Tag Archives: Cardenal De Paolis

Dios no deja jamás incompletas sus obras

El miércoles 25 de febrero, un año después de la conclusión del Capítulo General Extraordinario, el Card. Velasio De Paolis, C.S. aceptó la invitación del gobierno general a presidir una concelebración eucarística en la Sede de la Dirección General. Además de los padres Juan José Arrieta, Sylvester Heereman y Jesús Villagrasa, LL.CC., concelebraron también los padres Gianfranco Ghirlanda, S.J. y Agostino Montan, C.S.I., algunos padres capitulares de las casas de Roma y los sacerdotes legionarios de la sede de la dirección general.

Al inicio de la misa, el P. Arrieta, vicario general, agradeció al Cardenal en nombre del director general y de todos los legionarios por haber aceptado la invitación a agradecer junto con nosotros a Dios por su misericordia y por los dones que nos ha concedido en este último año. También invitó a todos a recordar en la misa a los legionarios que están presentes en la congregación, y también a nuestros hermanos que ya no están, para cada uno dé con su vida y ministerio mucha gloria a Dios y sirva a la Iglesia y a los hombres.

En su homilía, el Card. De Paolis, comentó los dos argumentos presentes en el libro de Jonás —el pecado y el modo de borrarlo— en relación directa con el Evangelio. El signo de Jonás, del que habla Jesús, es el signo de una «presencia que ofrece el perdón a todos, un signo de penitencia y de misericordia que Dios ofrece a toda creatura humana». Exhortó a tener los ojos abiertos para interpretar los signos de los tiempos, para reconocer a Cristo vivo y presente entre nosotros, quien con su misericordia y bondad viene al encuentro de nuestro pecado: «No vayamos a buscar estos signos quién sabe dónde: es el signo de Jonás, el signo de Jesucristo que está en medio de nosotros, que nos da continuamente el don de su misericordia, su bondad, su perdón, el don de su Santo Espíritu».

Al final de la misa, dirigiéndose a los asistentes, el Card. De Paolis, agradeció por la invitación a celebrar la misa en el 1º aniversario de la conclusión del Capítulo. «Es un momento hermoso, un momento para agradecer al Señor, por todo el bien que ha hecho en nuestros corazones», dijo. Recordó también que el Señor nunca abandona a sus obras y que lleva a cumplimiento las buenas obras que Él mismo ha comenzado.

El Papa Francisco escribe una carta al Cardenal De Paolis

A continuación ofrecemos una traducción no oficial de la carta del Santo padre al Delegado Pontificio.

***

Al venerado hermano

Cardenal VELASIO DE PAOLIS

Durante la audiencia del pasado 27 de mayo, Ud. me habló sobre el desarrollo de su ministerio como Delegado para la Congregación de los Legionarios de Cristo, que le confió mi amado predecesor, Benedicto XVI, el 16 de junio de 2010.

Deseo agradecerle que me haya puesto al corriente del trabajo realizado en cumplimiento de esta delicada encomienda. También le hago saber que he estudiado con atención cuanto me expone en la Relación que me adjuntó a la carta del pasado 10 de mayo, en las Relaciones precedentes y en el material relativo a la Visita apostólica que tuvo lugar entre 2009 y 2010.

Le confirmo que su mandato concluirá con la celebración del Capítulo extraordinario de la Congregación de los Legionarios de Cristo, presidido por Ud., que se celebrará a inicios de 2014. Este Capítulo tendrá como tareas principales la elección de un nuevo gobierno del Instituto y la aprobación de las nuevas Constituciones, que Ud. luego me remitirá para el correspondiente examen. Estos son pasos imprescindibles para el camino de una renovación auténtica y profunda de la Congregación de los Legionarios de Cristo e, indirectamente, también para la actividad de todo el Movimiento Regnum Christi.

Por tanto le ruego me mantenga informado acerca del proceso de preparación del Capítulo, sobre el cual invoco la asistencia del Espíritu Santo para que inspire en todos los religiosos una completa dedicación a la tarea del discernimiento sobre su propia vocación en la Iglesia y en el mundo.

Le expreso también mi vivo reconocimiento por la entrega con que se prodiga a esta tarea. Deseo dirigir, a través de Ud., una palabra de aliento a todos los Legionarios de Cristo, a los consagrados y a las consagradas del Movimiento Regnum Christi y a los laicos comprometidos en él. A todos ellos les aseguro mi oración y de corazón les envío una especial Bendición Apostólica, confiándolos a todos a la materna protección de María, Madre de la Iglesia.

Desde el Vaticano, 19 de junio de 2013.

Francisco

 

La carta original en italiano puede ser descargada aquí.