Inicia en Roma la Asamblea de Directores territoriales

El día de hoy inició en Roma la Asamblea de Directores territoriales prevista en las Constituciones (cf. n. 150) que reúne a los directores territoriales de la Legión de Cristo. También están presentes en esta Asamblea las directoras territoriales de las consagradas y los responsables territoriales de los laicos consagrados del Regnum Christi.

La Asamblea inició con una celebración eucarística presidida por el padre Germán Arana, SJ, jesuita especializado en la dirección espiritual y en la formación de sacerdotes. Durante la homilía, basándose en la liturgia del día correspondiente a la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, el padre Germán invitó a los presentes a ver en la cruz de Cristo un signo de esperanza y de victoria. «Toda realidad humana por rota que esté podrá ser rehecha por la fuerza de la Cruz», dijo. Y después añadió: «La ciencia de la cruz es la ciencia de nuestra fe, la única senda por la cual el Señor nos invita a caminar».

Tras concluir la celebración eucarística el padre Germán Arana, SJ, predicó el retiro espiritual previsto para el inicio de la Asamblea y desarrolló el tema de la autoridad de Jesús y el ejercicio de la autoridad en la Iglesia. Durante la predicación mencionó que el ejercicio de autoridad en la Iglesia consiste en el ejercicio pleno de la misericordia divina y es un servicio que constituye una participación en la autoridad de Jesús. Asimismo explicó que quien ejerce este servicio en la Iglesia debe hacerlo con humildad y ejercitando constantemente la fe para tomar conciencia de que es Jesús mismo quien le envía.

Refiriéndose al pasaje evangélico de Jn 10, 17-18 que dice: «El Padre me ama porque yo doy mi vida para recobrarla. Nadie me la quita, sino que la doy por mí mismo», comentó que quien ha sido llamado a ejercer la autoridad, también es despojado de planes personales para dedicarse a dar la vida por y a los demás. Dijo que es una elección que debe ser asumida con libertad y confianza para poder ser ministros de la misericordia. Invitó también a reflexionar que la autoridad de Cristo se enfrenta constantemente con los poderes de este mundo y que en la medida en que la autoridad de la Iglesia se parece a la autoridad ejercida por Cristo, también debe pasar por la cruz, pero siempre con la confianza de que es Jesús mismo quien envía a ayudar a los hermanos.

Las Asamblea de Directores territoriales concluirá el próximo jueves, 22 de septiembre.