Category Archives: Noticias

5ª sesión de la Comisión para la Ratio Institutionis del 27 de mayo al 1 de junio de 2015

Del 27 de mayo al 1º de junio tuvo lugar la quinta sesión de reuniones de la comisión para la elaboración de la Ratio Institutionis en la sede de la dirección general. Un mes antes se había enviado el borrador de la primera parte de la Ratio a los diversos consultores internos y externos y a las comunidades legionarias, y ya se estaban recibiendo las primeras aportaciones y sugerencias para enriquecer el texto. En ese contexto se trataron tres puntos. En primer lugar se hizo un balance de la metodología usada hasta el momento en las reuniones y trabajo de la comisión para corregir y mejorar el trabajo realizado. En un segundo momento se pensó los pasos a seguir en la siguiente sesión, del 13 al 17 de julio, para estudiar, reflexionar y aprovechar del mejor modo las diversas aportaciones que esperamos recibir al borrador enviado. En este punto hay que destacar una reunión conjunta entre las comisiones para la elaboración del programa de formación de las tres ramas del Movimiento. En ella, Jorge López por parte de los Laicos Consagrados, y las consagradas Denise Funke, Paula Errázuriz y Mari Carmen Ávila ofrecieron sus opiniones y sugerencias al borrador propuesto. Por último se programó el trabajo para la redacción de la segunda parte de la Ratio. Se elaboró un primer esquema, se marcó el calendario de reuniones y se dieron pautas sobre el método a seguir durante el próximo año.

«Los diáconos son una respuesta a la necesidad de manifestar concretamente el amor misericordioso de Dios»

Mons. Brian Farrell, L.C. ordena diáconos a 20 legionarios de Cristo en Roma

Este sábado 2 de mayo, 20 legionarios de Cristo fueron ordenados diáconos en la capilla del Centro de Estudios Superiores por la imposición de las manos y la oración consagratoria de Mons. Brian Farrell, L.C., secretario del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos.

El P. Daniel Egervári, L.C., uno de los nuevos diáconos, nos comparte su experiencia de lo que fue la ordenación y estos meses de preparación: «Me ha tocado mucho un pensamiento del Papa Francisco recogido en la Carta Circular Alegraos dirigida a nosotros en este año de la Vida Consagrada. El Papa dice más o menos así: “Al llamarnos Dios nos dice: !Tú eres importante para mí, te quiero, cuento contigo! Jesús a cada uno de nosotros nos dice esto. ¡De ahí nace la alegría! La alegría del momento en el que Jesús me ha mirado. Comprender y sentir esto es el secreto de nuestra alegría”. Este pensamiento me ha acompañado durante este tiempo».

 En su homilía Mons. Farrell agradeció al director general de la Legión por la invitación a ordenar a estos hermanos y recordó el gran don que el Señor hace a la Iglesia, al Movimiento, a la Legión, a las familias, a todos los diáconos y «a través de este don el Señor manifiesta su amor por el mundo. La verdad fundamental de nuestra fe es que Dios ha amado tanto al mundo que ha enviado a su unigénito. Este es el fundamento de todo lo que estamos haciendo». Luego invitó a los diáconos a «sentirse introducidos hoy con el sacramento, dentro del grande movimiento de Dios que es la efusión de su amor en el mundo». 

Comentando la primera lectura de los Hechos de los Apóstoles en la que la comunidad elige a algunos hombres para el servicio, Mons. Farrell explicó: «Los apóstoles buscan una solución al problema de la comunidad y ustedes diáconos son la solución a un problema. El problema de fondo es este: ¿cómo manifestar concretamente en la vida de la comunidad, de la Iglesia, el amor misericordioso de Dios? Desde aquel entonces los diáconos se convirtieron en parte esencial de la vida de la Iglesia, de todas las comunidades». Expuso además el ideal del diácono que presenta san Pablo en la carta a los Filipenses y a Timoteo que se resume en santidad y servicio, así como la visión de los primeros cristianos. «Aquellos que son diáconos de los misterios de Jesucristo deben servir a todos en todos los modos. No son diáconos de comidas y bebidas, sino servidores de la Iglesia de Dios», dijo citando a san Ignacio de Antioquía.

Mons. Farrell confió además que lleva a cuatro diáconos en el corazón, pertenecientes a la Iglesia de Abitinia de la que es obispo titular. «En el año 303 había una comunidad floreciente de cristianos […] Había cuatro diáconos, seis lectores y algunos que preparaban las tumbas para los muertos. Fueron arrestados, llevados a Cartago delante del juez y son los famosos mártires del domingo. Cuando les ofrecieron la libertad respondieron: “No podemos vivir sin el domingo”. A estos cuatro diáconos los estimo de manera particular. La decisión de entrar en las órdenes implica reforzar todas las decisiones que hemos tomado hasta este momento de darnos totalmente a Cristo, cualesquiera que sean las consecuencias». Puso en guardia a los nuevos diáconos de cara al mundo hostil en el que les tocará ejercer su ministerio: «Sabemos bien que hoy el mundo no es pacífico, el mundo no acepta fácilmente, en particulares lugares del mundo, el mensaje de la Iglesia. Y hay mártires como aquellos del inicio de la historia del cristianismo. Quiero decir una cosa: el buen pastor guía la grey a los pastos, esto es importante, guía… No debe sólo hablar ex cathedra, debe caminar con ellos. No basta tener la verdad, hay que hacer la verdad en el caminar con la grey». A la luz del Evangelio del Buen Pastor invitó a los nuevos diáconos a «aceptar nuestra grey como es, con sus límites, dificultades, con un amor trascendente, evangélico y no sólo humanismo».

Acompañaron a los nuevos diáconos algunos familiares venidos a Roma desde diversas partes del mundo, las comunidades de legionarios y los equipos de consagradas y de laicos consagrados del Regnum Christi presentes en Roma. También estuvo presente la señora Caterina Gorgerino Cottino que, junto a otros bienhechores italianos, regaló un cíngulo a cada diácono acompañado de una carta para asegurarles su apoyo y su oración. 

Después de la misa algunos de los nuevos diáconos compartieron su experiencia de la ordenación. «La ordenación ha sido una experiencia de Cristo que me ha llamado para estar con él, para vivir su vida. Doy gracias a Cristo por este don tan grade de llamarme a ser su amigo íntimo y su instrumento en la Iglesia y la Legión», comentó el P. Sameer Advani. Al P. Jorge Enrique Mújica el momento de la invocación del Espíritu Santo para que descienda sobres los candidatos fue el que más le tocó: «En ese momento vinieron a mi mente todas las personas que han rezado por mí, creo que soy el fruto de las oraciones de muchas personas y no alcanzamos a medir cuántas personas han estado detrás de este momento. Solamente en el cielo veremos el rostro de cada una de esas personas que han rezado por nosotros». El P. Juan Carlos Quintero, mirando a estos meses de preparación al diaconado con gratitud, los resumió como un tiempo de gracia para descubrir una cosa: «Quiero ser sacerdote según su corazón e instrumento de su misericordia».

Después de la ceremonia se ofreció una comida en el Centro de Estudios Superiores a la que asistieron las familias y algunos invitados. El P. Emilio Díaz-Torre, L.C. felicitó a los nuevos diáconos a nombre de toda la comunidad, agradeció a Mons. Farrell por haber aceptado la invitación y en sus palabras expresó los sentimientos de los directores territoriales al ver a los nuevos diáconos: «A nosotros como directores territoriales nos anima y nos motiva verles llegar a este momento de su vida como diáconos y muy pronto como sacerdotes legionarios». Invitó a los diáconos a seguir confiando mucho en María, Madre de Misericordia, que los sigue con su mirada: «Que ella sea su compañera de camino hasta su ordenación sacerdotal».

Al final de la comida, Mons. Brian Farrell también quiso expresar sus sentimientos en este día de fiesta: «Sólo quiero decir: Gracias a todos ustedes, a toda la Legión y al Movimiento, y en particular al P. Eduardo que me invitó. No sé si pueden imaginar los sentimientos de alegría y gratitud a Dios por esta posibilidad de ser un legionario que puede obrar para que la Legión y la Iglesia tengan más diáconos y luego sacerdotes. Les agradezco y les deseo una grande paz, pero también un grande esfuerzo, porque la Legión en particular, tiene que mostrar que, en un cierto sentido, ha madurado y que tiene la capacidad de mostrar a la Iglesia y al mundo la autenticidad de su carisma. Esto exige de cada uno fidelidad al Señor, fidelidad a la misión concreta de todos los días. La última cosa que quiero decir la he aprendido del Papa Francisco: recen por mí». 

Los nuevos diáconos ordenados hoy en Roma proceden de seis países (Alemania, Brasil, Canadá, Colombia, Italia y México) y tienen una edad promedio de 32 años.

  1. Abel Antonio Rangel Cruz, L.C. (Colombia)    
  2. Cleverson Buffon, L.C. (Brasil)   
  3. Daniel Egervári, L.C. (Alemania)
  4. Daniel Zorrilla Garza, L.C. (México)       
  5. Danilo Renato Stradioto, L.C. (Brasil)   
  6. Federico Macchi, L.C. (Italia)       
  7. Felipe Necco Ramos, L.C. (Brasil)         
  8. Jorge Enrique Mújica Villegas, L.C. (México)  
  9. Jorge Alberto Reyes Cruz, L.C. (México)          
  10. Juan Carlos Quintero Martínez, L.C. (Colombia)        
  11. Luis Ramírez Almanza, L.C. (México)   
  12. Matthew Joseph Whalen, L.C. (Canadá)         
  13. Mauricio Filho, L.C. (Brasil)
  14. Miller Alejandro Mazenett Hurtado, L.C. (Colombia)
  15. Néstor Alfonso Fonseca Figueredo, L.C. (Colombia)
  16. Roberto Juárez Álvarez, L.C. (México)
  17. Sameer Vikram Advani, L.C. (Canadá) 
  18. Stefano Lozza, L.C. (Italia)
  19. Vincenz Maria Heereman, L.C. (Alemania)
  20. William Oswaldo Báez Saavedra, L.C. (Colombia)

La Oficina de comunicación preparó este video de las ordenaciones diaconales y ha puesto a disposición una galería fotográfica.

En los próximos meses otro grupo de hermanos recibirá la ordenación diaconal en Brasil, Chile, España, Francia, Italia, México y Polonia. 

Inician las reuniones para la asignación de la misión

El 27 de abril iniciaron en la Sede de la dirección general las reuniones para la asignación de la misión con la participación de todos los 9 directores territoriales de la Legión de Cristo y los miembros del consejo general. Durante estos días se analizarán los retos de cada territorio, las consultas hechas a los legionarios sobre su apostolado y posible misión, y las necesidades de cada miembro y de la congregación. Es también una ocasión para que los directores territoriales puedan compartir experiencias entre sí y encontrarse personalmente con el director general y sus colaboradores más cercanos. Las reuniones continuarán hasta el 2 de mayo. Los directores territoriales participarán en las ordenaciones diaconales que se conferirán este sábado en el Centro de estudios superiores de Roma.

P. Eduardo Robles-Gil a los miembros del Movimiento de Madrid: “Para que el Regnum Christi tenga futuro, los necesitamos a ustedes, los jóvenes”

Conferencia P. Eduardo Robles-Gil LC en Madrid

“Necesitamos jóvenes enamorados de Cristo. Eso es lo que hizo que muchos estemos aquí. Cuando éramos jóvenes encontramos un lugar para vivir nuestro cristianismo, agradable, atractivo, con sentido de misión. Eso es el futuro del Movimiento. Para que el movimiento tenga futuro y para que en el futuro exista el movimiento, los necesitamos a ustedes, los jóvenes, como testigos”, explicó el pasado domingo, 12 de abril, el director general del Regnum Christi en su primer encuentro con miembros del Movimiento de Madrid.

Un encuentro que tuvo lugar en la Universidad Francisco de Vitoria y en el abordó todos los temas que le plantearon los asistentes: actualidad del Regnum Christi, la visión que tiene el Papa de nosotros, la figura del P. Maciel o los cambios experimentados en la congregación después de la etapa de purificación, entre otros muchos temas.

El P. Eduardo comenzó explicando los pasos que ha dado el Regnum Christi desde las Asambleas de las ramas consagradas y el Capítulo de los legionarios, como la aprobación de sus Constituciones, la creación de Consejos y Comités… Ahora bien, el director general puso el acento en lo que ahora es más importante: la revisión de los Estatutos de 1º y 2º grado. Es muy importante para que “ustedes conozcan más, amen más y sientan más suyo lo que es la realidad del movimiento”. Esta revisión debe extenderse a lo largo de 2015 y mediados de 2016, con la idea de “tener un estatuto que nos diga en esencia qué es lo que somos pero en términos jurídicos”.

A más largo plazo queda otra necesidad: la configuración canónica del Regnum Christi, la cual “tiene una dificultad particular, y es que en el derecho canónico no hay una figura que represente lo que son las nuevas realidades eclesiales entre las que estamos nosotros. No es un problema del Regnum Christi –aclaró el P. Robles Gil-, sino que afecta a muchos otros en la Iglesia. Estamos buscando caminos para la aprobación de las nuevas realidades eclesiales”.

Cercanía en la Iglesia y al Papa
El P. Eduardo también explicó que las relaciones con otras congregaciones y con los obispos en general son buenas. Ha habido un cambio de percepción después de todo lo que se ha vivido.

Sobre la relación con el Papa Francisco explicó que “no representamos una preocupación directa. Nos conoce desde que era Arzobispo de Buenos Aires. El Papa Francisco sí te sigue, aunque no sea lo que más le preocupa. No es un trato demasiado cercano, pero es amable y nos da confianza”.

“La historia es la que es”
Con esta claridad señaló lo que representa el P. Maciel para la historia del Regnum Christi: “La historia es la que es. Tuvimos un fundador que se portó fatal”, pero “también conocemos las palabras del Papa Benedicto XVI de que el fundador es un misterio”.

La misión es “dar testimonio de nuestro compromiso de amor a la Iglesia, y con el Regnum Christi. Podemos decir que el testimonio es esperanzador porque encontramos a Dios en él y en el seno de esta familia espiritual. Creemos en la capacidad evangelizadora del Regnum Christi, y sabemos que ayuda a las personas en su encuentro con Cristo”.

Aprender a ser humildes
El P. Eduardo también explicó algunas de las conclusiones del proceso de purificación. “Hay cosas que aprender. La humildad con la que tenemos que trabajar –señaló como ejemplo-. Estoy orgulloso de ser legionario y miembro del Regnum Christi, pero tenemos que ser más cuidadosos en muchas formulaciones. Hay que sentirse Iglesia y hermanos de muchas otras realidades de la Iglesia”.

Explicó también en donde se encontraban algunos de los problemas que experimentó la congregación: “Nosotros fuimos creciendo mucho y no pudimos tener la misma solidez. No era sana la unidad que teníamos. No era fácilmente gobernable. Ahora hemos aprendido a delegar gobierno en los superiores territoriales. Hay que ser más participativo y hacer mayor delegación. Hemos aprendido a ser más naturales, más normales en muchas cosas”.

En cuanto a la espiritualidad, el padre explicó que “no ha habido tantos cambios. Todo sigue centrado en Cristo, en toda su persona. No seguimos otra cosa que no sea Cristo en el Evangelio”.

Fuente: Lo +RC


Fotografías relacionadas:

El P. Eduardo Robles-Gil visita Barcelona: los colegios, los jóvenes y los miembros del Regnum Christi, sus prioridades

P. Eduardo Robles-Gil visita a Colegios

El P. Eduardo Robles-Gil, L.C., director general del Regnum Christi, en su visita a España, también ha estado unos días en Barcelona. Entre las obras que ha visitado se encuentran los dos colegios RC, el Highlands School Barcelona y el Real Monasterio de Santa Isabel. En el primero tuvo un desayuno con el personal administrativo y le mostraron las instalaciones. Además, pudo compartir un tiempo con los alumnos más pequeños y los de Secundaria.

En el segundo, celebró la Misa en la capilla del colegio, tuvo una conversación con los delegados de los cursos -en representación de todos los alumnos del colegio-, y también con las profesoras y profesores. Más tarde, dedicó un tiempo muy especial a los jóvenes, ya que les presidió la Hora Eucarística del jueves por la tarde. El director general del Regnum Christi también tuvo un encuentro con todos los miembros del movimiento de la localidad de Barcelona en el auditorio del colegio Real Monasterio de Santa Isabel.

Fuente: Lo +RC

Dios no deja jamás incompletas sus obras

El miércoles 25 de febrero, un año después de la conclusión del Capítulo General Extraordinario, el Card. Velasio De Paolis, C.S. aceptó la invitación del gobierno general a presidir una concelebración eucarística en la Sede de la Dirección General. Además de los padres Juan José Arrieta, Sylvester Heereman y Jesús Villagrasa, LL.CC., concelebraron también los padres Gianfranco Ghirlanda, S.J. y Agostino Montan, C.S.I., algunos padres capitulares de las casas de Roma y los sacerdotes legionarios de la sede de la dirección general.

Al inicio de la misa, el P. Arrieta, vicario general, agradeció al Cardenal en nombre del director general y de todos los legionarios por haber aceptado la invitación a agradecer junto con nosotros a Dios por su misericordia y por los dones que nos ha concedido en este último año. También invitó a todos a recordar en la misa a los legionarios que están presentes en la congregación, y también a nuestros hermanos que ya no están, para cada uno dé con su vida y ministerio mucha gloria a Dios y sirva a la Iglesia y a los hombres.

En su homilía, el Card. De Paolis, comentó los dos argumentos presentes en el libro de Jonás —el pecado y el modo de borrarlo— en relación directa con el Evangelio. El signo de Jonás, del que habla Jesús, es el signo de una «presencia que ofrece el perdón a todos, un signo de penitencia y de misericordia que Dios ofrece a toda creatura humana». Exhortó a tener los ojos abiertos para interpretar los signos de los tiempos, para reconocer a Cristo vivo y presente entre nosotros, quien con su misericordia y bondad viene al encuentro de nuestro pecado: «No vayamos a buscar estos signos quién sabe dónde: es el signo de Jonás, el signo de Jesucristo que está en medio de nosotros, que nos da continuamente el don de su misericordia, su bondad, su perdón, el don de su Santo Espíritu».

Al final de la misa, dirigiéndose a los asistentes, el Card. De Paolis, agradeció por la invitación a celebrar la misa en el 1º aniversario de la conclusión del Capítulo. «Es un momento hermoso, un momento para agradecer al Señor, por todo el bien que ha hecho en nuestros corazones», dijo. Recordó también que el Señor nunca abandona a sus obras y que lleva a cumplimiento las buenas obras que Él mismo ha comenzado.

CIVCSVA aprueba las Constituciones de la Legión de Cristo

(Traducción del original italiano)

Prot. n. R. 111-1/2014

 

Reverendo Director,

La presente es respuesta a su carta del 9 de octubre de 2014 con la cual, siguiendo lasObservaciones de este Dicasterio, ha entregado el Texto Constitucional que lo ha acogido.

Esta Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, después de un atento estudio, aprueba las Constituciones de los «Legionarios de Cristo» según el texto presentado, excepto cuanto sigue:

  • no se aprueba lo dispuesto en los nn. 1,2º; 16; 112; 130 §2, en cuanto se refieren al Movimiento Regnum Christi, cuya naturaleza canónica está todavía por definirse.
  • El art. 198 §2 se aprueba, pero con la siguiente formulación: «El administrador territorial sea un sacerdote, miembro del Instituto, al menos de treinta años de edad», eliminando el contenido entre corchetes.

 

Confío vivamente que la observancia de las Constituciones sea para los legionarios de Cristo una ayuda valiosa en la realización de su compromiso apostólico, en fidelidad al carisma.

No obstante cualquier disposición contraria.

Desde el Vaticano, 16 de octubre de 2014, Memoria de Santa Margarita M. Alacoque.

 

+ José Rodríguez Carballo, O.F.M.
Arzobispo secretario

P. Sebastiano Paciolla, O. Cist.
Subsecretario

___________________________________
Reverendo P. Eduardo Robles-Gil, L.C.
Director General
Legionarios de Cristo

 

El Papa Francisco escribe una carta al Cardenal De Paolis

A continuación ofrecemos una traducción no oficial de la carta del Santo padre al Delegado Pontificio.

***

Al venerado hermano

Cardenal VELASIO DE PAOLIS

Durante la audiencia del pasado 27 de mayo, Ud. me habló sobre el desarrollo de su ministerio como Delegado para la Congregación de los Legionarios de Cristo, que le confió mi amado predecesor, Benedicto XVI, el 16 de junio de 2010.

Deseo agradecerle que me haya puesto al corriente del trabajo realizado en cumplimiento de esta delicada encomienda. También le hago saber que he estudiado con atención cuanto me expone en la Relación que me adjuntó a la carta del pasado 10 de mayo, en las Relaciones precedentes y en el material relativo a la Visita apostólica que tuvo lugar entre 2009 y 2010.

