«Enséñame a amar como tú nos has amado» - Jornada mundial de la juventud en Pánama

«Enséñame a amar como tú nos has amado» – Jornada mundial de la juventud en Pánama

«Enséñame a amar como tú nos has amado» - Jornada mundial de la juventud en PánamaEl 23 de enero el papa Francisco llegó a Panamá para acompañar a las personas que participaron en la Jornada mundial de la Juventud (JMJ), que se llevó a cabo en ese país del 22 al 27 de enero. «Pedro está con ustedes para celebrar y renovar la fe y la esperanza. Pedro y la Iglesia caminan con ustedes y queremos decirles que no tengan miedo, que vayan adelante con esa energía renovadora y esa inquietud constante que nos ayuda y moviliza a ser más alegres y más disponibles, más “testigos del Evangelio”», dijo el Papa en la ceremonia de acogida y apertura de la JMJ.

«No deja de sorprenderme y alegrarme ver a tantos jóvenes de tantos países del mundo reunidos por una misma razón: Cristo. Gracias al amor y la alegría que muestran tantos jóvenes se siente que Jesús está presente en cada uno de nosotros», comentó Manuela Escala, una de las participantes, y es que asistieron cientos de miles de jóvenes de todas partes del mundo entre los que se contaban más de 1,100 miembros del Regnum Christi de varios países (Chile, Venezuela, Colombia, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Estados Unidos, México, Alemania, Argentina, Brasil, entre otros).

«Enséñame a amar como tú nos has amado» - Jornada mundial de la juventud en PánamaVarios de ellos expresaron que, gracias a la JMJ, pudieron experimentar cómo su vocación se desarrolla en la Iglesia y al servicio de la Iglesia, «una Iglesia viva, joven, con una sed insaciable de Cristo y unas profundas ganas de hacer lío», como dijo Juan Luis Mingo.

Por supuesto, no todo es fácil y a veces «es difícil hacer atractiva una semana en la que se duerme en el suelo y hay caminatas de 16 km a 30°, pero es evidente que la felicidad del encuentro con Cristo recompensa todos los sacrificios de esa semana increíble y agotadora. Prueba de ello somos los miles los jóvenes reunidos para escuchar una vez más el mensaje del Papa», dijo Bernardita Janssen, joven del Regnum Christi en Chile.

La JMJ llevó por lema «He aquí la sierva del Señor, hágase en mí según tu palabra», lema que usó el papa Francisco para recordar que la respuesta del cristiano al amor de Dios debe ser semejante al «sí» de María que no fue resignado o pasivo, sino «el “sí” de quién quiere comprometerse y arriesgar, de quien quiere apostarlo todo, sin más seguridad que la certeza de saber que era portadora de una promesa».

«Enséñame a amar como tú nos has amado» - Jornada mundial de la juventud en PánamaUna experiencia similar hizo Clarissa Arentsen, quien comentó que a través de las dificultades puedes «conocer un lado tuyo que no sabías que existía, ese lado que se preocupa más por el prójimo que por tus problemas. Así da gusto vivir». Por su parte, Ernesto Elgart añadió que uno se da cuenta que todo vale la pena al «llegar agotado al final del día por todo lo que diste durante el día, todo lo que entregaste, todo lo que hiciste, y sumarle, además, los momentos de reflexión con todo el grupo que ayudan a pensar sobre el día y a tener una conversación muy cercana e íntima con Dios».

«María sin duda tendría una misión muy difícil, pero las dificultades no eran una razón para decir “no”. Seguro que tendría complicaciones, pero no serían las mismas complicaciones que se producen cuando la cobardía nos paraliza por no tener todo claro o asegurado de antemano. María no compró un seguro de vida, María se jugó y por eso es fuerte, por eso es una influencer, es la influencer de Dios. El “sí” y las ganas de servir fueron más fuertes que las dudas y las dificultades. Esta tarde también escuchamos cómo el “sí” de María hace eco y se multiplica de generación en generación», añadió el Papa en la en la Vigilia del 26 de enero.

«Enséñame a amar como tú nos has amado» - Jornada mundial de la juventud en PánamaEstas y otras palabras del Papa fueron recibidas por algunos de los jóvenes como «un regalo de Dios». Es el caso, de Pablo Sada, colaborador del Regnum Christi, quien comentó: «Los mensajes del Papa, me recuerdan mi misión como laico dentro del Regnum Christi y de la Iglesia, una misión que pasa por arriesgarlo todo; jugar el partido sin miedo a perder porque Cristo está conmigo y renovar, junto con Maria, el hágase en mí tu Voluntad todos los días de mi vida “Fiat!”».

Pero sin duda alguna, el regalo más grande que esperamos que se hayan llevado los participantes es el encuentro personal con Cristo. Un encuentro similar al que describe Juliana Coronado, miembro del Regnum Christi, quien comentó: «Tuve la experiencia de encontrarme verdaderamente con un Cristo joven. Un Cristo guerrero, luchador, valiente, alegre, fuerte, pero también cansado, sudado, enfermo, hambriento, necesitado. Un Cristo verdadero, real y presente en cada uno de mis compañeros y en cada uno de los demás peregrinos y participantes del evento […]. Verlos a ellos, la mayoría jóvenes como yo, personas llenas de sueños y esperanzas, me hizo sentir que no estaba sola, sino todo lo contrario. Me sentía muy amada por Dios gracias a ellos».

«Enséñame a amar como tú nos has amado» - Jornada mundial de la juventud en PánamaUna experiencia parecida a la de Ángela Rodríguez, colaboradora del Regnum Christi en Colombia, quien también destacó la importancia de un encuentro «con Cristo por medio de mi familia Regnum Christi que me ayuda a elevar mi mirada a Dios y sentirme acompañada en este camino contracorriente […]. Encuentro con mis hermanos colaboradores, cuyo testimonio me reafirman que vale la pena entregarse por completo a Dios y a los demás. Encuentro con jóvenes de muchas partes del mundo […] con un mismo deseo en el corazón que nos une: el deseo de trascender, de parecernos más a Cristo y de amar como Él lo hace. Me encontré con una Iglesia joven que late con un mismo corazón y que festeja su fe con una alegría plena y da paz; una felicidad que sobrepasa las dificultades, tristezas y dolor; una felicidad que solo puede venir de Dios y que el mundo necesita».

«Enséñame a amar como tú nos has amado» - Jornada mundial de la juventud en Pánama«Cada uno volverá a casa con la fuerza nueva que se genera cada vez que nos encontramos con los otros y con el Señor, llenos del Espíritu Santo para recordar y mantener vivo ese sueño que nos hace hermanos y que estamos invitados a no dejar que se congele en el corazón del mundo: allí donde nos encontremos, haciendo lo que estemos haciendo, siempre podremos levantar la mirada y decir: Señor, enséñame a amar como tú nos has amado», dijo el papa Francisco.

También los jóvenes del Regnum Christi deben pedir a Dios que nos enseñe a amar como Él nos ama y volver a sus secciones del Regnum Christi, a esta «familia, a la cual uno puede acudir en cualquier instancia, ya sea para resolver dudas, crear nuevos proyectos, rezar, peregrinar, hablar de la actualidad, etc […]. Esto también nos mueve a ser misioneros en toda instancia, para llevar ese amor a todos y ser verdaderos apóstoles al servicio de la Iglesia», comentó Isidora Gutiérrez, miembro del Regnum Christi en Chile.