Despiden al padre Joseph Anthony Southwood, L.C.

El lunes 25 de enero se realizó en la capilla de la Universidad Anáhuac México, Campus Norte, la Misa de cuerpo presente del padre Joseph Anthony Southwood, L.C., quien falleció el 22 de enero en la ciudad de México.

A la Misa, que se transmitió por redes sociales, asistieron los miembros del Colegio Directivo Territorial del Regnum Christi en México y Centroamérica, Lorenza Sanromán, José Mateos y P. Alberto Simán, L.C., así como un limitado número de miembros del Regnum Christi del territorio.

En su homilía, el P. Alberto Simán, L.C., Director Territorial de los Legionarios de Cristo, mencionó que “la vida del padre Joseph fue una búsqueda de la voluntad de dios con alegría. Si puedo destacar una virtud entre muchas otras del padre Joseph era su alegría, era su sonrisa. Y estoy seguro de que muchos de nosotros y no solo por las fotos del padre Joseph, lo recordamos así, con una sonrisa”.

Recordó también “cómo tenia esa cualidad de hacerse niño con los niños y de vivir muchos aspectos de su vida con la sencillez del niño, con la alegría del niño. Podría inclusive decir que en algunos aspectos con la inocencia del niño”.

Yo creo que desde la ventana del cielo desde donde nos ve nos invita a eso, a la alegría que brota de la esperanza en Jesucristo y en su amor misericordioso. De la alegría y la sonrisa de quien sabe permanecer en Él.

Al recordar la lectura del Santo Evangelio mencionó: “Cristo es fiel y por eso me invita a permanecer en él. Y creo que es una de las grandes lecciones que podemos sacar de la, relativamente breve, vida del padre Joseph, 54 años. Es un hombre cuya alegría, cuya sonrisa brotó de ese esfuerzo cotidiano de permanecer unido a Cristo. Y, nosotros, consagrados a Dios, con nuestras faltas y miserias, que nosotros podamos vivir también nuestra vida así, con la alegría que brota de la esperanza de la fidelidad de Jesucristo, que si bien me invita a permanecer en Él, es É quien permanece a mi lado y quien no me deja, quien viene por mí, quien me toma de la mano, quien me ha dado su espíritu para convertir mi cuerpo en un templo, el templo de Dios. Y por eso hoy queremos darle este último adiós al padre Joseph, que si bien ya no está aquí pero veneramos también con fe en la resurrección sus restos mortales, desde aquí poderle decir: Padre Joseph, gracias por el testimonio de su vida, gracias por su entrega, por su amor a la Legión y al Regnum Christi, por su amor a sus hermanos legionarios, por su confianza en todo este proceso que hemos llevado estos años, siempre con alegría, siempre con una sonrisa, pidámosle a Dios este don”.

El padre Simán pidió finalmente de manera especial por la familia del padre Joseph, particularmente por su mamá y agradeció por su generosidad y las enseñanzas que transmitió y se manifestaron en la vida y ministerio el padre Joseph.

Posterior a la Santa Misa, los restos mortales del padre Joseph fueron llevados al panteón francés, donde se le dio el último adiós.

Galería fotográfica https://flic.kr/s/aHsmTVnrQh

Liga misa en vivo: