que representa la espera fiel de Israel y el regocijo del corazón por el cumplimiento de las antiguas promesas. Admiramos también el encuentro con la anciana profetisa Ana, que, al ver al Niño, exulta de alegría y alaba a Dios.  Simeón y Ana son la espera y la profecía, Jesús es la novedad y el cumplimiento: Él se nos presenta como la perenne sorpresa de Dios; en este Niño nacido para todos se encuentran el pasado, hecho de memoria y de promesa, y el futuro, lleno de esperanza.

En esto podemos ver el inicio de la vida consagrada.  Los consagrados y las consagradas están llamados ante todo a ser hombres y mujeres del encuentro.  La vocación, de hecho, no toma las mociones de un proyecto nuestro pensado “con cálculo”, sino de una gracia del Señor que nos  alcanza, a través de un encuentro que cambia la vida. Quien verdaderamente  encuentra a Jesús no puede permanecer igual que antes.  Él es la novedad que hace nuevas todas las cosas. Quien vive este encuentro se convierte  en testimonio y hace posible el encuentro para los otros; y también se hace promotor de la cultura del encuentro, evitando la autoreferencialidad que nos hace encerrarnos en nosotros mismos.

El pasaje de la Carta a los Hebreos, que hemos escuchado, nos recuerda que el mismo Jesús, para salir a nuestro encuentro, no dudó en compartir nuestra condición humana: «Ya que los hijos tienen una misma sangre y una misma carne, él también debía participar de esa condición» (v. 14). Jesús no nos ha salvado “desde el exterior”, no se ha quedado fuera de nuestro drama, sino que ha querido compartir nuestra vida. Los  consagrados y las consagradas están llamados a ser signo concreto y profético de esta cercanía de Dios, de éste compartir la condición de fragilidad, de pecado y de heridas del hombre de nuestro tiempo. Todas las formas de vida consagrada, cada una según sus características, están llamadas a estar en permanente estado de misión, compartiendo «las alegrías y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de hoy, sobre todo de los pobres  y de todos aquellos que sufren» (Gaudium et spes, 1).

El Evangelio también nos dice que «Su padre y su madre estaban admirados por lo que oían decir de él» (v. 33). José y María custodian  el estupor por este encuentro lleno de luz y de esperanza para todos los pueblos. Y también nosotros, como cristianos y como personas consagradas, somos custodios del estupor. Un estupor que pide ser renovado siempre; ay de la costumbre en la vida espiritual; ay de cristalizar nuestros carismas en una doctrina abstracta:  los carismas de los fundadores – como he dicho otras veces – no son para sellar en una botella, no son piezas de museo.  Nuestros fundadores han sido movidos por el  Espíritu y no han tenido miedo de ensuciarse las manos con la vida cotidiana, con los problemas de la gente, recorriendo con coraje las periferias geográficas y existenciales. No se detuvieron ante los  obstáculos y las incomprensiones de los otros, porque mantuvieron en el corazón el estupor por el encuentro con Cristo. No han domesticado la gracia del Evangelio; han tenido siempre en el corazón una sana inquietud por el Señor, un deseo vehemente de llevarlo a los demás, como han hecho María y José en el templo. También hoy nosotros estamos llamados a cumplir elecciones proféticas y valientes.

Finalmente, de la fiesta de hoy aprendemos a vivir la gratitud por el encuentro con Jesús y por el don de la vocación a la vida consagrada. Agradecer, acción de gracias: Eucaristía. Cúan hermoso es cuando encontramos el rostro feliz de personas consagradas,  quizás ya con tantos años como Simeón o Ana,  felices y llenas de gratitud por la propia vocación. Esta es una palabra que puede sintetizar todo aquello que hemos vivido en este Año de la Vida Consagrada: gratitud por el don del Espíritu Santo, que anima siempre a la Iglesia a través de los diversos carismas.

El Evangelio concluye con esta expresión: «El niño iba creciendo y se fortalecía, lleno de sabiduría, y la gracia de Dios estaba con él» (v. 40). Que el Señor Jesús pueda, por la maternal intercesión de Maria, crecer en nosotros, y aumentar en cada uno el deseo  del encuentro, la custodia del estupor y la alegría de la gratitud. Entonces otros serán atraídos por su luz, y podrán encontrar la misericordia del Padre.

