El jueves 6 de septiembre, el P. Alfonso Samaniego, L.C. partió hacia la casa del Padre. Tuvo que ser sometido a una intervención quirúrgica por trombosis y su corazón estaba ya muy débil. Antes de la operación se confesó y recibió la Unción de los enfermos con la Bendición Apostólica.

Pedimos a todos unirnos en oración por el eterno descanso del P. Alfonso, así como a su hermano, el P. Tarsicio quien vive en el Noviciado de Cheshire, a su hermana Guadalupe, a sus familiares, a su comunidad y a todas las personas que le han sido cercanas en estos años de vida religiosa y sacerdotal.

Roguemos al Señor por su eterno descanso.

Será velado en la Parroquia Sedes Sapientiae a partir de media día del viernes 7. La misa de exequias será el sábado a las 12 del día en la Capilla Universitaria de la Universidad Anáhuac.

El entierro será en el Panteón Francés después de la misa de exequias.

El P. Alfonso Samaniego Barriga, L.C. nació el 7 de agosto de 1932 en Puruándiro, Michoacán. Ingresó al noviciado de la Legión de Cristo el 15 de septiembre de 1949 y realizó su profesión perpetua el 7 de octubre de 1955.

Se ordenó sacerdote el 13 de septiembre de 1959 en Salamanca, España por Mons. Arturo Quintanilla Manzanares. Fue director del Instituto Cumbres Lomas de 1962 a 1968. Fue rector de la Universidad Anáhuac México campus Norte de 1978 a 1981. También trabajo como director territorial en México, director de FAME, secciones de señores del Regnum Christi en diversos países como España, Estados Unidos y México.


Les invitamos a encomendarlo en sus oraciones para que Dios nuestro Señor le conceda el descanso eterno y brille sobre él la luz perpetua.

Aquí pueden expresar sus condolencias o compartir algún recuerdo del P. Alfonso.

¡Descanse en paz!


Si desea expresar sus condolencias o compartir un recuerdo personal de él:

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  1. Descanse en Paz un hombre que dedicó su vida al cumplimiento del deber en su misión apostólica y sacerdotal . Ofrezco Oraciones por sus familiares y amigos . Y años padres que lo acompañaron en su mision

  2. Dios le tenga en su gloria. El P. Alfonso fue quien me dió la primera comunión y fue muy cercano a mis papás. Un gran sacerdote y hombre fiel y de fe. QEPD

  3. En alguno de esos años, entre 1962 y 1968; un 10 de Mayo, regresó mi mamá del desayuno que hacían en el Cumbres, y con lágrimas en los ojos, nos contó que el Padre Samaniego había empezado su discurso diciendo así: “Madre, esta palabra, la debería de decir de rodillas”.
    Mis Oraciones hoy y siempre para el Padre Alfonso.

  4. Muy querido P Alfonso, siempre lo he recordado con mucho cariño y agradecimiento por todo lo que usted hizo por mi familia; gracias a usted mi mamá se incorporo al Regnum Christi.
    Todos mi familia le recordaremos con mucho cariño.
    Desde el cielo no deje de seguir pidieondo por tantas personas que tuvimos la gracias de beneficiarnos con su sacerdocio y sus consejos.

  5. Recuerdo al P. Alfonso con cariño y admiración, como director general del Cumbres a durante todo mi paso por la primaria… de esto hace ya muchos años. Descanse en la paz del Señor a quien sirvió toda su vida.

  6. Descanse en paz el P. Samaniego, L.C. Le doy gracias a Dios por su fidelidad hasta la muerte y por su gran Amor a Cristo a través del servicio de su Apostolado en la Legión de Cristo.

    Mis oraciones por su familia.

    Marlene González.

  7. Lamento mucho la pérdida del Padre Alfonso, mis sinceras oraciones por el eterno descanso de su alma, así como para que nuestro Señor les de la fortaleza para enfrentar está perdida.

  8. Mando un sentido abrazo a la familia y a la comunidad en la seguridad de que con su vida se abra ganado una buena estancia en la Casa del Padre.

  9. Dios sabe más. Con la necesidad de sacerdotes que tenemos , será que ya habrían cumplido su misión en la tierra y junto a Él podrán trabajar más su mies. Nuestras oraciones, familia García Cortés (España)

  10. Gratos recuerdos los que afluyen a mi memoria compartiendo mesa de decisiones en México D.F. con el P.Acevedo. Mente preclara y serena, sin separarse del influjo del Espíritu Santo, para siempre hablar desde su condición de sacerdote. Que Dios lo bendiga y ore al Señor por nosotros, a los que su sola presencia nos hizo el bien. Amén.

  11. Querido P. Alfonso, lo recordaré siempre con mucho cariño y admiración. Le agradezco toda su ayuda durante los años que fui Prefecto de disciplina y sobre todo sus estupendos consejos cuando dirigí la Preparatoria Cumbres. Nunca me cansé de pedirle que escribiera libros sobre nuestro sistema educativo. Espero que entre sus apuntes podamos encontrar joyas que nos ayuden a seguir ofreciendo a nuestros alumnos consejos que les ayuden a encontrar la plenitud en sus vidas. Ahora si le deseo que pueda disfrutar sus vacaciones en el cielo!