Le confirmo que su mandato concluirá con la celebración del Capítulo extraordinario de la Congregación de los Legionarios de Cristo, presidido por Ud., que se celebrará a inicios de 2014. Este Capítulo tendrá como tareas principales la elección de un nuevo gobierno del Instituto y la aprobación de las nuevas Constituciones, que Ud. luego me remitirá para el correspondiente examen. Estos son pasos imprescindibles para el camino de una renovación auténtica y profunda de la Congregación de los Legionarios de Cristo e, indirectamente, también para la actividad de todo el Movimiento Regnum Christi.

Por tanto le ruego me mantenga informado acerca del proceso de preparación del Capítulo, sobre el cual invoco la asistencia del Espíritu Santo para que inspire en todos los religiosos una completa dedicación a la tarea del discernimiento sobre su propia vocación en la Iglesia y en el mundo.

Le expreso también mi vivo reconocimiento por la entrega con que se prodiga a esta tarea. Deseo dirigir, a través de Ud., una palabra de aliento a todos los Legionarios de Cristo, a los consagrados y a las consagradas del Movimiento Regnum Christi y a los laicos comprometidos en él. A todos ellos les aseguro mi oración y de corazón les envío una especial Bendición Apostólica, confiándolos a todos a la materna protección de María, Madre de la Iglesia.

Desde el Vaticano, 19 de junio de 2013.

Francisco

 

La carta original en italiano puede ser descargada aquí.

Carta del Delegado Pontificio: El borrador de las Constituciones

Cardinale Velasio De Paolis, c.s.
Piazza del Sant’Uffizio, 11
00120 CITTÀ DEL VATICANO

Roma, 20 de junio de 2013

A los legionarios de Cristo

Muy queridos hermanos,

Al nombrarme Delegado Pontificio el 16 de junio de 2010, el Santo Padre me confirió el encargo de gobernar en su nombre la Legión de Cristo «durante el tiempo que sea necesario para completar el camino de renovación y conducirlo a la celebración de un Capítulo General Extraordinario, que tendrá como fin principal llevar a término la revisión de las Constituciones».

En el Decreto aplicativo del 9 de julio de 2010 se precisaba que «en la revisión de las Constituciones deben colaborar todos los miembros del Instituto, sea a nivel individual como comunitario, […] que se han de sentir responsables de la revisión y reelaboración del propio proyecto de vida evangélica, siempre en armonía con la enseñanza de la Iglesia». Durante esos tres años, todos habéis tenido la oportunidad de participar en la revisión del texto constitucional. Este ejercicio de diálogo e intercambio fraterno ha demostrado ser especialmente fecundo para profundizar en el don recibido de Dios para el bien de la Iglesia. Más que un camino técnico para la redacción de un texto constitucional, hemos vivido un gran examen de conciencia, y un proceso de purificación y de renovación.

La Comisión central para la revisión de las Constituciones ha tomado en consideración todas las propuestas de los territorios, de las comunidades y las aportaciones individuales. Ha hecho una selección y una síntesis de las mismas cuyo fruto es el borrador del nuevo texto constitucional que ha sido redactado según los criterios que han guiado todo nuestro trabajo y se establecen de modo particular en los cc. 578 y 587 del Código de Derecho Canónico:

578 Todos han de observar con fidelidad la mente y propósitos de los fundadores, corroborados por la autoridad eclesiástica competente, acerca de la naturaleza, fin, espíritu y carácter de cada instituto, así como también sus sanas tradiciones, todo lo cual constituye el patrimonio del instituto.

587 § 1. Para defender con mayor fidelidad la vocación y la identidad de cada instituto, en el código fundamental o constituciones de cada uno de ellos deben contenerse, además de lo que se ordena observar en el c. 578, las normas fundamentales sobre el gobierno del instituto y la disciplina de sus miembros, la incorporación y formación de éstos, así como el objeto propio de los vínculos sagrados.
§ 2. Ese código es aprobado por la autoridad competente de la Iglesia, y sólo con su consentimiento puede modificarse.
§ 3. En ese código se han de armonizar convenientemente los elementos espirituales y jurídicos; pero no deben multiplicarse las normas sin necesidad.
§ 4. Las demás normas establecidas por la autoridad competente del instituto se recogerán convenientemente en otros códigos, normas que pueden revisarse y acomodarse cuando sea oportuno, según las exigencias de los lugares y tiempos.