Profesiones perpetuas en el Centro de estudios superiores

31 de enero de 2016. Roma. El domingo 31 de enero los hermanos Vinícius Thiedy Marques Guidi (Brasil) y Piotr Konrad Krezalek (Polonia) emitieron la profesión perpetua en el Centro de estudios superiores. Presidió la celebración eucarística nuestro director general, el P. Eduardo Robles-Gil, L.C.

Durante la homilía el P. Eduardo, refiriéndose al evangelio de la liturgia del día comentaba: «En el fondo, ¿A quién respondemos? ¿A quién damos cuenta de nosotros mismos? ¿A quién damos cuenta de nuestra vida, de nuestras acciones, de nuestra consagración? Damos cuenta a Dios nuestro Señor. Y eso nos da una profunda libertad, nos deja libres frente a las expectativas del mundo. Estamos para servir al mundo, a la Iglesia, pero en el fondo respondemos a Dios nuestro Señor. Él es el que nos consagró, Él es el que nos separó y Él es el que nos envió». Más adelante dijo: «Si quisiéramos responder a alguien diferente, que no es Dios nuestro Señor, en ese momento nos encontramos que nunca vamos a satisfacer a nadie […] Cuando tenemos la compañía de Dios nuestro Señor, cuando sabemos que al final del día a Él le respondemos, podemos estar perfectamente tranquilos».

Después, comentando la segunda lectura, la carta de san Pablo a los Corintios, dijo: «El amor es lo que nos capacita profundamente para cumplir con Dios nuestro Señor, el que somos capaces de amar. Vemos a Dios en las personas, en nuestra vida; tenemos esperanza porqué Él nos ha capacitado, nos ha enviado, Él está con nosotros. Él supera nuestras debilidades; pero sobre todo la caridad. La caridad que nos hace podernos comprometer totalmente, para toda la vida, porque confiamos en un amor que no decae. El nuestro es frágil, pero el de Dios es fuerte. Es un amor que permanece. Y basados en ese amor que permanece podemos comprometernos para toda la vida».

El Apostolate Resource Centre preparó un vídeo en portugués y en español sobre la profesión religiosa. En el vídeo, el H. Vinícius comparte lo que significa la profesión religiosa y las motivaciones que le llevaron a entregar toda su vida a Dios en la Legión.

Retiro para sacerdotes: «¿Me amas más que estos?» (Jn. 21, 15)

Roma. 30 de enero de 2016.  El P. Eduardo Robles-Gil, L.C. predicó un retiro espiritual para todos los sacerdotes legionarios que residen en Roma en preparación para la renovación de votos por devoción con ocasión del día de la vida consagrada.

Las reflexiones del retiro giraron en torno en la pregunta de Jesús a Pedro: «¿Me amas más que éstos?». Mencionó la centralidad del amor a Jesucristo en la vida sacerdotal y religiosa y cómo ese amor se convierte espontáneamente en amor hacia los demás. También recordó que el año de la Misericordia ofrece una ocasión especial para vivir concretamente el amor hacia nuestros hermanos.

Ofreció también una serie de textos del Papa Francisco, de la propia espiritualidad para que cada uno pudiera hacer un alto en el camino y considerar delante de Dios cómo responder mejor a la invitación que Jesús nos hace para compartir su vida y colaborar para hacer presente su Reino en el mundo.

«Cantaré eternamente la Misericordia del Señor»

Vista general de la capilla del centro de estudios superiores de Roma. Presidió la celebración eucarística el P. Juan José Arrieta, L.C.
Vista general de la capilla del centro de estudios superiores de Roma. Presidió la celebración eucarística el P. Juan José Arrieta, L.C.