Hoy tengo finalmente la alegría de enviaros el borrador del texto constitucional para que podáis ofrecer una ulterior contribución. Este borrador será presentado al Capítulo General junto con las propuestas y sugerencias que hagan las asambleas territoriales. Este texto ha sido estudiado en las reuniones plenarias de la Comisión, que yo presido y de la que forman parte dos de mis consejeros, los padres Gianfranco Ghirlanda y Agostino Montan. Ahí han sido aprobadas después de una madura reflexión realizada junto a ellos y a los legionarios miembros de la Comisión.

Para cumplir el mandato del Santo Padre que hacía notar «además del celo sincero y de la fervorosa vida religiosa de un gran número de miembros de la Congregación, la necesidad y urgencia de un camino de profunda revisión del carisma del Instituto», el borrador del texto constitucional define la naturaleza, fin, espíritu y apostolado del Instituto che constituyen su patrimonio y deben ser custodiados y en los que se debe profundizar permanentemente (cf. c. 578).

También hay novedades y cambios. En primer lugar se ha hecho el esfuerzo para distinguir lo que pertenece a las Constituciones y que da estabilidad al Instituto de lo que, en cambio, debería formar parte de los códigos secundarios para darle así, al mismo tiempo, flexibilidad. El estilo del lenguaje es más sobrio y menos exhortativo, más conciso y claro, como es costumbre en los textos constitucionales. También se busca armonizar las normas con los principios teológicos y espirituales que les dan sentido. Es importante tener presente que las Constituciones no pretenden ser un tratado completo de espiritualidad o de vida religiosa; su función es evidenciar algunos elementos esenciales de la espiritualidad del Instituto y remiten a otros textos adecuados para su ulterior desarrollo y profundización. (cf. c. 587 §3)

El Directorio, que forma parte del derecho propio del Instituto y, por ello, tiene un valor normativo, completa lo que se dice en las Constituciones. Todavía está pendiente su redacción, pero contendrá elementos más aplicativos que la autoridad competente de la Congregación (el Capítulo General o la dirección general) podrá adaptar a las situaciones de tiempos y lugares.

En los números sobre el ejercicio de la autoridad se subraya la necesidad de los consejeros y de las consultas para que ésta sea más participativa. Se subraya al mismo tiempo la responsabilidad irrenunciable del gobierno personal de los superiores para evitar así el peligro de una cierta dispersión o que se dé una autoridad difusa. El gobierno se articula en tres niveles: general, territorial y local. Se busca que haya una equilibrada descentralización y una relación más armoniosa entre ellos, dando especial relieve y autonomía a los directores territoriales según el derecho puesto que son Superiores mayores y Ordinarios (cf. c. 134 §1).

Por lo que ve a la formación y disciplina religiosa, la nueva redacción hace más explícitos los principios de la responsabilidad personal, la importancia del discernimiento, el ámbito para la libertad de conciencia, el primado de la gracia y la vida fraterna. El texto también se ha enriquecido con el magisterio más reciente y, además, hace una referencia explícita al Movimiento Regnum Christi. Reconocemos que sobre este último punto todavía necesitamos una reflexión ulterior que nos ayude a profundizar más.

Ahora, quedando a salvo el derecho de cada uno de enviar sus opiniones y sugerencias al Capítulo General (cf. c. 631 §3), las asambleas territoriales tienen la tarea de estudiar este borrador y, sobre todo, expresar si refleja, custodia y promueve adecuadamente el patrimonio del Instituto en el sentido del c. 587 §1. Se pide, de manera especial, la reflexión temática sobre algunos puntos que propone la Comisión Central según lo que establece el n. 39 del Reglamento para las Asambleas Territoriales.

Quiero agradeceros por vuestra colaboración en esta revisión y, de manera particular, deseo manifestar mi gratitud a los miembros de las comisiones territoriales y de la Comisión Central por el arduo trabajo realizado.

Confiamos a la Madre Dios, Reina de los apóstoles, los pasos que debemos dar en los próximos meses para que ella nos obtenga del Espíritu Santo la luz y la gracia para llegar a la meta de nuestro camino.

En el Señor Jesús,

+Velasio Card. De Paolis, c.s.

Texto original: italiano