El día de ayer celebramos con profunda gratitud a Dios nuestro Señor el 75º Aniversario de la fundación de la Legión de Cristo y del Movimiento Regnum Christi. El día estuvo enmarcado en un clima de oración y de convivencia entre las diversas realidades de nuestra familia carismática. Agradecemos de corazón a quienes nos han acompañado durante estos primeros 75 años de nuestra historia brindándonos su apoyo y cercanía. Y pedimos a la Santísima Virgen María que su auxilio maternal nos siga acompañando y nos ayude a seguir colaborando con la Iglesia, con renovado compromiso, en la misión de procurar que el amor de Cristo reine en el corazón de los hombres y de la sociedad.

Celebración del 75 aniversario en Monterrey

Monterrey, México. El 3 de enero se reunieron en el gimnasio del Instituto Irlandés de Monterrey, legionarios, consagradas y miembros del Regnum Christi para celebrar y agradecer a Dios nuestro Señor los 75 aniversario de la Legión de Cristo y el Regnum Christi. Presidió la misa el director general de la Legión y el Regnum Christi.

El P. Eduardo Robles-Gil mencionó en la homilía que: «El movimiento Regnum Christi y la Legión de Cristo han sido el lugar de encuentro de Dios con muchos de nosotros, Dios que nos ha buscado, Dios que se ha hecho hombre, Dios que ha suscitado en el corazón de las personas un deseo de hacer algo, ahí nos hemos encontrado con un Dios personal, nos hemos encontrado de una manera significativa con Dios nuestro Señor, ahí nos enamoramos más de Dios, ahí encontramos un sentido para muchas de nuestras inquietudes y algunos de nosotros para toda nuestra vida, es aquí en el Movimiento, es aquí en la Legión donde hemos encontrado personalmente a Dios nuestro Señor».

En la misa presidida por el P. Eduardo concelebraron más de 60 sacerdotes, entre ellos 5 sacerdotes que celebraban su 25 aniversario (los padres Hernán Jiménez, Guillermo Meade, Mario López, Francisco Cepeda, Fernando Delgadillo, Santiago Villafaña) y el P. James McKenna que celebraba 35 años como sacerdote. Durante la celebración eucarística el H. Carlos Ángel, L.C., renovó sus votos por tres años.

Ha sido un día de gran alegría, en el que se ha celebrado el amor de Dios por el Movimiento Regnum Christi y la Legión de Cristo.

Artículo sobre la celebración del 75º aniversario en Monterrey tomado del sitio web del Regnum Christi del territorio de Monterrey.

Agradecidos por la fidelidad de Dios

Aguascalientes, México. El 1 de enero, solemnidad de “María, Madre de Dios”, los miembros del Regnum Christi de Aguascalientes se dieron cita en el Instituto Cumbres para agradecer a Dios con una celebración eucarística por los 75 años de la Legión y el Regnum Christi.

Participaron los miembros del Regnum Christi en la ciudad, algunas familias de legionarios y consagradas, alumnos de los centros vocacionales, las familias de los colegios Alpes, Cumbres, Mano Amiga y de la UNID.

En su homilía el P. Eduardo agradeció a la localidad de Aguascalientes por la acogida y el cariño que siempre ha mostrado a los legionarios,  a las consagradas y consagrados. Y subrayó que esto se notaba en el ambiente de alegría que reinaba entre todos en la celebración para conmemorar los 75 años de la fundación del Regnum Christi.

8ª sesión de la Comisión para la Ratio Institutionis (18 a 24 de diciembre 2015)

Con ambiente navideño, los miembros de la comisión para la elaboración de la Ratio se reunieron del 17 al 24 de diciembre. Dos temas fundamentales estaban en la agenda de esta octava sesión. Por un lado la reflexión sobre el iter formativo del legionario y la elaboración de los esquemas de ideas de cada una de las etapas formativas. Se tuvo especial cuidado en presentar la formación como un permanente proceso marcado por la gradualidad y el progreso formativo constante. El segundo tema central de esta sesión fue el estudio y elaboración de los esquemas de ideas de algunos medios y actividades generales en el proceso formativo, como la dirección espiritual, la corrección fraterna, o el uso de la psicología en la formación legionaria. Por último se dedicó un tiempo para preparar y programar el envío del borrador a los asesores con el fin de sacar el mayor fruto de la consulta.